Juan Manuel Grijalvo - Centro de Transferencia Intermodal y de Servicios - CETIS

 

Ultima Hora,  5 de mayo de 2009

 

En abril de 2004, este periódico tuvo la gentileza de publicarme un artículo sobre el CETIS titulado "Estación recontrasuperpolivalente". Hoy, si le parece bien, podemos hacer otro de mis trabajos técnicos. Partiremos de la información disponible a fecha de hoy en el site www.cetis.info, que analizaré con mis "piedras de toque" de costumbre.

Empiezan definiéndolo como "un edificio polivalente construyéndose en la ciudad de Ibiza". Tras este primer atropello a la gramática castellana, nos dicen que los servicios que prestará son:

- estación de autobuses // Taxis // Park. 24H. //
- tiendas 24H. // restauración, librería y revistas //
- viajes // comercio y servicios complementarios //
- "business center".

Pensaba escribir este artículo cuando entrase en funcionamiento, porque...

"Su finalización a finales del 2006, consolidará su actividad primordial como la Principal Estación de Autobuses de la isla".

... pero estamos a principios de 2009 y todavía no se sabe cuándo será la inauguración. No se puede decir que hayan mantenido al día el site. Bueno, el caso es que en febrero pasado hice otro de mis ejercicios prácticos de movilidad, que ha incluido ochocientos y pico kilómetros en coche de línea y visitas rápidas a cinco estaciones de autobuses, y a la luz de esa experiencia me arriesgaré a decir algunas cosas sobre esta maravilla.

 

Google Maps...

 

El CETIS está "situado en la ciudad de Ibiza, ubicado en la nueva ronda interurbana, a 300 metros del centro de la ciudad". Como se halla "ubicado en un lugar estratégico, resulta el nexo ideal para todas las líneas de autobús existentes en Ibiza".

Pues no. Antes de consolidar el actual modelo de red, lo ideal hubiera sido hacer un estudio para ver si las líneas existentes son mejorables. A falta de un Plan Director Sectorial de Transportes, le sugiero la lectura de un artículo de Alfonso Ribas Prats, titulado "Las empresas de transporte público de Eivissa deberían fusionarse", que está disponible en mi site. Aunque no tuviera otras ventajas, que las tiene, integrar la gestión de todas las concesiones en una sola empresa nos permite eliminar esas rupturas inútiles de los trayectos en la terminal de Vila. Deviene posible - y lógico - que haya líneas directas desde el aeropuerto y los puertos de Vila y Sant Antoni hasta Santa Eulària, Sant Josep, Sant Joan, Sant Miquel, Cala de Bou... Con eso, la estación de Vila deja de ser esa "gran" terminal donde mueren todas, y se convierte en un conjunto coherente de paradas que jalonan los tramos urbanos de las líneas interurbanas, siguiendo unos ejes que pueden resolver la mayor parte del tráfico de cercanías. Este cambio tan necesario resultará fácil de hacer cuando haya una administración única en estas islas tan pequeñas. Mientras tanto, es otro de tantos trabajos de Hércules, inasequibles para estas entidades locales enanas que se reparten tan ineficazmente los fragmentos de todas y cada una de las "competencias" sobre cualquier cosa que "justifique" un presupuesto público.

 

 

"Para su mejor fluidez y efectividad, dicha estación se complementará con servicios de parada de Taxis y de un aparcamiento abierto las 24h."

Si la idea es llegar al CETIS en autobús y transbordar a otra línea, sería mejor estudiar los horarios y los trayectos... de los autobuses, ¿no le parece? Por lo visto, el planteamiento es que uno puede llegar en su automóvil particular para seguir viaje en autobús. El servicio de información le dice que no hay ninguno que le lleve a su destino final en un plazo razonable. Usted deja su coche en el "aparcamiento abierto las 24h." y toma un taxi, ¿no? Será por eso que le llaman "intermodal": porque sirve para cambiar un vehículo de carretera por otro.

