Pedro A. Echarte - Retorno de valiosas violas

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 253 - Fecha de publicación : 05-01-02

 

El 2002 ha comenzado espléndidamente para la melomanía pitiusa, ya que el conjunto que había ofrecido en octubre (en el marco de “Eivissa y Formentera Clàssiques”) el que a mi juicio había sido el más bello concierto del año 2001 ha regresado a nuestra isla para realizar nada menos que cuatro conciertos, con variados programas, en la primera semana de este nuevo año; estoy hablando del Orpheon Consort, conjunto vienés de violas da gamba que dirige el cubano José Vázquez. El Orpheon se sirve en sus actuaciones de valiosos instrumentos originales de los siglos XVI y XVII, parte de la magnífica colección de José Vázquez. Les escuché el día 2 en Sant Antoni, donde el conjunto ofreció un selecto programa que poco tuvo que ver con el consignado en el programa de mano. La primera parte estuvo íntegramente dedicada a música española del renacimiento y comenzó con el motete Congratulamini mihi omnes de Victoria, al que siguieron tres Recercadas del Trattado de glosas (1553) del toledano Diego Ortíz, intercalándose antes de la Recercada sobre “Doulce memoire” la canción del francés Pierre Sandrin que la motiva. Esta parte se completó con el motete Beati omnes qui timent Dominum de Cristóbal de Morales y dos villancicos sacros de Francisco Guerrero. La segunda parte se internó en el naciente barroco germano con una Suite en la menor de Johann Hermann Schein pero retornó al renacimiento inglés con una canción de John Dowland; otra canción de Henry Purcell fue la única pieza del barroco maduro, mientras el renacimiento británico concluía la velada con una Suite de Anthony Holborne y una canción anónima.

En este concierto el violagambista valenciano Carles Magraner se adjuntó a la plantilla habitual del Orpheon, prueba del generoso y abierto talante de José Vázquez; el conjunto intercambió frecuentemente sus instrumentos y Magraner tuvo la oportunidad en algunas obras de ejecutar en el valioso bajo de viola de hacia 1580 que habitualmente utiliza el director del conjunto. Mientras afinaban entre dos obras se rompió una cuerda de una de las violas soprano; Vázquez solventó expeditivamente el problema quitando aún una cuerda, y así la violista ejecutó las restantes piezas sobre solo cuatro cuerdas sin que pudiéramos apreciar merma alguna en la traducción de las partituras. Lo dicho ya en octubre: el Orpheon es un estupendo conjunto historicista que seguramente terminará por abrirse paso entre los mejores y José Vázquez es un solista de talla internacional; su entusiasmo y su entrega presiden constantemente las interpretaciones de su conjunto. En cuanto al contratenor Thomas Künne, escuchado también en octubre, posee una voz de gran dulzura y bello timbre, además de su perfecta simbiosis con el repertorio que interpreta y que sin duda conoce en profundidad: sus interpretaciones de los motetes latinos de Morales y Victoria sobre todo rayaron a gran altura y estuvieron impregnados de una atmósfera de íntima unción y religiosidad.

¡Bravo! ¡Más que bravo! No se lo pierdan... los que aún no les han escuchado.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Otros artículos de Pedro A. Echarte sobre el Orpheon Consort...

Músicos que han pasado por Eivissa...