Pedro A. Echarte - Veinte diestro dedos

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 259 - Fecha de publicación : 08-02-2002

 

Pudimos finalmente escuchar el viernes 8 el recital de piano a cuatro manos que el “Espai Cultural Can Ventosa” había programado la semana anterior con la actuación del Dúo “Yebisah” y que no pudo realizarse entonces por indisposición de uno de sus integrantes. Para la ocasión “Yebisah” presentó un consistente y comprometido programa que se abrió con la "Sonata en si bemol mayor" KV 358 de Wolfgang A.Mozart, obra que fue publicada en 1783 junto a la KV 381 como Op.2 (el dúo nos había ofrecido esta segunda sonata en mayo de 2000). La primera parte del recital se completó con cuatro de los seis "Duos" que Sergei Rachmaninov sacó a la estampa en 1894 como Op.11 (erróneo el Op. 2 consignado en el programa); "Barcarolle", "Scherzo", "Canción rusa" y "Vals" fueron los números (1 a 4) escuchados. La segunda parte estuvo íntegramente dedicada a diez de las veintiuna "Danzas húngaras" de Johannes Brahms en su versión original para piano a cuatro manos (el hamburgués arregló algunas para piano a dos manos y orquestó tres de ellas).

Yo ya había tenido oportunidad de escuchar al dúo que integran los jóvenes pianistas ibicencos Elvira Ramón Riera y Adolfo Villalonga Juan en mayo de 2000, y ya entonces había saludado con alegría el nacimiento de este dúo dedicado al bello y vasto repertorio del piano a cuatro manos, muy característico sobre todo del romántico siglo XIX. Ahora que parece confirmado que “Yebisah” no es una agrupación ocasional creo que debemos felicitarnos de que estos artistas de nuestro medio sigan explorando este repertorio y ofreciéndonos el resultado de su labor en nuevos recitales.


No me cabe duda de que “Yebisah” ha dado un gran paso desde aquel recital en los comienzos de su actividad y que su maduración en tanto dúo fue puesta en evidencia en unas interpretaciones bastante más ajustadas y conjuntadas, con un manejo más sutil y afinado de los matices y un uso del pedal mucho más pertinente. Si todavía encontré algunas asperezas en el fraseo del "Allegro" de la sonata mozartiana, con algunos contrastes dinámicos demasiado abruptos y algunos “forte” que se pasaban de la raya, ya me dejé ganar completamente por el halo poético que lograron infundir al consiguiente "Adagio". Pero donde a mi parecer brillaron más alto fue en las piezas de Rachmaninov, especialmente en la fluida sonoridad (verdaderamente acuática) que destiló la "Barcarolle"; también el chispeante "Scherzo", hecho como con notas cristalinas, obtuvo una versión realmente estupenda: versiones que me hicieron degustar sutilezas de un compositor al que no soy especialmente afecto (creo que es bastante decir). Las "Danzas húngaras", en fin, exultaron de esa vena popular que inspiró a Brahms estas piezas tan diferentes a sus obras pianísticas más habituales; las versiones estuvieron llenas de nervio rítmico y bien dibujados contrastes sonoros.


Como bis un "Piano Duo" de Christopher Norton para cerrar una bella velada con ritmo de jazz. ¡Bravo, “Yebisah”!

 

Dúo "Yebisah"...

La página principal de Pedro A. Echarte...

Pedro A. Echarte - Adolfo Villalonga...

Música clásica en Eivissa...