José Manuel García Díaz de Villegas  -  ¿AVE a Madrid o a Bilbao?

 

El Diario Montañés,  23 de octubre de 2007

 

Para mi sorpresa se ha abierto un debate sobre el dar la prioridad, a Madrid o a Bilbao, como destino del AVE origen Santander. Digo sorpresa porque dado que, en los Presupuestos del Estado para el 2008, se nos asignan un millón de euros para este fin, es como si entre dos personas cuyo capital fuera sólo un euro para ir a comer, polemizaran sobre cuál de los dos restaurantes de prestigio que hay en nuestra calle Castelar se come mejor, remarcando que en proporción un euro es más dinero para comer que un millón de euros para nuestro AVE.

Pero abierta la polémica, varios amigos, que conocen que llevo cuarenta años de profesión ferroviaria, me han manifestado su deseo de que dé a conocer mi opinión sobre el tema. Entienden que para el público en general puede ser de interés. Acepto la invitación.

Ante todo, en la obligada síntesis de un artículo periodístico, hay que tener bien claro para qué sirve el AVE. El AVE no es una panacea para todo tipo de transporte terrestre como lo fue el ferrocarril en el siglo XIX y casi la primera mitad del XX. Hoy coexiste con el automóvil y el avión que en muchos servicios le superan ampliamente. El AVE, entendiendo por tal el que tiene como mínimo velocidades de crucero de 300 Km/h y comerciales (origen - destino) de 200 Km/h, tiene puntos fuertes pero también limitaciones. Los dos puntos débiles, que remarco en este escrito, son la necesidad de realizar nuevos trazados con radios mínimos de 5.000 metros (en el ferrocarril actual ese valor es de 300 metros) y la limitación de la aceleración y del frenado. En efecto, un automóvil con ruedas de goma, que son muy adherentes, sobre asfalto rugoso puede alcanzar su velocidad de crucero, o detenerse, en muy pocos metros y en muy pocos segundos.

El AVE con sus ruedas y carriles de acero liso -bajísima adherencia- necesita para ello muchos, muchos kilómetros. De aquí la obligada limitación del número de paradas entre origen y destino, y el porqué disminuye tanto la velocidad comercial respecto a la de crucero. Así de Madrid a Sevilla hay sólo dos o tres paradas y muy distantes entre sí.

Precisado ésto, entremos a analizar la propuesta de dar prioridad a Bilbao sobre Madrid. Los argumentos de sus defensores de forma resumida son:

A.- Nos abre el camino a Europa.
B.- Se solucionaría el acceso a Bilbao desde Laredo y Castro Urdiales eliminando los reiterados colapsos de la autovía, y
C.- La extraordinaria importancia empresarial que para nosotros tiene el 'Gran Bilbao', con sus 22 municipios, con una población de 900.000 habitantes en 494 Km2.

Vamos a rebatirlos:

A.- A las personas que nos hicimos adultas (?) en el entorno del mayo del 68, se nos llenaba la boca con la palabra Europa. Era sinónimo de progreso y libertad. Hoy día para un cántabro, Europa es sólo turismo y/o negocio. Europa es ir a Londres (1.474 Km.), o Frankfurt (1.582 Km.), o a Zurich (1.445 Km.) o a Amsterdam (1.484 Km.) o más lejos ¿Y vamos a ir en tren? No; serían viajes del orden de nueve o más horas. El tren compite con el avión, origen-destino, domicilio-hotel, en el entorno máximo de las 2h. 30m. o tres horas, es decir 500-600 Km., puesto que tenemos la ventaja que las estaciones están en el centro de las ciudades. Además, desde que se llega al aeropuerto hasta que se inicia el viaje, los tiempos de acceso son tiempos muertos en los que el tren ya se ha desplazado más de cien kilómetros. Pero, para distancias superiores, el avión con sus 900 Km/h. nos supera. Para ir a Europa, lo razonable es desplazarse en avión desde Parayas -mi aplauso a los que han conseguido algunas relaciones internacionales-, y como mal menor desde el aeropuerto de Bilbao. Incluso a París tardaríamos al menos siete horas.

B.- De Laredo a Castro Urdiales hay 22 Km., de Castro a Bilbao, 36 Km. ¡Frenaríamos casi antes de llegar a la velocidad de crucero! Este problema lo debe solucionar no el AVE sino un servicio de trenes de cercanías, o un metro ligero (la nueva línea 9 del Metro de Barcelona tiene 42 Km.) es decir un suburbano conectado con el transporte público de Bilbao. Se necesitan servicios frecuentes, varias estaciones intermedias, velocidades de crucero de 80 Km/h. y radios de las curvas de 400 m. Son trazados mucho menos costosos. Y quizás debiera hacerse con cargo a los Presupuestos del País Vasco.