En el CETIS también habrá:

- despacho de billetes
- consigna
- facturación de paqueterías
- alquiler de vehículos sin conductor
- servicio de información
- líneas complementarias a Dalt Vila (Transporte Urbano).

Pasaré sin comentarios sobre la estupenda idea de alquilar coches en una estación de transporte colectivo. En cuanto a Dalt Vila, está por demostrar que un microbús con unos horarios y unas frecuencias manifiestamente mejorables sea una buena respuesta a la demanda de movilidad de los residentes del barrio. Más bien diría que ya está demostrado que no es la solución.

 

 

Volviendo a Sa Colomina...

"La planta baja del edificio CETIS estará destinada a servicios comerciales, y las plantas superiores se consolidarán como "business center" con despachos y oficinas".

Por consiguiente, la estación de autobuses, que era la razón de ser del edificio, se relega a los subterráneos para que no estorbe. Desde el punto de vista del ahorro energético, lo mejor es que los andenes estén por encima del nivel de la calle. Entramos cuesta arriba, almacenamos la energía cinética del vehículo como energía potencial, y la recuperamos - gratis - cuando la gravedad lo acelera al salir cuesta abajo. Una estación al nivel de la calle es la segunda opción. La peor de las tres alternativas es la subterránea, porque desperdiciamos mucha energía tanto al entrar como al salir. Y eso es así para siempre.

Por otra parte, la forma de la cabecera de la rampa impide que entren los autobuses de piso bajo que deberán sustituir algún día a los actuales, si queremos cumplir aquella Ley 3/93 de 4 de mayo, para la mejora de la accesibilidad y de la supresión de las barreras arquitectónicas, promulgada hace más de quince (repito, quince) años. La cosa es que enterramos a los pasajeros del transporte público en las catacumbas y - al mismo tiempo - les pedimos que sean clientes de "nuestro" fantástico centro comercial "24h.", sito en el punto mejor comunicado de la isla, ¿no?

En cuanto a la oferta de despachos y oficinas, en "sa nostra ciutat d'Eivissa" hace años - siglos, tal vez - que hay de sobra. ¿Quién o quiénes iban a comprar los del CETIS? La respuesta es que...

"El Ayuntamiento de Ibiza y otras administraciones también ubicarán servicios de atención al público, en el mismo edificio".

 

(imagen pendiente)

 

Al parecer, el retén de la Policía Local no seguirá en el mismo sitio que ahora, incumpliendo los más elementales requisitos de accesibilidad. Esperemos que las cosas mejoren con el cambio. El Ayuntamiento tiene numerosos servicios de atención al público, desperdigados un poco por todas partes. El CETIS puede ser una oportunidad para reunir unos cuantos en un solo punto, aunque lo más probable es que ubiquen alguna dependencia de nueva creación. Por cierto, no cuenten conmigo para que instale ahí la sede de la Compañía que resolverá la demanda de movilidad en y entre Eivissa y Formentera: estará en Dalt Vila, cerca de un ascensor y con vistas al mar.

En cuanto a las "otras administraciones", la Delegación del Gobierno lleva tanto tiempo en la Casa del Mar que ya deben haberse olvidado de que, hace muchos años, estuvo dentro de Vila. Y los juzgados necesitan un cambio de sede, pero es difícil conciliar las normas de seguridad de los tribunales con el incesante trasiego de personas y equipajes propio de una estación de autobuses.

Por otra parte...

"El CETIS es una Concesión Administrativa Municipal a la Sociedad Gestora Cetis, S.L., tutelada por Iniciatives Municipals de Vila, S.A. (Imvisa)".

