Juan Manuel Grijalvo - Los doce puntos del Pacte

 


El Pacte nos ha presentado la versión 2003 de su catálogo de doce buenas intenciones, organizadas en categorías, a saber: turismo, territorio y transporte. Es evidente que sobran dos, porque nadie puede cumplir más de diez mandamientos. Hoy, si usted quiere, podemos examinarlas y hacer algunos pronósticos, a base de mis teorías generales sobre accesibilidad, movilidad, administración única para Eivissa y enlace fijo con Formentera. Vamos a por ellas.

1 - Protección del patrimonio natural.

El irracional reparto de territorios y competencias entre municipios y Consell, complicado por el Govern Balear y lo que aún queda en Madrid, más lo que viene de Bruselas, y elevado todo a la enésima potencia por la proliferación de consorcios, mesas y mancomunidades, no permite proteger eficazmente ni una jaula de grillos. La administración única en Eivissa no garantiza que se haga. El actual desconcierto garantiza que no se hará.

Los automóviles reparten gases de escape y partículas contaminantes por toda la isla. Un sistema eléctrico concentra el problema en las centrales generadoras y permite algún grado de control. Cuando tengamos electricidad solar en cantidades útiles para mover vehículos, habremos de transportarla con cables. Si los usamos también como vía para un sistema elevado, ya no importa seguir asfaltando Eivissa. Es una ventaja más del Aerobus.

2 - Gestión racional de los residuos, agua y energía.

Ciñéndonos a los residuos visibles que genera el vigente modelo de movilidad, ¿qué está pasando ahora mismo con el aceite lubricante, los neumáticos usados y el asfalto viejo que se arranca de las calles? En cuanto al agua, la contaminación del mejor acuífero de la isla por los escapes de una empresa que se llama justamente Hydrotechnik es muy alarmante. Respecto a la energía, no sé qué pretende gestionar el Pacte, si está privatizada hace años. Por otra parte, cualquier tratamiento mínimamente racional de todo eso exige la administración única en Eivissa. El actual batiburrillo sólo sirve para dar vueltas alrededor de un punto para siempre.

3 - Modernizar la oferta turística y aumentar los medios de inspección de la oferta ilegal.

Un cambio en el modelo de movilidad que deje de presentar los coches de alquiler como la mejor alternativa posible ayudará a evitar esa fácil colocación de plazas de alojamiento clandestino diseminadas un poco por todas partes. A no ser que la inspección sea omnipresente, no conseguirá grandes resultados.

4 - Defensa del sector primario, como productos locales.

Este es uno de los dos puntos que sobran. Es evidente que no se puede cumplir y que no lo van a cumplir.

5 - Mejora del transporte público y carreteras. Solución a los atascos de tráfico de la rotonda de Ca'n Sifre y mejorar los accesos al aeropuerto.

A falta de cualquier referencia a un sistema nuevo de transporte, esto sólo puede consistir en repintar los autobuses existentes con los colores del Pacte y en hacer el doble o el triple de rotondas, para duplicar o triplicar los atascos y los accidentes. En cuatro palabras, más de lo mismo.

Sobre los accesos al aeropuerto, un enlace fijo y directo a Formentera quitará de la circulación todo el tráfico con origen o destino en esa isla maravillosa. Una línea de Aerobus mejorará de verdad la vida en Sant Jordi. Pero no habrá ningún cambio digno de mención en el modelo de movilidad antes de que se constituya la administración única en Eivissa.

6 - Atención a mayores y personas discapacitadas. Creación de nuevos centros de rehabilitación psicosocial.

Como no hay una voluntad real de promover la accesibilidad a todas partes para ancianos y otros discapacitados, esto no es más que otra ráfaga de palabrería hueca. Estas personas están confinadas en sus casas por barreras arquitectónicas de doce centímetros de altura que los demás salvamos sin pensarlo un segundo. El verdadero obstáculo son los automóviles, tanto en marcha como estacionados.

