Homo desorientatus - 'Clásicos Populares', adiós con el corazón...

 

7 de agosto de 2008

 

Este artículo me ha costado mucho tiempo escribirlo. En primer lugar porque he estado absolutamente dopado y no sabía dónde tenía la cabeza (aunque eso es normal). Una neumonía unida a un fuerte ataque de lumbalgia ha hecho que pueda ganar la medalla de oro en Pekín (Beijing) en toma de medicamentos varios. Y, en segundo lugar, porque lo que voy a escribir ha sido parte de mi vida, y me he visto obligado a decirle adiós.

A las 16.00 horas del 31 de julio de 2008 desapareció de Radio Nacional de España 'Clásicos Populares'. Después de 32 años los jefazos de RTVE le dieron el carpetazo. Ya escribí sobre los motivos en esta entrada: "Clásicos populares desaparece".

El programa comenzó a emitirse en abril de 1976. No ha llovido poco ni nada. Recuerdo que siendo muy jovencito, de vez en cuando caía en mis oídos el programa. Y abominaba de él. Para mí, la música clásica era aburrida a muerte. Eran mis comienzos en el mundo de la música y estaba más cerca de Supertramp que de Smetana. Revolucionario que se dice (luego llegó la época de The Clash, Police, Talking Heads, etcétera). Para mí la música clásica era un auténtico peñazo.

La vida se va haciendo por el camino y mi aproximación al programa se produjo en una fecha muy concreta: mayo de 1988. Durante esa época estaba enclaustrado preparando los exámenes de cuarto de carrera. Por las tardes me pegaba un buen tute y para relajarme me ponía la radio. Y puse RNE, 'Clásicos populares'. La música que escuché y la manera de comentarla me pareció maravillosa. Y desde entonces.

Estuviera donde estuviera, intentaba escuchar el programa, escuchar a Araceli y Fernando Argenta . Y gracias a ellos, descubrí de verdad la música clásica. Y comencé a amarla. Son incontables las veces que me he emocionado con Mozart, Bach, Haendel, Vivaldi, Prokofiev y muchos más. Por todo ello, no me queda más que darles las gracias.

Y he escuchado el programa a pesar de lo mal que los ha tratado la dirección de RNE, con sus cambios de horarios que le perjudicaban, y mucho. Un programa que ha intentado acercar a la gente, y en cierta medida lo ha conseguido, una música, la clásica, tratada de manera habitual de una manera demasiado formal y seria. Por eso recibieron críticas por su forma de referirse a los músicos: el Cura pelirrojillo (Vivaldi), el Viejo peluca (Bach), el Sordo genial (Beethoven), el Niño de cristal (Tchaikovsky), Esponjita (Schubert)...

La familia de 'Clásicos Populares' hemos disfrutado y aprendido con toda la música que han programado y con todas las secciones que se han inventado: "Busque, compare y si encuentra algo mejor... vótelo", los concursos descacharrantes, la vida amorosa de los músicos, "Si lo llego a saber compone su padre", cursos de pedagogía musical, la maravillosa campaña pro-lluvia...

De nuevo el maldito ERE, Expediente de Regulación de Empleo de RTVE. Gracias a él el antiguo ente se ha "deshecho" de algunos de sus mejores profesionales. Profesionales que aún podían haber dado muchos años de buen trabajo.

Al final están convirtiendo a la radio y televisión pública en lo que no debía ser: una televisión comercial más. El mismo Fernando Argenta, en uno de los últimos programas, dijo que no comprendía la decisión, pero como dice aquel, no le quedaba más remedio.

Desde que me enteré que quitaban mi programa de referencia en música (junto a 'Siglo XXI' de Radio Tres), he escuchado cada día con detenimiento y gusto, sabiendo que era algo que me iban a quitar, disfrutando de cada obra, de cada comentario... Y escuchando muy atentamente las llamadas de los oyentes. Y muchas veces me he encontrado con más de una lágrima rodando por las mejillas.

Me han quitado algo que he querido durante años y siento un vacío. Y como yo mucha gente. La música clásica, una música bellísima cunado es buena, no interesa. Ni la buena educación, ni la cultura, ni los libros, ni un amanecer....

Me hubiera gustado que Fernando hubiera dado caña, pero ha sido un señor. No se ha metido con nadie, un auténtico caballero. Incluso cuando una llamada le propuso que se fuera a otra emisora, él se negó, dijo que RNE era su casa. Y tiene razón. Creo que 'Clásicos populares' sería impensable en una emisora comercial.

Y los últimos días han sido especiales para el programa y para mí. El 30 de julio estuvieron con Fernando algunas de las voces del programa: Rodri, Beatriz Pecker, el gran Carlos Tena, y Araceli, entre otras. Emocionante. Y todos prejubilados. Y el día 31, una pequeña introducción de Fernando y luego, sólo música. Nada más, sin comentarios. La emoción creo que no le hubiera dejado hablar.

Y la última música que sonó tras 32 años fue especial, muy especial, sobre todo para Argenta: "Terra Santa" de Fernando Arbex, amigo de Argenta y fallecido en 2003. Esa obra fue número uno de la clasificación de las obras de la semana y fue dirigida por el propio Fernando Argenta, con lo que cumplió uno de sus sueños, poder dirigir una orquesta.

Lo único que puedo decirles tanto a Fernando como a Araceli (a todos los que han pasados por sus micrófonos), como a los productores y a los técnicos es muchas gracias. Gracias por haberme hecho conocer y amar la música clásica.

Para terminar me gustaría hacer una relación de entradas que he encontrado buceando en internet que tiene que ver con el programa, por una parte y con su fin, por la otra.

 

- Blog de Luis Figuerola-Ferretti, otro genio damnificado por el ERE: El duende de la radio

- Blog de La chica de la tele

- Un poco de historia del programa

- Entrevista a Fernando Argenta en la contraportada de "El País" el mismo día de la desaparición del programa

- Carta de despedida de un fan en "Diario Crítico"

 

Post original y comentarios...

 

Clásicos Populares desaparece...

Clásicos Populares...

Música...