Luis Landriscina  -  Reencarnación

 

Y acá quedaba una cosa pendiente

porque estuve hablando de Mamerto Menapace,

hice casi todo cuentos de médicos...

Esto lo conversamos también con Mamerto Menapace.

Mamerto es un monje benedictino, que además es sacerdote,

que muchas veces hemos grabado cosas juntas,

y que es un tipo encantador,

y es un tipo que hace el Evangelio con humor, ¿no?

 

Y... esto era una historia que yo le conté

a propósito de que yo me crié en el ámbito parroquial,

conozco más o menos cómo eran las asociaciones parroquiales,

acá debe haber mujeres entre ustedes

que participan de alguna asociación parroquial.

Viste que está la archicofradía del Perpetuo Socorro... la... la...

cada uno tira pa’ su... para su comisión parroquial.

Cuando se hacen las kermesses,

que queden unos pesitos para esa comisión,

que la comisión de la Virgen... que del...

 

Y ésta era una de la archicofradía del Perpetuo Socorro,

y le dijo al marido...

El marido era cristiano, pero porque lo han bautizado,

un tipo así que a veces cumplía,

pero no era un tipo muy metido en la práctica de la fe.

Entonces, este... ella le dice un día...

él estaba leyendo la parte deportiva, viste, de su diario,

estaba enfrascado en eso, y viene ella justo y le dice :

- Viejo, vos sabés que los miércoles hay una charla

que da una... elegida de una de las comisiones.

Este miércoles me toca a mí, viejo, y yo tengo que hablar,

y quería que vos me des una noción,

vos que sos más leído que yo,

porque no quiero hacer papelones, viste,

porque después las otras, viste, la lengua, ¿no?

Para colmo tengo que hablar yo,

y hablar con fundamento de cosas de la fe.

- ¿Y de qué tenés que hablar?

- De la reencarnación, viejo, y no tengo muy en claro,

por lo menos yo lo que creo, pero no sé cómo decirlo.

El marido...

- ¿Y qué querés que te explique?

- Y eso, y entonces yo me luzco, ¿viste?

- Bueno, yo te la voy a decir lo que yo creo,

pa’ mí lo que es la reencarnación.

Vos prestá atención.

Por ejemplo vos te morís,

y te entierran,

y la tierra en su proceso evolutivo

convierte tu cuerpo en materia.

La acción del tiempo convierte esa materia en un vegetal,

y sale a la luz del planeta, salís ya convertida en un vegetal.

O sea, vos eras pero ahora sos... un vegetal... una lechuga.

Pasa una vaca que va de cruce,

te mira, te digiere, te tira,

y paso yo y digo :

Ofelia, qué cambiada que estás...

 

Y la mujer dice :

- ¿Ésa es la reencarnación?

- Según mi concepto y mi creencia de las cosas...

- Aaaah, pero yo estaba equivocadíííísima. Esperate que yo anoto.

A ver, a ver vos corregime para ver que no meta la pata...

Hago el ejemplo con vos, ¿querés?

- Sí - le dice el marido.

- Vos te morís, te entierran, la... la tierra te da vuelta...

- No no no no, yo no te dije la tierra te da vuelta. Te dije, la tierra en su evolución...

- ¿Eh?

- Bueno, sí.. Bueno, en su proceso evolutivo, te dije yo...

- Bueno, la tierra en su proceso evolutivo, eeeh... te convierte en materiales.

- No materiales, materiales es pa' hacer una casa. Materia... te convierte en materia.

- Ah bueno, te convierte en materia... Y bueno, te convierte en materia

y con el paso de los tiempos vos salís al planeta

convertido en un vegetal, ¿voy bien?

 

Dice...

- Sí...

- Bueno, ya sos un vegetal, pasa la misma vaca que me comió a mí,

te mira, te come, te digiere, te tira, paso yo y digo :

Ricardo, no has cambiado nada...

 

Luis Landriscina...

Mamerto Menapace...

Argentina...