C.- Ir a Bilbao. El destino mayoritario de nuestros viajes es ir al Gran Bilbao, más que a su Gran Vía. Vamos a sus fábricas, talleres , almacenes, aeropuerto, universidad, situados en sus 22 municipios: Baracaldo, Basauri, Galdácano, etc., y para eso precisamos de un automóvil. Sería absurdo llegar en media hora en AVE a Bilbao para allí tomar un taxi cuando en nuestro propio coche llegamos en poco más de una hora a cualquier destino y sin supeditarnos a horarios. Presenta una gran diferencia con el destino a Madrid. Allí sí que vamos a la Castellana, a sus ministerios, a las sedes de grandes empresas, a sus hoteles, y hay una buena conexión en metro con el aeropuerto internacional.

El AVE no sirve para todo, pero lo que debe hacer lo hace muy bien. En el AVE a Madrid todo son ventajas, por conocidas no las expongo aquí. Por lo anteriormente dicho no es que yo crea que sería negativo la construcción de una nueva línea de Alta Velocidad entre Santander y Bilbao, pero lo veo como parte integrante de una línea que una, sin paradas intermedias, a las ciudades de La Coruña, Oviedo, Santander, Bilbao, Irún. Y nunca como prioritario sobre nuestra unión con Madrid. De hacerse el Santander-Bilbao antes que el Santander-Palencia, el Ministerio de Fomento -y utilizando la buena voluntad de algún político cántabro engañado- propondrá que para ir a Madrid en AVE se vaya por Bilbao; y eso sería insultante. Entonces es de prever que nunca se haría el Santander-Palencia. Éste es el gran riesgo.

Con los argumentos que he presentado creo haber expuesto claramente la opinión que se me pidió. Pero antes de terminar, unos comentarios sobre otras opiniones emitidas en los días pasados. Me produce una gran satisfacción, como viejo profesor, que mis brillantes ex-alumnos Íñigo [De la Serna, alcalde de Santander] y Christian [Manrique, presidente de la Autoridad Portuaria] coincidan en mi apreciación. Pero en el tema del Puerto demos una vuelta más a la tuerca que ya gira en el buen sentido: el Puerto obtendrá una gran ventaja si nuestra conexión con Madrid es una línea de Alta Velocidad sólo para viajeros. Así quedaría la actual infraestructura para mercancías -y cercanías- lo que incrementaría notablemente su capacidad. Ni un solo vagón de mercancías ha transitado por las líneas de Alta Velocidad en España, ni en Francia, ni en Japón Como bien dice UGT ambos tráficos, AVE-mercancías, son incompatibles (por problemas técnicos que no procede desarrollar aquí). Para obviarlo nos proponen un "tren de altas prestaciones", juego de palabras que suena bien pero que sería el pariente pobre del AVE. No debe admitirse por quien corresponda, y no nos dejemos engañar con términos que suenan bien: velocidad alta, altas prestaciones, alta velocidad en líneas existentes acondicionadas, Lo que debe exigir Cantabria son trazados nuevos con radios mínimos de 5.000 metros. Eso es Alta Velocidad.

Estoy también de acuerdo con CC. OO. y Miguel Ángel Pérez Jorrín en que aflorar la alternativa por Bilbao retrasaría aún más nuestra conexión con Palencia-Madrid, por la torticera utilización que haría de ello el Ministerio. Pero aún así esbozo lo más novedoso de mi artículo: puesto que de Palencia a Santander no hay casi nada hecho, puesto que lo presupuestado para el 2008 es calderilla, puesto que en el mejor de los casos no habrá dinero hasta los Presupuestos del 2009, tenemos así más de un año de inactividad. ¿En qué podemos emplearlo? Parto de la base que la línea de Alta Velocidad Palencia-Burgos se hará seguro, pues es la conexión con la Y vasca. Por ello propongo que el Gobierno de Cantabria contrate, a una de las empresas colaboradoras del Ministerio de Fomento, un estudio sobre la conveniencia de ir a Palencia yendo primero a Burgos. Bien con una línea directa Santander-Burgos o Santander- Aguilar- Burgos. Así nos conectaríamos con Burgos y aproximaríamos a Aragón y Cataluña. No prejuzgo el resultado del estudio que propongo, pero creo que es sugestivo y a priori presenta una serie de ventajas (ver DM. 02.01.2005). Por la trascendencia de esta posibilidad creo ineludible que lo encargue el Gobierno de Cantabria -el Central no lo hará- y que lo haga ya. Hay que hacerlo aprovechando la parada del 2008 para, que si no es buena idea, no distorsione el futuro del apenas abordado Palencia-Alar. Si no se hace este estudio de inmediato retiro la propuesta. La sociedad cántabra, como Fuenteovejuna, todos a una, debemos defender una sola idea: el AVE Santander-Palencia.

Y exigir del próximo Gobierno de la Nación que se consignen los fondos necesarios para que no siga aumentando nuestra deuda histórica, que nuestra deuda es de verdad.

 

José Manuel García Díaz de Villegas...

Respuesta de José Ángel Porres Benito  -  La alternativa Valladolid-Santander a través de Palencia y Burgos...

Movilidad...

Alta velocidad ferroviaria...

Ferrocarril y ferrocarriles...

Movilidad - Santander...

Santander...