7 - Modelo sanitario de calidad. Construcción de dos nuevos centros de salud en Eivissa y acabar la reforma del hospital Can Misses.

Los efectos nefastos del modelo de movilidad sobre la salud y la vida, con veinte o treinta muertos al año, más los heridos, más las rehabilitaciones, más las secuelas, gravitan de forma permanente sobre unos recursos sanitarios que ya son menguados de por sí. Las consecuencias de los accidentes de tráfico se acumulan. Una sección medular o una amputación son para toda la vida. Implantar el Aerobus, que tiene un nivel de seguridad muy elevado, rebajará estas exigencias.

8 - Educación y juventud. Una nueva escuela infantil en Sant Josep y la creación de una bolsa de vivienda que facilite a los jóvenes la compra o el alquiler.

Esperemos que no pase lo mismo que con la "mejora" de la carretera de Sant Josep y que la primera piedra de esa escuela no sea también la última. En cuanto a la bolsa de viviendas, si se hace, será otro ente burocrático, tan inoperante como los demás. Más sobre esto en el punto 11.

9 - Construcción del Centre de les Arts d'Eivissa.

Este es el otro "mandamiento" que sobra. Desde el punto de vista de la accesibilidad y la movilidad, hacer otro auditorio en el quinto pino es repetir uno por uno todos los errores del edificio "polivalente" de Cas Serres. La administración única tal vez lo habría hecho en la manzana de Arts i Oficis. Hemos perdido la oportunidad irrepetible de tener un Auditorio monumental, céntrico y en condiciones. Eso quedará para siempre en el pasivo del Pacte, que a la sazón regía el Ayuntamiento de Eivissa, el Consell y el Govern Balear. Y es mejor que no siga hablando de este asunto, porque me hace perder esa ecuanimidad que me caracteriza casi siempre.

10 - Más infraestructuras deportivas, como la construcción de un polideportivo en Sant Jordi, otro en Sant Antoni y la finalización de las obras de la casa del deportista.

Sin una red coherente de transporte público, estas instalaciones generan miles de desplazamientos en coche. La costumbre actual de hacerlas en el primer solar disponible, sin un estudio previo de accesibilidad, encarece mucho el coste real de usarlas. Una red de líneas de Aerobus comunicará mejor los centros existentes y aumentará su utilización.

11 - Vivienda. Ayudas económicas para jóvenes, fomento de la vivienda de alquiler y promoción de las protegidas.

Es imprescindible un cambio en el modelo de movilidad para orientar, ordenar y racionalizar la oferta y la demanda de suelo y de viviendas. A su vez, eso exige la administración única en Eivissa. La campaña electoral que padecemos ha pasado de puntillas sobre los, digamos, avatares del Ibavi. Yo tampoco diré nada... al menos, por ahora.

12 - Mejoras de la seguridad ciudadana.

Me pregunto en qué rayos va a consistir esto. Tal vez el Pacte quiera crear una policía autonómica. Otra más... cuando lo que necesitamos es "menos pero mejores tropas, y una administración más simple", como decía Mao. En los tiempos del comisario Maigret, "se mettre la police sur le dos" desesperaba a los criminales, porque los perseguían sin tregua por toda Francia. En el siglo XXI, la delincuencia organizada traspasa sin la más mínima cortapisa unas fronteras europeas que se desvanecen como el humo. La policía necesita una verdadera estructura internacional. Nombrar otro "sheriff" para este condado es dar palos al agua... una tarea inútil que sólo conduce a la melancolía.

Escritos quedan hoy estos mis pronósticos. Van a cumplirse inexorablemente. Como todos los míos. Porque estas cosas son de cajón. Otro día, si usted quiere, volveremos más despacio sobre algunas de las cuestiones que hemos tocado hoy. Le dejo con una pregunta fácil: ¿qué habrá pasado y qué no habrá pasado en Eivissa dentro de cuatro años si no se constituye una administración única?

juan_manuel@grijalvo.com

 

Administración única...