Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español (www.cehfe.es)

 

Un tren turístico de carácter histórico entre Cantabria, Castilla y León

 

Quiere ser complementario del Canal de Castilla y recuperar el eje Santander - Valladolid

 

El pasado día 14 de Julio, el cántabro Palacio de Ontaneda era escenario de la firma del compromiso que debe dar origen al establecimiento de un Tren Turístico formado con material histórico que recorrerá Cantabria y el Norte de Castilla.

 

En esta ocasión ha sido un grupo de empresarios cántabros los que se han interesado por que la región pueda contar con un tren de estas características. Entienden que su establecimiento actuará de fuerte catalizador para las actividades turísticas, sobre todo de interior, al conectar Santander con el interior de Cantabria y con el Norte de la provincia de Palencia, llegando hasta Valladolid y propiciando la afluencia de público hacia zonas que en ocasiones quedan al margen de la articulación procurada por otras ofertas.

No hay que perder de vista los numerosos atractivos que, ligados a su circulación, pueden ofertarse en el marco del “ecoturismo” con respecto a las zonas interiores de Cantabria y de Castilla y León, y a su incalculable valor cultural, paisajístico y deportivo.

 

Tampoco hay que olvidar que el actual proyecto se plantea como totalmente complementario del Canal de Castilla, una de las más importantes y singulares obras de nuestro pasado colectivo, que afronta la remodelación de las esclusas de su recorrido para convertirse en navegable. La idea es, recuperando el concepto histórico, constituir un gran eje de tránsito entre la capital castellana y Santander, a través de la combinación entre el ferrocarril y el Canal. Precisamente, la cabecera del trayecto en su parte baja será la población palentina de Alar del Rey, punto de arranque del Canal y lugar donde está previsto que tenga lugar el trasbordo de viajeros desde la vía fluvial a la terrestre y viceversa.

La minería de la cuenca carbonífera de Barruelo, con su gran importancia a nivel de arqueología industrial, el románico palentino y el resto de activos de la zona, pretenden también asociarse a este gran proyecto turístico-cultural que afecta tanto a Cantabria como a Castilla y León y que, sin duda, será muy bien acogido por el público.

 

Precisamente, en el tramo inferior de la línea Palencia-Santander (concretamente entre Palencia y Frómista) circula esde hace poco más de un año un tren de similares características puesto en marcha bajo el patrocinio de la Junta de Castilla y León y la Diputación de Palencia, entre otros. Este tren, denominado Tren Turístico “Camino de Santiago” y gestionado por AVENFER, es remolcado por una locomotora de vapor y ha sido acogido muy positivamente por el conjunto de la opinión pública, hasta el punto que, en ocasiones, muchos interesados se ven imposibilitados de efectuar el viaje dada la desbordada concurrencia de pasaje.

Entre los empresarios y figuras que han auspiciado la firma del citado compromiso están Claudio Planás (biznieto del arquitecto autor del Palacio de la Magdalena y del Hotel Real, entre otros emblemáticos edificios santanderinos), Jesús González, Javier de la Plaza (integrante olímpico y campeón mundial de vela), y Javier Lostal, todos ellos agrupados en la Plataforma Empresarial de Cantabria. Ésta ha suscrito el acuerdo con el Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril Español y con la Compañía General de Ferrocarriles Turísticos S.A., quienes han asumido la dirección del proyecto. En el acto verificado el citado 14 de julio en el Palacio de Ontaneda, firmaron por la primera de dichas entidades Ricardo Oliver, nuestro presidente, y por la segunda Carlos Guasch, su consejero delegado.

Esta última empresa, con quien desarrollamos en común nuestra política al respecto, será precisamente la encargada de plantear y ejecutar los aspectos materiales de la iniciativa. La dirección de la misma ha designado como responsable técnico del proyecto al acreditado ingeniero de caminos, canales y puertos, D. Luis Pallás.

A lo largo de los pasados meses de agosto y septiembre diverso personal facultativo estuvo trabajando sobre el terreno a las órdenes del citado ingeniero, dedicándose a la recogida de datos. En breve se presentará públicamente un primer documento que recoja con detalle los objetivos del proyecto y todo cuanto tiene que ver con él: instalaciones, capacidades de tráfico, material histórico a emplear, etc.

Por otra parte, se ha iniciado una intensa ronda de contactos con los representantes de distintas instituciones y empresas de varios ámbitos que deben resultar fundamentales en atención a su importante naturaleza con respecto a la iniciativa.

Entre las sociedades que dan un decidido soporte al proyecto destaca Siderúrgica Requena, empresa con 75 años de experiencia en la reparación, transformación y mantenimiento de material móvil de ferrocarriles, la cual figura, junto a otras, entre los habituales patrocinadores de nuestras actividades.

 

www.cehfe.es

Ferrocarril - Ferrocarriles...

Movilidad - Valladolid...