Fernando Britto Obregón  -  Paseo fluvial por el río Huallaga

 

Noviembre de 2009

 

Comparto con vosotros algunas fotos de un recorrido en bote de paseo por el caudaloso río Huallaga
a su paso por la ciudad de Yurimaguas, conocida también como "La Perla del Huallaga".

La ciudad de Yurimaguas es la capital de la Provincia de Alto Amazonas en el departamento de Loreto en Perú,
se encuentra asentada en la confluencia de los ríos Huallaga y Paranapura.

Yurimaguas se comunica por una moderna carretera asfaltada con Tarapoto y Moyobamba.
Por encontrarse en plena selva tropical amazónica, suele alcanzar temperaturas que superan los 30°C.
Las lluvias torrenciales se presentan casi durante todo el año; sin embargo, como toda región selvática,
tiene dos estaciones bien definidas que marcan su accesibilidad.

 

Una iguana muy joven, llamada también "pacaso" en otras regiones, se mimetiza con su medio
y se nos muestra esquiva en la frondosa vegetación.

 

En este caso una iguana madura, de mayor tamaño, desafía el campo visual de nuestros ojos.

 

Las iguanas anteriores, fotografiadas con zoom, se encuentran en este árbol del lado izquierdo
junto a otras muchas más de diversos tamaños y coloraciones de verde.

 

Una vista del imponente y rumoroso Huallaga que discurre tranquilamente frente a nuestra mesa
durante el desayuno. Embarcaciones de diferente calado pasan a nuestra vista.

 

Raudo parte nuestro bote rumbo río arriba,
al frente el puerto artesanal de movimiento de botes de paseo y turismo, además de "taxis".

 

Salimos del puerto hacia río abierto, por momentos se nos antoja inconmensurable.

 

En nuestro recorrido trashumantes pasan ante nuestro ojos mansiones de ensueño con vista al río
y pequeñas construcciones que se pierden en la espesura de la vegetación.

 

Una nave de crucero de paseo y turismo conduce a sus pasajeros por diversos puntos
a lo largo del río Huallaga y sus formaciones de islas y canales.

 

Salimos a río abierto... nótese la inmensidad del río.
Al fondo, una embarcación familiar lo cruza transversalmente de una orilla a otra.

 

La exuberante vegetación selvática forma murallas naturales en gran parte de las riveras del Huallaga.
Una garza observa nuestro paso.

 

Nuestra embarcación sale del cauce del río y se interna en uno de tantos canales
que forman innumerables meandros, con islas habitadas.

 

Avanzamos por un canal muy rico en peces.
Hay tal cantidad que uno de nuestros compañeros toma con la mano uno de ellos,
y lo devuelve cariñosamente a su hábitat...
pero, al fondo, unos pescadores artesanales tienden sus redes.

 

Bosques de frondosas palmeras flanquean los accesos a los canales o vías secundarias.

 

Nos acercamos a la orilla para desembarcar en el "puerto" de Sanango,
una de las tantas islas que se forma en el curso del río Huallaga, cerca de Yurimaguas.

 

A la izquierda el Puesto de Salud del Lago de Sanango,
construido sobre pilares a la altura que alcanzan las aguas en la época de crecida del Huallaga.

 

Nos preparamos para el retorno, a ponerse los chalecos salvavidas y a navegar.

 

A nuestro retorno, al fondo una tupida vegetación de palmeras hace de frontera al cauce del río.
Ante nosotros, observa nuestro paso una gaviota de río.

 

Enfilamos nuestra nave de un canal secundario del Lago Sanango hacia río abierto.

 

Una embarcación de transporte local, "colectivo de río",
navega cerca de la orilla para poder recoger pasajeros en la ruta.

 

Estamos de retorno al puerto. Podemos ver acoderadas numerosas naves de recreo y carga de diverso calado.

 

Una nave de carga realizando operaciones de estiba en el puerto.

 

Fernando Britto Obregón...

América...

Perú...