Pedro A. Echarte - Rebelión en la huerta

 


Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 343 - Fecha de publicación : 01-07-03



Una nueva y simpática velada musical de la Asociación Cánevas tuvo lugar el día 28 de junio y en ella tuvimos ocasión de escuchar a dos dúos. En primer lugar la jovencísima flautista Montse Ferrer fue secundada al piano por Arturo Reyes; dos obras en su programa: una "Sonata para flauta y continuo" de Georg Friedrich Händel y un arreglo de la famosa "Sicilienne" Op.78 de Gabriel Fauré. Montse Ferrer lució un bello sonido de buen cuerpo, bien pulido en sus ataques y cuidado en la dinámica... estilísticamente estuvo más acertada en Fauré que en el barroco Händel, donde tampoco Reyes tradujo con demasiada propiedad la parte de continuo ya que su sonoridad fue más apropiada para una obra pianística romántica que para un continuo barroco.


Como meollo de la velada el dúo que integran el Dr. Ohannes Emirkanian y Marina Chobanian nos ofreció el estreno en Ibiza de un arreglo del ballet "Cippolino" de Karen Khachaturian. Como se trata de un compositor prácticamente desconocido en nuestro medio creo que vale la pena que me detenga en su figura. Karen Khachaturian, sobrino del bien conocido Aram Khachaturian (1903 – 78), es un compositor armenio nacido en Moscú en 1920. Estudió en la capital rusa con compositores de la talla de Myaskovsky, Shebalin y Shostakovich y mereció en su día la condecoración de Artista Emérito de la URSS; entre sus obras más distinguidas se encuentra el oratorio profano "Un momento de la historia", dos sinfonías y un concierto para piano y orquesta. El ballet "Cippolino", basado en un cuento infantil, se estrenó en 1973 y el compositor publicó más tarde una “suite” para dos pianos... sobre esta versión Marina Chobanian ha realizado la suya para
violín y piano. El Dr. Emirkanian nos contó la historia de legumbres y verduras sobre la que se basa el ballet (una orwelliana “rebelión en la huerta”) para procurar una mejor comprensión de sus peripecias y luego el dúo nos ofreció los ocho números de esta suite que se me antoja un poco en la línea pedagógica de "Pedro y el lobo" de Prokofiev... estilísticamente la obra destila la influencia de su tío Aram, con una armonía perfectamente diatónica salpicada de salpimentadas disonancias. El dúo Emirkanian - Chobanian nos la vertió con gran conocimiento estilístico y profunda empatía.


Pero la velada no había acabado aún... se festejaba un cumpleaños, por lo que hubo tartas y refrescos para los amigos... y luego lectura de poemas compuestos para la ocasión... uno de ellos fue cantado con intensa emoción por Alicia Begueri sobre la melodía del brahmsiano "Wiegenlied". Ya lo he escrito más de una vez: la Asociación Cánevas ha encontrado una fórmula informal pero llena de vida y comunicación para aglutinar las energías de un simpático grupo alrededor de la música... y eso me parece muy valioso.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Música clásica en Eivissa...