Pedro A. Echarte - Dúo Virtuoso

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 156 - Fecha de publicación : 07-11-2000

 

En el segundo de los «Concerts Familiars» organizados por la Fundació «la Caixa» pudimos escuchar el domingo 5 en Can Ventosa al «Dúo Virtuoso», integrado por los instrumentistas Raúl Alvarellos y Enrique Ugarte; mientras el segundo, campeón de Europa y subcampeón del mundo de acordeón, se limitó a su instrumento, el primero alternó la flauta de pico, clarinete y piano.

Este ciclo está esencialmente diseñado a la intención de la «gente menuda», y por lo tanto el componente pedagógico y también lúdico preside su realización. Así Alvarellos comenzó por una simple a la vez que precisa presentación de la familia de las flautas de pico y explicó las diferencias entre los ejemplares renacentistas y barrocos de esta familia. A continuación se sirvió de un sopranino en fa para recrear la "Badinerie" de J.S. Bach, eficazmente acompañado por Ugarte. La misma conjunción instrumental dio vida a arreglos de conocidas obras de Vivaldi, Mozart, Carl Orff, Offenbach y Rossini; Alvarellos utilizó el clarinete para un movimiento del Quinteto KV 581 de Mozart, una pieza de Darius Milhaud y una versión abreviada del "Bolero" de Ravel, y aún se sentó al piano para interpretar (siempre con Ugarte al acordeón) "Contrabajeando" de Astor Piazzola.

En cada caso los músicos pusieron en claro que se trataba de «arreglos» e instruyeron al público infantil sobre la instrumentación original de cada obra, además de explicar las características esenciales y el origen e historia de los instrumentos utilizados; todo con gran claridad didáctica. También sembraron su actuación de pequeños «gags» que mantuvieron una atrmósfera lúdica muy bien entendida y que no fue obstáculo para que los pequeños siguieran el desarrollo del concierto con gran atención (haciendo maravillados comentarios en voz baja con sus padres) y dentro de un clima muy receptivo y sorprendentemente silencioso. Pero sobre todo el Dúo Virtuoso ofreció a los niños versiones y arreglos hechos con mucho gusto y musicalidad. El acordeón demostró que puede suplantar ventajosamente al piano en las reducciones orquestales (esencialmente de cuerdas) y éstas fueron vertidas con un gran dominio de las posibilidades del instrumento y con buena fidelidad estilística. Algunas versiones, como el tango de Piazzolla, podrían figurar tal cual en un concierto frente a un público exigente. Buena música y bien interpretada, en suma, en un evento que sin duda representa una valiosa contribución en la tarea de acercar la infancia a la mejor música, tarea de la máxima importancia cultural.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Música clásica en Eivissa...