José María Carreras Ruiz  -  La imagen de un video y la realidad

 

Agosto de 2011

 

El director general de Turismo de Baleares, Jaume Martínez, ha criticado la imagen "falsa y distorsionada" de Ibiza que el grupo inglés "The Midnight Beast" da en su último video "Pizza in Ibiza", que se puede visionar en YouTube y que al parecer ya ha tenido unas 222.388 visitas. La verdad es que el tema musical no es merecedor del premio Grammy sino del más absoluto de los olvidos, pero eso es lo de menos; lo de más es el entorno donde está rodado: Sant Antoni de Portmany, alrededores del Hotel Hawaii y paseo marítimo, zona del West y creo que la playa de es Puetó.

En efecto, los chicos, recogen preservativos de la arena, vomitan, se bañan en cerveza, simulan sexo, toman pastillas, dan a entender el tema del "balconing", se pelean a puñetazos, y todo entre el taxi que los lleva desde el más feo ángulo del aeropuerto a la vuelta otra vez al avión que se los llevará (¡bendito sea Dios!) a casa de sus padres.

Pues con este vídeo el señor Martínez se escandaliza y dice que esa no es la imagen de Ibiza... Claro que no, ¡faltaría más! El señor Martínez debe vivir en el mismo país que la actriz de "Habitación en Roma", que declara a este diario que Ibiza es el paraíso, visto haciendo yoga desde una plataforma frente a Es Vedrá, y que nunca ha visto una pelea ni una discusión en Ibiza. Claro, vive en Atzaró y me imagino que allí no llega el ácido olor del vómito alcohólico, ni la agresividad manifiesta del "clubber" digiriendo pastillas de desconocida composición, ni tampoco le llega el insulto del conductor bebido que se salta cualquier norma de circulación. Lo mismo que el señor Martínez, que debe transitar por zonas de mejor renombre y reputación de la isla.

Señor Martínez: lo que el vídeo enseña, existe, y existe cada día en Sant Antoni. Solo hay que darse un paseo por esas zonas para ver la realidad. La banda ha reflejado perfectamente la diversión nocturna que vende la etiqueta Ibiza, lo que quieren encontrar aquí, ese tipo de diversión y nada más. Lo tienen ya en las salas del aeropuerto a su llegada. ¿Ha visto usted en ellas algún reclamo publicitario de una actividad de las que llamamos culturales? El aspecto cultural les importa más bien poco, pienso que incluso desconocen lo que significa "cultural". Claro que hay otras maneras de definir el ocio nocturno, pero la avalancha de jóvenes que van a Sant Antoni no tiene poder adquisitivo para permitírselo, y el poco que tienen prefieren gastarlo en alcohol de botellón y pastillas.

Pero lo más grave es que esto ya no es un problema exclusivo de Sant Antoni en verano; la sociedad está cambiando hacia un estado de agresividad total, una especie de ley de la selva según la cual "si algo me gusta, lo tomo", y se están disolviendo los más elementales valores de ética y humanismo, de esfuerzo y responsabilidad.

No se preocupe, señor Martínez, lo que hay es lo que hay, y la imagen de Ibiza ya está vendida para los años venideros, no va a cambiar, nunca cambiará. La opción encomiable que plantea usted, apostando por la cultura y el patrimonio histórico y medioambiental llevamos escuchándola desde la antigüedad, y por gobiernos de todos los colores, y créame, es lo que todos los hijos y los residentes de Ibiza desearíamos pero no llega. Y el problema es que tenemos un espacio con muchos privilegios que produce amnesia, y mientras estemos sumidos en eso, es imposible cambiar nada.

 

José María Carreras Ruiz...

Eivissa - Ibiza...