Pedro A. Echarte - 2001, los que se fueron

 


Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 251 - Fecha de publicación : 30-12-01



Como cada fin de año, destino un artículo a recordar las figuras de más relieve del mundo musical que nos han abandonado a lo largo del mismo. Ya en el mes de febrero había escrito uno motivado por la desaparición del insigne compositor greco-francés Iannis Xenakis, suceso acaecido en París el día 4 de ese mes. Xenakis fue sin duda uno de los innovadores esenciales del lenguaje musical de la segunda mitad del siglo XX cuya obra reviste, además de un gran valor “per se”, enorme significación como apertura de fértiles campos de indagación que otros más jóvenes no han dejado de explorar y profundizar. Dado que ya he escrito un artículo sobre la significación de este creador (publicado en Ultima Hora Ibiza el 7- II - 01) no me explayaré aquí sobre él.


A lo largo del mes de abril nos abandonaron dos grandes maestros de la batuta, aunque tal vez no de los más conocidos por el gran público. El suizo Peter Maag había nacido en Saint Gall en 1919, estudió piano con el insigne Alfred Cortot y sus mentores en el arte de la dirección orquestal fueron Ernest Ansermet y Wilhelm Furtwängler. Dirigió algunas de las más representativas orquestas sinfónicas europeas y enseñó en la Accademia Chigiana de Siena; en 1968 recibió la medalla Toscanini en Parma después de dirigir La Traviata. Reconocido mozartiano y notable traductor de Richard Strauss, múltiples registros suyos en diferentes sellos esperan su reedición.

El 20 de abril en la Deutsche Oper de Berlín, en plena representación de Aida, caía fulminado por un infarto Giuseppe Sinopoli. Bella muerte para un director de orquesta, con la batuta en la mano...pero Sinopoli había nacido en Venecia en 1946 y la muerte truncaba aquí una carrera brillantísima en el momento de acceder a la edad reputada como de la “maduración”. Su debut como director operístico se había producido en su Venecia natal en 1978 con esa misma Aida. La británica “Philharmonie”, la Staatskapelle de Dresde y la Opera de Berlín fueron los organismos sinfónicos que más frecuentemente dirigió y con los que nos ha dejado gran cantidad de registros, sobre todo en el sello Deutsche Grammophone. También compositor, su obra de más envergadura es la ópera "Lou Salome".


El 22 de septiembre el mundo del violín perdía al que posiblemente era, desde la desaparición de Menuhin, su más notable virtuoso. Isaac Stern había nacido en Ucrania en 1920 pero se trasladó a los Estados Unidos antes de cumplir un año y fue lógicamente en América donde se formó. Su perfección técnica fue legendaria (nada tenía que envidiar a Heifetz u Oistrakh) pero sobre todo fue un grandísimo intérprete del repertorio clásico-romántico. Junto al violoncelista Leonard Rose y al pianista Eugene Istomin constituyó un mítico trío que nos ha legado versiones referenciales de la obra para trío de Beethoven, Schubert, Brahms y otros grandes compositores. Entre sus alumnos se cuentan violinistas de la talla de Pinchas Zukerman e Itzhak Perlman.

Apenas una línea para recordar la desaparición de Ángel Martín - Pompey, quien era ya el decano de los compositores españoles. Martín - Pompey, nacido en 1902, falleció el 11 de septiembre.

 

Iannis Xenakis...

La página principal de Pedro A. Echarte...

Música clásica en Eivissa...