Pedro A. Echarte - Un por qué sin respuesta...

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 399 Fecha de publicación : 31-03-04

 

Dos destacados instrumentistas de nuestra isla han tenido el meritorio gesto de ofrecer un concierto cuya total recaudación se destinó a la ayuda a las víctimas del 11 de marzo. El clarinetista Venancio Rius Martí, ese gran artista cuya presencia en Ibiza como enseñante y solista contribuye sin ninguna duda a realzar el nivel de nuestra actividad musical, fue acompañado en esta ocasión por la pianista Anabel Márquez Falero (también profesora en nuestro Conservatorio) en la que creo fue su primera actuación ante nuestro público. Como en otros recitales Rius Martí nos reservaba una sorpresa fuera de programa, pero esta vez para abrir éste después del minuto de silencio en memoria de las víctimas: “M-11-M” es el escueto título escogido por Adolfo Villalonga Juan para su breve elegía compuesta ad hoc para la ocasión; una pieza ascética, muy diferente a cuanto yo llevo escuchado de nuestro amigo compositor, impregnada de una atmósfera desolada... como un grito callado, un por qué sin respuesta...

Luego de esta emotiva introducción el programa propiamente dicho incluyó en la primera parte "Le cygne" de Saint-Saëns, el "Solo de concours" de André Messager y la "Fantasia da concerto sobre temas de la verdiana "La traviata" del compositor italiano Donato Lovreglio (1841-1907, sobre quien no me ha sido posible documentarme). En la segunda parte el dúo nos ofreció "Impromptu" de Julián Menéndez (1895- 1975, clarinetista español que fue profesor del Real Conservatorio de Madrid), "Introduction, thème et variations" de Gioacchino Rossini (obra de 1809) y "Memorias" de Pedro Iturralde (nacido en 1929); otro momento de emotiva simplicidad lo constituyó la interpretación de "El cant dels ocells" como bis de cierre.

Yo ya había escuchado en otros recitales de Venancio Rius las dos primeras obras de este programa, lírica la primera, de gran despliegue virtuosístico la segunda... y creo que al comienzo el artista no encontraba la seguridad habitual en él... tal vez problemas con la lengüeta; pero ya en la pieza final de la primera parte su sonido fue soberbio y su articulación riquísima y llena de variedad. La pieza de Menéndez, de neta filiación neoclásica, y los chispeantes fuegos de artificio de las variaciones rossinianas posibilitaron un despliegue de todo tipo de recursos instrumentales e interpretativos resueltos con soberana maestría... ¡Y qué maravillosos pianissimi! La obra de Iturralde dio por fin oportunidad a Anabel Márquez Falero de lucir un pianismo de altura, ya que, aunque acompañó con gran solvencia en todo momento, el carácter de reducción de partitura orquestal del resto de las piezas no le dio mucha oportunidad de lucirse. En Iturralde el dúo funcionó equilibradamente en pié de igualdad y la interpretación, entre melódica y jazzística, me pareció estupenda. Un bello recital en una atmósfera de recatado recuerdo a las víctimas de la tragedia. ¡Bravo!

La página principal de Pedro A. Echarte...

Pedro A. Echarte - Adolfo Villalonga...

Música clásica en Eivissa...