Pedro A. Echarte - Pianistas al ruedo - XVI Concurso Internacional de Piano de Ibiza


Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 357 Fecha de publicación : 10-09-2003



Una vez más estuve presente en ese largo y bastante monótono acto de entrega de premios y diplomas de participación del XVI Concurso Internacional de Piano de Ibiza, que se alarga cada año a medida que crece el número de participantes (tal vez se podría obviar o abreviar la ceremonia de entrega de diplomas de participación, cuya lista no cesará plausiblemente de crecer) Luego de la casi hora y media que duró este acto y de un cuarto de hora de descanso se celebró el esperado recital de los galardonados.


Año tras año la “frontera” Este de Europa reafirma en Ibiza la superioridad de su escuela musical: en 1999 el primer premio fue para una armenia, en 2000 para un búlgaro, en 2001, como ahora en esta edición 2003, para Rusia.; además de que rusos y ucranianos dominaron ampliamente la lista de premios, menciones especiales y
finalistas en las diversas categorías. España, como cada año con una importante representación entre los participantes, excluida una vez más de los galardones. Este año se batieron todos los récords de participación y la tarea del jurado no debe haber sido ciertamente fácil. El público de estas galas, constituido mayoritariamente por los concursantes y allegados, es un público apasionado y experto que no dejó de demostrar entusiasmos que no siempre coincidieron con las decisiones del jurado.


El pequeño Cheng Chen abrió con Chopin la velada emocionando a quien esto escribe con el prodigio de musicalidad, seguridad y aplomo que demostró con sus apenas ocho años. La potencialidad cultural de aquella región de inmensa población y milenarias tradiciones puede sin duda colorear el mapa del siglo XXI. Menos me conmovió la pequeña ucraniana Maryna Kysla (once años) lanzada ya a los fuegos de artificio del virtuosismo con una poco interesante "Toccata" del ucraniano Fylypenko. Otra "Toccata", la bien conocida de Khachaturian, le sirvió al ruso Artiom Akopyan (16, primer premio juvenil) para poner en juego un estupendo dominio de bien contrastadas dinámicas en aras de una sutil y muy ajustada interpretación de la pieza del armenio. El húngaro Zoltán Füzesséry (23), tercer premio en la categoría “Pianistas”, fue quien me procuró un placer más puro con una interpretación que encontré de gran nivel estilístico y plena de sensibilidad del "Impromptu Op. 142/ 4" de Schubert. También estupenda a mi juicio la briosa versión del último movimiento de la "Sonata Op. 22" de Ginastera que nos brindó el californiano Jovanni Rey Verceles de Pedro (21), de gran vigor en su complejidad rítmica. Las interpretaciones del máximo galardonado, el ruso Alexandre Pirojenko (23), no llenaron para mí las expectativas de creciente calidad, si nos ofreció un muy sensitivo Rachmaninov (compositor al que no soy muy afecto) la interpretación de la "Danza española" de Granados me pareció falta de nervio. Claro que a concurso llevó nada menos que la "Sonata en si menor" de Liszt... en dos años podremos apreciar debidamente sus dotes.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Música clásica en Eivissa...