Pedro A. Echarte - Fascinantes ministriles

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 408 - Fecha de publicación : 13-05-2004



“Cinco músicos como la copa de un pino”- escribí yo hace dos años con motivo de la primera presentación del conjunto “A?legoria” en nuestra ciudad; y por cierto pienso que la estatura musical de estos artistas sitúa al conjunto entre lo mejor que pueda escucharse en nuestro país en el apartado de la música antigua con instrumentos de época... los buenos melómanos de la isla se dieron cita con fruición en esta nueva visita del grupo catalán. Jean-Pierre Canihac con la corneta, Romà Escalas alternando diversas tesituras y modelos de flautas de pico renacentistas y barrocas, Daniel Lassalle con el sacabuche, Josep Borràs con el bajón y Jordi Reguant con el clavicémbalo (copia de un instrumento italiano de fines del siglo XVI) son los integrantes de “A?legoria”. El programa comprendió dos partes netamente diferenciadas: con obras renacentistas del siglo XVI la primera y representativo del barroco inicial la segunda; ambos períodos produjeron un amplio repertorio para este tipo de conjuntos y constituyen por lo tanto la especialidad de “A?legoria”. Piezas de Palero, Morales, Pere Vila, Mateo Flecha, Diego Ortiz, Antonio de Cabezón y Joan Brudieu constituyeron una bella muestra de los tiempos en que la música instrumental no era sino un arreglo o adaptación del estilo vocal a las posibilidades instrumentales: la escritura a partes imponía las reglas de estas tabulaturas o cifras en las que los instrumentos tenían por cometido tejer un entramado polifónico similar al de la música vocal. Pero el tiempo de una escritura más idiomática para los instrumentos llegó sobre la tercera década del siglo XVII con Frescobaldi, Cima, Castello, Fontana y otros que inventaron la “sonata” barroca con bajo continuo. Los miembros del conjunto catalán no solo nos brindaron espléndidas y equilibradas versiones de conjunto de obras a tres o cuatro partes instrumentales sino que demostraron su virtuosismo en piezas “a solo” con continuo, como la "Sonata" del bajonista valenciano Bartolomé de Selma i Salaverde (estupendamente resuelta por Borràs) o incluso sin continuo, como la pieza del viruoso flautista holandés Jacob van Eyck intitulada "El ruiseñor inglés", que Escalas bordó sobre un “flauto” barroco... también Jordi Reguant, que actuó como continuista la mayor parte del tiempo, nos demostró su dominio del teclado en dos gallardas de Frescobaldi; en cuanto a la corneta, es un instrumento que a mí me fascina, creo que pone un sello de autenticidad estilística en toda interpretación de una obra de esta época en donde intervenga: espléndido Canihac en la pieza de Bassano; de espléndidas cabe calificar también las prestaciones de Lassalle con el sacabuche. Los insistentes aplausos del nutrido público empujaron a los artistas a ofrecer "La batalla" de Samuel Scheidt como “encore”.

La “autenticidad” no es sino una de las bazas de estos estupendos instrumentistas, sensitivos artistas, fascinantes ministriles.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Músicos que han pasado por Eivissa...