Joan Zamora Terrés - Carta solicitando la vuelta a su hogar del capitán del "Prestige", Apóstolos Mangouras

 


3 de Mayo de 2004



Os adjunto el texto de un escrito dirigido al Gobierno, a través de la ministra de Fomento, para instar la vuelta a su hogar del capitán del Prestige Apóstolos Mangouras. Como se trata de que vaya firmado por el máximo número de compañeros/as, os ruego lo hagais circular entre los profesionales de vuestro entorno. Las firmas (adhesiones) al texto se han de enviar al correo electrónico de la Asociación Española de la Marina Civil mcivil@wanadoo.es. Vale la simple indicación del nombre, individual o de la organización. Una vez recogido un número significativo de firmas, haremos llegar el escrito a la ministra de Fomento y confiaremos que surta efecto.


La situación personal de Mangouras es de cansancio por la privación de libertad a que está sometido y, desde luego, sigue sin entender el alto precio que está pagando por unos supuestos delitos que no cometió. Os ruego la máxima difusión de esta iniciativa para congregar el mayor número posible de firmantes del texto. Un abrazo.


J. Zamora Terrés
Director CELSEM-UPC


A DOÑA MAGDALENA ALVAREZ, MINISTRA DE FOMENTO

 

Las organizaciones y los profesionales de la marina civil abajo firmantes, preocupados por la situación personal y procesal del capitán Apóstolos Mangouras, que mandaba el B/T Prestige durante los días de noviembre de 2002 en que se produjeron los hechos que finalizaron en el naufragio y pérdida total del buque, a V.E. EXPONEN:

 

El capitán Apóstolos Mangouras fue detenido en el aeropuerto de Alvedro, en La Coruña, el pasado día 15 de noviembre de 2002, tras haber sido rescatado del buque a su mando por un helicóptero del servicio español de salvamento marítimo. Acusado de delito ecológico y de desobediencia, de acuerdo con los artículos 331 y 556 del Código Penal, pasó dos días detenido en dependencias policiales, ochenta y tres días recluido en la prisión provincial de La Coruña y reside en estos momentos en Barcelona, en libertad provisional bajo fianza de tres millones de euros, con prohibición expresa de abandonar el territorio nacional, por decisión del Juzgado de Instrucción número 1, de Corcubión.


Con nuestro respeto para el procedimiento judicial en curso y con las decisiones del juez instructor, hemos de manifestar que es opinión generalizada entre los profesionales de la mar que las decisiones e iniciativas que tomó el capitán Mangouras para salvar la tripulación del Prestige, minimizar el vertido contaminante de la carga y evitar el naufragio del buque resultaron correctas y acertadas. Es más, la práctica totalidad de los marinos reconocen el coraje y la responsabilidad que Apóstolos Mangouras mostró a lo largo de las más de 48 horas que permaneció a bordo tras producirse la primera avería del buque. De ahí que el capitán Mangouras fuera nominado candidato al premio “Capitán del año 2003” por el Instituto Náutico de Londres y el diario marítimo “Lloyd List”.


Transcurridos 18 meses desde el accidente y posterior hundimiento del Prestige, a la vista de todos los elementos conocidos derivados de la investigación en curso, podemos afirmar que el capitán Mangouras fue la primera víctima de aquel siniestro y ninguna responsabilidad tuvo en las causas, aún hoy desconocidas, que provocaron la vía de agua con que se inició la posterior catástrofe ecológica. Desde luego, resulta muy difícil relacionar, siquiera en hipótesis, su actuación profesional como capitán con los daños causados por el derrame de la carga del petrolero. Tenemos la impresión de que el capitán Mangouras fue utilizado por las autoridades del anterior Gobierno español como chivo expiatorio por los errores y negligencias con que gestionaron la emergencia del petrolero Prestige.


La opinión crítica que el PSOE ha mostrado en reiteradas ocasiones hacia la gestión de la crisis que llevó a cabo la anterior Administración nos hace concebir la esperanza de que su acceso al Gobierno se manifieste, al menos, en un cambio de posición por lo que refiere a la situación personal del capitán Apóstolos Mangouras, dentro del estricto respeto a las decisiones judiciales. En este sentido, resulta relevante señalar que la Resolución del Parlamento Europeo aprobando las conclusiones de la Comisión MARE (con los votos favorables del grupo socialista), insta a las autoridades jurisdiccionales españolas a flexibilizar la situación procesal del capitán y permitirle regresar a su hogar en tanto no se señale fecha para su juicio, fecha que según todas las informaciones puede retrasarse hasta el año 2006.


Apóstolos Mangouras, de nacionalidad griega, cumplió 69 años el pasado 22 de enero, posee una experiencia profesional de 42 años en la mar, 35 de ellos como capitán al mando de buques mercantes, y carece de cualquier antecedente penal. Ha prestado una fianza de elevadísima cuantía y nos consta que el Gobierno de Grecia ha manifestado por cauces diplomáticos su disposición a garantizar la presentación del capitán Mangouras en el futuro juicio si se le permite regresar a su país.

 

Por todo ello, a través de V.E. como titular del Ministerio competente en materia de marina mercante, SOLICITAMOS DEL GOBIERNO ESPAÑOL que:


HAGA cuanto esté en su mano para facilitar que las autoridades judiciales competentes permitan el regreso a su hogar del capitán Apóstolos Mangouras, con todas las medidas de control que se consideren necesarias y oportunas a fin de garantizar su futura presentación a juicio, mediante las oportunas instrucciones al Ministerio Fiscal y a la Abogacía del Estado para que interesen del Juzgado el permiso necesario.

Todos vamos en el mismo barco...

Con toda la mar detrás, de Luis Jar Torre...