Fernando Castelló - Jubilados al amanecer

 

El autor critica el Expediente de Regulación de Empleo de de la agencia Efe y apunta que serán jubilados trabajadores en plena madurez intelectual y profesional.




(El País, 30 de enero de 1999 )






Ciento cuarenta y seis profesionales de la agencia estatal de prensa Efe vamos a ser, si nadie lo remedia, anticipada y forzosamente jubilados, como quien dice manu militari, al amanecer: al amanecer a la plenitud de nuestras capacidades profesionales; al amanecer de una nueva era en que la Europa social reivindica los valores de la madurez activa y desecha el recurso a las jubilaciones anticipadas como panacea del desempleo; y al amanecer de tiempos en que la defensa de la libertad de prensa pasa también por la de la estabilidad de los periodistas en el empleo.No jugamos (no estamos para juegos) con las palabras cuando decimos que seremos jubilados al amanecer, porque lo vamos a ser tras el juicio sumarísimo de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado el 20 de octubre en el Ministerio de Trabajo por la actual dirección, que alega un déficit que ella misma ha triplicado en sus casi tres años de gestión, aunque todavía sea doscientas veces menor que el de la también estatal RTVE.

En virtud de ese ERE, se nos arrojará a todos los que tenemos hoy de 57 años para arriba a la fosa común del seguro de paro durante dos años, complementado mezquinamente por la empresa, para pasar después a la simple pensión de jubilación anticipada y congelada en la parte que aporte la empresa para compensar su disminución al jubilarnos antes de los 65 años. Y nos seguirán en la caída aquellos compañeros que hoy tienen 54 años y a los que se obligará a firmar su sentencia de jubilación a los 57 en esas condiciones draconianas.

Entre los profesionales que vamos a ser extirpados, traumáticamente y sin anestesia, del cuerpo redaccional de Efe hay directores, subdirectores, redactores jefes, editores, delegados y corresponsales en el mundo y en España nombrados en anteriores etapas y responsables de la mitad de los cargos informativos de la agencia, que quedará así semidescabezada.

Seremos jubilados al amanecer de nuestras mentes a la plenitud intelectual y profesional, tras décadas de desempeñar puestos de responsabilidad desde los que muchos de nosotros desde el comienzo de la transición de Efe a la democracia, contribuimos a hacer de ella lo que hoy es todavía: una fuente informativa de primer orden para los medios españoles o iberoamericanos, creíble y libre, voz del mundo hispano en el coro informativo de las naciones, primera agencia en Iberoamérica y cuarta en el mundo.

No se habrán tenido en cuenta "tanto la aportación intelectual como la profesional que las personas directamente afectadas por el ERE pueden hacer a la agencia Efe, dadas las especiales características que reúne una empresa informativa", como ha pedido la Asociación de la Prensa de Madrid, en respuesta a nuestra solicitud de amparo. Se menosprecia en nosotros un valor que en el mundo occidental tanto se aprecia: el del periodismo senior, que acumula experiencia y "saber hacer", como parte insustituible del capital profesional, principal capital de una empresa informativa. Y cuando avistamos, no el ocaso de nuestras facultades, sino el alborear de la sabiduría que da la madurez, se nos quiere enviar a derrochar nuestros conocimientos, que deberían ser considerados patrimonio indeclinable de Efe, en las mesas de mus de algún Hogar del Jubilado o navegando en solitario por la realidad virtual, apartados prematuramente y para siempre de la realidad informativa que dominamos.

Seremos jubilados al amanecer de una nueva época en Europa en la que las jubilaciones anticipadas van a dejar de ser alentadas por acuerdo, adoptado el 20 de noviembre, de los ministros de Trabajo de la Unión Europea, incluido el español, a la sazón Javier Arenas, según crónica de Efe del día citado, en la que se informaba, desde Bruselas, de que "los ministros de Trabajo de la UE compartieron un amplio acuerdo para que no se siga fomentando la jubilación anticipada". Eleonora Hostach, presidenta del Consejo de Ministros de Asuntos Sociales de la UE, dijo en la reunión citada que hay que adoptar medidas "para que se puedan quedar en sus puestos de trabajo los trabajadores de más edad", ya que, según el comisario europeo de Asuntos Sociales, Padraig Flynn, "las políticas para anticipar la jubilación cuestan muy caras" y se están produciendo cambios demográficos en Europa, donde aumentan las esperanzas y capacidades de vida activa.

Javier Arenas comparte ese criterio con sus colegas europeos al reiterar que "no se puede fomentar la anticipación de la jubilación" y que "tenemos que ir a un proceso inverso" e incluso "incentivar que las personas que quieran continuar en la actividad laboral después de los 65 años lo puedan hacer". Seremos jubilados al amanecer de una ampliación del concepto de defensa de la libertad de prensa a la defensa de las condiciones laborales de los periodistas, depositarios de la libertad de información en respuesta al derecho de los pueblos a ser informados. Esa defensa abarca hoy también la estabilidad de los periodistas en el empleo y su protección contra toda amenaza laboral que ponga en peligro su independencia de criterio y favorezca la autocensura y el periodismo reverencial. Ese nuevo concepto, cuya aplicación promueven, además de organizaciones de periodistas como Reporteros sin Fronteras, las secciones de libertad de prensa dentro de las comisiones de derechos humanos de organismos internacionales, lleva a grandes empresas de comunicación europeas, como nuestra estatal RTVE y la agencia France Presse, a que sus propuestas de jubilaciones anticipadas, además de dignamente incentivadas y no traumáticas, sean, en todo caso y sobre todo, de voluntaria aceptación por parte de los afectados, para no convertirse en despidos colectivos.

No obstante, últimos de Filipinas de una moda que pasa, los 146 mayores de 54 años de Efe hemos sido condenados a muerte generacional por la actual dirección, que nos paga los servicios prestados a la empresa desde puestos a menudo directivos y el formar parte de su memoria histórica con un ultimátum de jubilación anticipada forzosa y mezquina.

Si, en la línea trazada por el hoy secretario general del PP, el nuevo ministro de Trabajo , Manuel Pimentel, no nos indulta, rechazando el ERE de Efe (presentado finalmente sin el acuerdo del Comité de Empresa) o haciendo voluntarias las jubilaciones anticipadas forzosas que prevé, compareceremos al amanecer de cualquier día de este gélido febrero ante un pelotón de jubilamiento formado por la actual Dirección de la agencia.

 

(Fernando Castelló es portavoz de los afectados por el plan de jubilaciones anticipadas de Efe y presidente de la organización internacional Reporteros sin Fronteras).

Efe, jubilados al anochecer...

Volver a Todos vamos en el mismo barco...