Pedro A. Echarte - Una década creativa

 

Ultima Hora Ibiza - Artículo Nº : 381 - Fecha de publicación : 21-11-2003

 

Eivissa Ensemble 2000. Cicle d’ Intèrprets Eivissencs.
Can Ventosa, miércoles 19 de noviembre.

 

Toni Riera Palau, flauta, Salvador Ruíz Borrás, clarinete, Damián Boluda Iníguez, trompa, Maite Galarza Mur, violoncelo, Joan “Barbé”, percusión y Adolfo Villalonga Juan, piano y dirección, fueron los integrantes del "Eivissa Ensemble 2000" que protagonizó un nuevo concierto del ciclo Intèrprets Eivissencs. El programa presentó carácter monográfico al estar íntegramente constituido por catorce Vocalises de Adolfo Villalonga Juan, obras que los mismos intérpretes habían presentado ya el 2 de agosto del pasado año en un concierto en Cas Serres.


La composición de estas piezas se extiende desde 1992 (un compositor de solo veintidós años) hasta ese 2002 en que fueron presentadas por primera vez como ciclo; siete de ellas (Vocalises VIII al XIV) tuvieron una primera plasmación como canciones para una voz y conjunto instrumental sobre poemas de Marià Villangómez, Antonio Colinas y Julio Herranz... al transformar esas canciones en piezas puramente instrumentales y perder entonces sus textos pensó el compositor en las “vocalises”, piezas vocales sin texto... la sonoridad de la palabra y sus connotaciones le atrajeron lo suficiente como para escogerla como título para cada una de las piezas. Según el propio Villalonga el ciclo de las Vocalises ejemplifica de manera muy clara el proceso de sus años de aprendizaje, abierto sin prejuicios a múltiples influencias, explorando caminos diversos en un eclecticismo creativo de donde emergerían necesariamente los rasgos más personales de su quehacer compositivo.


Personalmente pienso yo que el ciclo presenta dos bloques de piezas de desigual carácter e interés. Las siete primeras (en el ordenamiento numérico definitivo, que no sé si corresponde a una cronología de su génesis) se podrían encuadrar dentro de un estilo de música melódica sin grandes pretensiones (música ambiental, podríamos decir) donde las influencias son muy evidentes y donde el eclecticismo estilístico impera. Las siete siguientes, que a pesar de haber suprimido el elemento textual conservan sus conexiones genéticas con las imágenes y emociones suscitadas por los poemas, son ciertamente mucho más serias en sus planteos compositivos, y con esto quiero decir que a mi juicio los poemas de nuestros poetas han suscitado en nuestro compositor indagaciones de lenguaje más consistentes y osadas.


El conjunto "Eivissa Ensemble 2000" prestó nuevamente su mejor quehacer a estas piezas que parecen pensadas para su conjunción instrumental, aunque creo yo que Villalonga podría haber sacado más partido de las diversas combinaciones posibles, ya que su tratamiento es casi siempre el típico en un conjunto de jazz: cada instrumento destaca sucesivamente.

La página principal de Pedro A. Echarte...

Pedro A. Echarte - Adolfo Villalonga...

Música clásica en Eivissa...