Luis Landriscina  -  Picardías rurales

 

Ésta es una picardía de campo...

Vieron que con todas estas reformas que hay de caminos

como pa' cobrar peaje,

también por las provincias se hacen,

y cuando tienen que volar un puente

hay que hacer un desvío.

Y hay tres categorías de caminos :

nacionales, provinciales y vecinales.

Y los vecinales, como su nombre lo indica,

están asistidos por los vecinos,

son los caminos interchacras esos...

Que... son caminos de tierra,

son, han sido y van a ser de tierra,

no se van a asfaltar nunca,

porque eso es a partir del esfuerzo de los propios vecinos...

Entonces, cuantimás,

después de unas grandes lluvias,

si la cosa está fea

porque ahí quedan huellas,

se juntan los vecinos,

siempre hay un líder...

 

- Ché, vamos a poner diez litros de gasoil cada uno y... ¿eeeh?

y le pedimos la máquina de Vialidad,

le damos unos pesos al peón de Vialidad

y que nos pase la Champion...

 

Y así se arreglan.

Bueno, en este caso, uno de los desvíos,

después de explotar un puente,

era por un camino vecinal, camino de tierra,

y eran como catorce kilómetros de desvío,

y pasaba por el campo de los Medina.

Los Medina habían comprado ese campo

y ya tenía la casa hecha,

porque si hubiera sido por decisión de ellos

nunca la hubieran hecho tan cerca del alambrado,

porque ningún tipo que es de campo

hace la casa pegada al alambrado,

porque sabe que cada vez que pase un auto

le va a tapar la casa con tierra.

Y ésta, raramente...

yo no sé si estaba hecha ahí

y después trazaron el camino,

pero la cuestión es que estaba muy cerca del alambrado.

 

No sabés lo que eran los autos pasando por ahí...

Le tapaban la casa con tierra,

porque el tipo cuando desvían el tráfico,

un tipo que tiene un cálculo hecho sobre asfalto

y se encuentra que hay un desvío,

y tiene que ir por tierra

se enoja mucho,

y ese enojo lo traduce en el pie derecho...

Acelera...

porque quiere recuperar eso.

- Andá a saber dónde salgo ahora ya...

Y pasaban, che,

y le tapaban la casa con tierra a Medina...

No podían tomar mate,

no podían tender la ropa,

le habían liquidado no sé cuántas gallinas...

Los perros afónicos,

no podían ni ladrar,

tapados de tierra...

 

Y Medina averiguó, y dice :

- ¿Y pa' cuánto hay de desvío?...

Y hablan de cuatro o cinco meses.

- Ah, nooo, - dijo - es mucho tieeempo...

Algo va a haber que hacer.

 

Y se ve que algo hizo

porque a los dos días

los autos venían, che,

y en el esquinero norte de Medina

es como que echaran un ancla,

y entraban a reducir a veinte,

y se veía que los de los autos

miraban pa' los costados

como esperando ferrocarril...

Y después que pasaban lo de los Medina

recién aceleraban y se iban.

 

Y los vecinos entraron a comentar...

- Che, - dice - ¿Medina le habrá hecho zanjas en el camino?

- No, - dice - porque no se los ve saltar, frenan nomás.

- ¿Y lomos de burro tampoco, no?

- No...

- Les habrá echado algunos miguelitos.

- No, - dice - porque pararían a cambiar las gomas.

- Él dijo que algo había que hacer...

- Allá parece que hay un letrero, vamos a ver - dicen los vecinos.

 

Y fueron a ver.

Y había hecho un letrero Medina,

y había puesto en el letrero :

"Atención, señores automovilistas, precaución :

en los próximos metros campo nudista".

 

Luis Landriscina...

Venga... y le Cuento...

América - Argentina...

Drenajes...

Movilidad...

Vialidad...