Pedro A. Echarte - Sembrando futuro

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 174 - Fecha de publicación : 09-01-2001

 

El domingo 7 tuvo lugar un concierto a cargo de alumnos del Patronato Municipal de Música encuadrados en tres conjuntos de reciente creación: la «Orquestra de Cambra», la «Banda Juvenil» y el «Cor Infantil i Juvenil». Escuchamos primero a la formación camerística de cuerdas que preparan conjuntamente Raymond Andres y Georges Verwilt, quienes la dirigieron por turno. Andres dirigió arreglos suyos del célebre "Para Elisa" de Beethoven, de una melodía creada por Melinde Andres y del popular catalán "El cant dels ocells"; Verwilt se encargó de una "Suite" arreglada a partir de temas de Franz Schubert, entre los cuales "Die Forelle" (La trucha) como obertura, y de la deliciosa "Sinfonía de los juguetes", que yo siempre he visto atribuida a Leopold Mozart aunque el programa planteaba la posibilidad de que su creador fuera Joseph Haydn (la obrita no figura en el catálogo de ninguno de los dos, por lo que no puedo dirimir el interrrogante).

La primera presentación pública de la «Banda Juvenil», dirigida alternativamente por Gilberto Tur Riera y Paco Serrano Lino, ocupó la segunda parte; en los cuatro últimos números vino a adjuntarse también el «Cor Infantil i Juvenil» que prepara Federico Rey. El programa de esta parte fue más ligero y popular que el de la primera.

La «Orquestra de Cambra» agrupa a una nutrida sección de violines, cuatro violoncelos y dos contrabajos, que con unas cuatro violas constituiría un bien equilibrado conjunto: pero una solitaria viola ocupa esa sección instrumental... lástima que ese bello instrumento no atraiga más a los estudiantes (¿Habría que hacerles conocer el "Haroldo en Italia" de Berlioz y las sonatas para viola y piano de Brahms?).

La «Banda Juvenil se constituye como «semillero» para el futuro de la «Banda Simfònica» y cumple así una función de gran importancia; Gilberto Tur Riera dejó que su voz se tiñera de nostalgia cuando evocó sus comienzos en una similar formación juvenil, rindiendo así homenaje a los que con su esfuerzo prepararon ayer las bellas realidades de hoy, como ahora se siembra esta prometedora semilla para el mañana cultural de Ibiza.

El «Cor Infantil i Juvenil» no sólo forma nuevos elementos para nuestros coros de adultos del futuro, sino que se presenta como una realización con valor «per se»: las voces blancas han coloreado con su bello timbre todo el devenir de la práctica musical. ¿Que cómo tocaron y cantaron? ¡Maravillosamente! Con el gozo, la espontaneidad y el entusiasmo de sus años... protejámosles todavía de la «competitividad», tantas veces despiadada, que tal vez algunos deberán afrontar más tarde si la música se convierte para ellos en profesión.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Música clásica en Eivissa...