Pedro A. Echarte - El gran barroco francés

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 445 - Fecha de publicación : 28/10/2004

 

Nuevo concierto del Orpheon de Viena en Eivissa Clàssica con una formación bien nutrida que comprendió a José Vázquez, Lucia Krommer, Margit Meckel y Christian Drechsel en las violas da gamba, Héctor Castillo con el violone, Vit Bébar al clavicémbalo y la actuación solista de la soprano Irená Troupová. El programa estuvo dedicado al barroco francés y constituyó una estupendísima muestra del arte de la “viole” durante el largo reinado de Luis XIV (era dorada del cultivo de ese instrumento) alternando con dos cantatas para soprano y continuo de la época de su biznieto Luis XV. Comenzó el concierto con la “Messe pour l’Elevation”, suite de Marc-Antoine Charpentier en la que el conjunto instrumental actuó al completo, luego tuvimos “Suite en re mayor” para viola y continuo de Marin Marais y para cerrar la primera parte la cantata “L’impatience” de Jean-Philippe Rameau. En la segunda parte escuchamos “Suite en sol mayor” para tres violas y continuo de Marin Marais, la cantata “Syrinx et Pan” de Michel Pignolet de Monteclair y para finalizar un “Concert pour les violes” de Charpentier con la totalidad de los instrumentistas. Me parece muy acertada esta idea de combinar piezas puramente instrumentales con obras vocales, ya que introduce un elemento de variedad que hizo que el recital no resultara monótono para ningún neófito.

Las dos bellas cantatas encontraron en Irená Troupová una maravillosa intérprete que dio una verdadera lección magistral de estilo; la cantante checa tiene una voz más bien pequeña y de limitada potencia, pero esto no significa obstáculo alguno para abordar estas camerísticas cantatas; en cambio puso al servicio de sus interpretaciones una acabada técnica de la dificil ornamentación barroca y de los giros expresivos específicos del arte vocal del barroco francés que hunde sus raíces en Lully. Los instrumentistas lucieron una vez más sus estupendas condiciones técnicas e interpretativas y su profundo conocimiento estilístico; Vázquez estuvo mucho más seguro, en las piezas donde actuó como solista, que en el recital dedicado a la música germana... sus pasajes en “pianíssimo” son etéreos y casi mágicos y su dominio de la matización dinámica verdaderamente asombroso; en las interpretaciones con el conjunto completo se logró una gran densidad sonora, plena y muy homogénea, y a la vez una gran claridad en el fraseo.

Escuchando este concierto del Orpheon Consort y revisitando su magnífica exposición de instrumentos antiguos me preguntaba si el público pitiuso en general tiene cabal conciencia de lo que tenemos por aquí en estos momentos: una exposición de una colección única en el mundo y un conjunto de gran nivel dedicado a que de esos instrumentos brote como recién nacida la música del tiempo en que fueron fabricados.

¡Un lujo inapreciable!

La página principal de Pedro A. Echarte...

Otros artículos de Pedro A. Echarte sobre el Orpheon Consort...

Músicos que han pasado por Eivissa...