... el CETIS es un buen ejemplo de complicación administrativa, con un mínimo de tres instancias para decidir cualquier tontería. Como dijo Gerald Durrell cuando estaba instalando su zoológico en Jersey, "había mucho que decir a favor de ser pequeño, compacto y autónomo", porque "en tres días había logrado lo que no había podido conseguir en un año de peleas con una torpe burocracia en Inglaterra". Sería fácil simplificar esas cosas, pero visto lo visto, el CETIS no basta para albergar las dependencias de un Consorcio de Transportes para las dos islas. Aquí nos hacen falta unas estructuras administrativas como las que gestionan la movilidad de la provincia de Sevilla para unas islas que tienen la superficie del término municipal de Osuna y la población de Dos Hermanas. Y todo lo demás funciona por el estilo.

El site lleva enlaces a la Empresa Sagalés y al "Ayuntaminto de Ibiza" (sic). Por último, hay una información muy escasa sobre locales y plazas de "párking" en venta. Al parecer, sus promotores no van a recuperar la inversión millonaria que han hecho. Por ello procede repercutir el coste de todo el edificio (y el lucro previsto en su día) sobre las empresas de transporte público, que para eso son las "beneficiarias" de la estación... es decir, sobre los pasajeros que pagan los billetes, a base de cobrar cincuenta euritos a cada coche de línea que entre en ella. Ante la negativa unánime de los afectados a "comerse el marrón", el Consell asume el pago de dicha cantidad... para repercutírsela a todos los contribuyentes, sean o no usuarios de los autobuses. Resulta ser la misma teoría del "peaje en sombra". Los inmensos pozos sin fondo que generan los despropósitos de los políticos se convierten en partidas de gasto de los presupuestos públicos anuales: el demencial aborto de autovía de Sant Antoni, el absurdo túnel de Sant Rafel, la injustificable excavación de Ca'n Cifre... aquí todo pasa, porque vale todo.

La corrupción de los políticos, con ser gravísima moralmente, no resulta tan gravosa a los ciudadanos como su ignorancia y su incompetencia. Gracias a todo ello, los avispados directivos de las grandes constructoras de este país han "colado" obras faraónicas a precios exorbitantes, cuya financiación y mantenimiento serán un tremendo lastre para muchos años.

 

 

En cuanto al valor estético del edificio, aquí viene a cuento una cita de Juan Diez del Corral: "Incapaz de proponer por mi parte soluciones arquitectónicas a los problemas así planteados, y escéptico ante las soluciones que pueda aportar la cultura arquitectónica de mi tiempo (una cultura cuyos rasgos más definitorios son la abstracción de formas, la ausencia de símbolos y la negación de la decoración)..."

Y respecto a su futuro, no veo razones para cambiar una coma de lo que le decía en 2004:

"Volviendo a la estación, con tanta polivalencia el proyecto pasa de imposible a milagroso. Los teóricos ahorros se convierten en deseconomías inmensas. La pluralidad de administraciones y el estúpido modelo de movilidad que sufrimos dificultan o impiden la asignación racional de los recursos. La realidad echará a pique todo el invento, por las mismas razones por las que el "Bismarck" hundió al "Hood" a la quinta andanada".

He dicho.

juan_manuel@grijalvo.com

 

Centro de Transferencia Intermodal y de Servicios  -  CETIS  -  Indice...

Ejercicio práctico de movilidad - Febrero de 2009 (pendiente)...

Plan Director Sectorial de Transportes...

Alfonso Ribas Prats - "Las empresas de transporte público de Eivissa deberían fusionarse"

Administración única...

Dalt Vila...

Estación de autobuses (pendiente)...

Conservación y sostenibilidad...

Accesibilidad...

Barreras arquitectónicas...

Durrell...

Burocracia...

Consorcios...

Movilidad - Sevilla...

Juan Diez del Corral...

"Incapaz de proponer por mi parte..." (Arquitectura y vejez)...

Recontrasuperpolivalencia (pendiente)...

Movilidad...

Movilidad - Eivissa - Ibiza...

Eivissa - Ibiza...

Vila...