Joan Marí Riera - Las licencias del taxi

 

Diciembre de 2004

 

Las licencias de nueva creación para la prestación del servicio de taxi deben ser otorgadas por las entidades locales, de conformidad con los procedimientos establecidos por la normativa de régimen local, mediante concurso, en el cual debe valorarse de forma preferente, entre otros, la previa dedicación a la profesión en régimen de trabajador o trabajadora asalariados en los periodos establecidos en cada reglamento.

Los ayuntamientos y entidades locales deben otorgar las licencias de taxi atendiendo siempre a la necesidad y conveniencia del servicio al público y a la caracterización de la oferta y demanda en su ámbito territorial, con el fin de garantizar la rentabilidad suficiente de la explotación del servicio.

Para la modificación del número de licencias de taxi deben tenerse en cuenta los siguientes factores:

a) La demanda de servicio de taxi en el correspondiente ámbito territorial.
b) El nivel de oferta de servicios de taxi en el correspondiente municipio.
c) Las actividades comerciales, industriales, turísticas o de otro tipo que se realizan en cada municipio y que pueden generar una demanda especÌfica de servicio de taxi.
d) Las infraestructuras de servicio público del correspondiente ámbito territorial vinculadas a la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales, los espacios de ocio y las actividades lúdicas y deportivas, los transportes u otros factores que tengan incidencia en la demanda de servicios de taxi.
e) El nivel de cobertura, mediante los servicios de transporte público, y las necesidades de movilidad de la población.

El incremento del número de licencias vigente en un municipio o ámbito territorial debe ser justificado debidamente por el ayuntamiento o la correspondiente entidad local en un estudio previo.

Relacionado con las `licencias estacionales de taxi´, los ayuntamientos o entes locales competentes, de forma excepcional, deben poder otorgar licencias con una validez temporal limitada a un determinado período del año, si queda debidamente justificada y acreditada su necesidad y conveniencia, en lo que se refiere a la concurrencia de los siguientes factores:

a) Una demanda específica generada por actividades estacionales. A estos efectos deben tenerse en cuenta las características del servicio en los municipios turísticos.
b) La insuficiencia manifiesta de la oferta de servicios de taxi para dar respuesta a las necesidades detectadas.

En cuanto a su titularidad, las personas que son ya titulares de una licencia de taxi en una entidad local deben tener preferencia para la concesión de licencias estacionales en dicha entidad local.

Del mismo modo, excepcionalmente, los titulares de las licencias de taxi deben poder solicitar la suspensión provisional de la licencia, en caso de que, temporalmente, dejen de prestar la actividad por alguna causa justificada.

Joan Marí Riera...

Movilidad...

Taxi...