Jordi Ibáñez i Puente - En pro de los tranvías

 

La Vanguardia, 13 de junio de 1980

 

Respecto a una carta publicada el 30 de mayo, firmada por el señor Lluís Reverter, conseller regidor de l'Ajuntament de Barcelona.

El cual, al parecer, no siente mucha nostalgia por nuestros viejos tranvías, se olvidó decir que a los tranvías les saltaba el trole y que molestaban, pues es lo que se decía en la época.

No sé a qué partido pertenece el señor Reverter, pero sus opiniones son exactas a las de sus antecesores de otra época.

De manera, señor Reverter, qus los tranvías necesitan subcentrales. ¡¡No me diga!! ¿Ya sabe usted que el «metro» también las necesita? ¿Ya sabe que las necesita también la Renfe y los Ferrocarriles de la Generalitat?

Todo lo que dice de los tranvías también ocurre, y más de lo deseable por cierto, en el «metro», además, según usted, algún día podría paralizarse todo el tráfico ferroviario de Cataluña.

¿De manera que los autobuses de construcción nacional son más económicos? ¿Ya sabe que casi todos los tranvías que había en Barcelona estaban construidos en nuestra ciudad?

¿Puede usted explicar por qué los autobuses de fabricación nacional de la serie 6000, recién inaugurados, ya han sido retirados varias veces?

¿Cómo puede usted justificar, en un país democrático, la existencia de los autobuses, de fabricación nacional, de Transportes de Barcelona, con el enorme déficit que padecen?

Todo lo que dice de los tranvías ocurría sólo en nuestra ciudad, pues yo he viajado por varios países, cuyas ciudades, por cierto, estaban llenas de tranvías, y en ellas no ocurre nada de esto. Como siempre, nuestro país va al revés de todo el mundo, las ciudades de la mayoría de los países europeos están llenas de tranvías. Incluso en Alemania se construyen modernos tranvías en vez de metros, ya que salen más económicos y pueden transportar igual número de pasajeros.

Usted considera una ventaja el que una línea de autobuses se puede cambiar de su itinerario normal, cosa que en cambio yo y la mayoría de los ciudadanos lo encontramos una desventaja, pues nos encontramos que cuando vamos a coger el autobús, éste ya no pasa por el mismo lugar, a veces hay que andar más de dos travesías, si a usted le gusta jugar a autobuses, hágalo en su casa, pero no en la ciudad.

En fin, señor Reverter, si quiere saber o que es un tranvía moderno, podríamos encontrarnos, cuando usted quisiera, que yo se lo explicaré, pero, por favor, no confunda al ciudadano.

Tranvía...

Movilidad...

Movilidad en Barcelona...