Christopher Langley Kirke - ¡Cala de Bou se queda corta!

 

Sant Antoni 25-01-04

 

La Asociación de Establecimientos Turísticos de Entretenimiento de la Bahía de Portmany, Sant Antoni y Sant Joseph (AETEB) es de la opinión de que los políticos a todos los niveles de la administración pública, tanto en la isla como fuera de ella, dejan abandonada a Cala de Bou. En la reunión de noviembre de la "Comisión de Seguimiento" del Plan de Excelencia para Cala de Bou hubo mucho debate sobre como optimizar la inversión de los limitados fondos del Plan de Excelencia que suma 3,6 millones de euros. Estos fondos tienen que administrarse con mucho cuidado para que las inversiones que se hagan sean efectivas y se implanten mejoras y cambios realistas para beneficiar a todos los que viven, trabajan y visitan Cala de Bou, sobre todo dado que los fondos disponibles bajo el Plan de Excelencia suponen sólo un 10% de lo que el área necesita realmente. En la última reunión de la "Comisión de Seguimiento" se discutió la posibilidad de obtener otros fondos para el área y aún suponiendo que expresaran más bien opiniones personales que profesionales, ambos representantes del Gobierno Balear declararon que puesto que a Cala de Bou se le había otorgado la inversión de mejora turística del Plan de Excelencia, el resto de los fondos disponibles para mejoras en áreas turísticas se invertirían en cualquier otro sitio.

Esta política está totalmente en contra de lo que indica el Plan de Excelencia, firmado por el Gobierno Central de Madrid, el Gobierno Balear y el Ayuntamiento en Sant Joseph en Febrero de 2003. Según este acuerdo el Ministerio de Economía en Madrid tiene la obligación de "considerar prioritarias, dentro de sus programas de actuaciones y apoyo al sector, los proyectos turísticos del municipio que converjan con los objetivos del plan de Excelencia turística" e "Interesar a otros departamentos de la Administración General del Estado, a través de la Comisión Interministerial de Turismo, en la adopción de iniciativas y solución de problemas de carácter turístico del municipio."

La Consejería de Turismo de la Comunidad Autónoma de las Illes Baleares tiene que "Considerar prioritarios, dentro de sus programas de actuaciones y de apoyo al sector, los proyectos turísticos del municipio que converjan con los objetivos del plan de Excelencia Turística."

Dados estos propósitos y declaraciones acordados por el Gobierno Central de Madrid y el Gobierno Balear y dado que los empresarios involucrados en el Plan de Excelencia han presentado continuamente ideas y proyectos que pudieran mejorar y añadir valor a las inversiones que se deberían llevar a cabo bajo el Plan de Excelencia, es increíble que hasta el momento no se haya dirigido ningún otro fondo hacia el área de Cala de Bou, pero sí han ido a otras partes de la isla.

En el pasado les fue prometido a los empresarios de Cala de Bou por parte del Gobierno Balear, que aparte del Plan de Excelencia utilizarían fondos de otras fuentes como la extinguida Ecotasa o Diversa 21 para el área. De hecho se han prometido más de 3,6 millones € de fondos de la Ecotasa, sólo para comprar terreno en el área para construir un Centro Polivalente, para crear zonas verdes de recreo, para construir instalaciones deportivas y para establecer un Centro Terapéutico y balneario. Todas estas inversiones adicionales parecen haber sido olvidadas, ya que la actual Administración de Baleares ha repartido las inversiones de la Ecotasa por toda la isla y no se ha adherido a la política indicada de que áreas del Plan de Excelencia como Cala de Bou deberían tener prioridad en inversiones sobre otras áreas. También hay que recordar que Cala de Bou pagó más de 3,5 millones € en fondos de Ecotasa al Gobierno Balear mientras este impuesto existía, por lo que es aún más asombroso que Cala de Bou no haya recibido ninguna inversión de la Ecotasa ni ninguna otra ayuda para mantener, salvar y proteger el medio ambiente en esta zona.

¿Porque debería Cala de Bou recibir un trato de preferencia con respecto al resto de la isla, si ya le han concedido los fondos del Plan de Excelencia?

La respuesta es bastante simple y lógica. Los fondos del Plan de Excelencia se destinan para mejorar Cala de Bou y convertirla en un área turística de calidad en la isla, pero no cubrirán todas las inversiones necesarias para terminar la transformación. El Plan de Excelencia, con suerte, convertirá las calles Es Calo y Cala de Bou en bulevares bordeados de árboles con jardines y áreas de descanso a todo lo largo, siendo un placer para turistas y residentes pasearse por ellas a cualquier hora del día o de la noche. Sin embargo el Plan de Excelencia no alcanzará para poner los cables de electricidad o de teléfono bajo tierra, no alcanzará para arreglar los desagües y el suministro de agua en el área, para que el nuevo bulevar no se inunde cuando llueva, no alcanzará para ampliar calles o para hacer rotondas que comuniquen con el nuevo bulevar y evitar atascos cuando el bulevar esté terminado y el flujo de trafico a lo largo de él se haya restringido rigurosamente y junto con mil cosas más que no están cubiertas por los fondos del Plan de Excelencia, el Plan de Excelencia no alcanzará para pagar la construcción de otras instalaciones como un Centro Polivalente, instalaciones deportivas, instalaciones culturales y sociales, la protección del medio ambiente y el cuidado y mantenimiento de nuestra costa.

Todas estas inversiones complementarían la creación de un bulevar y convertirían a Cala de Bou por fin en un destino turístico de calidad, emblemático para la isla y capaz de competir en el siglo 21, pero si no hay fondos disponibles de otras fuentes, Cala de Bou no tendrá nunca la oportunidad que necesita tan desesperadamente y en realidad los 3,6 millones € del Plan de Excelencia se habrán tirado, ya que las inversiones para las que alcanzará este dinero apenas se notarán, mientras el resto de Cala de Bou se quedará como estaba, debido a los problemas de una seria falta de infraestructuras, el caos total de la planificación urbanística y la falta total de respeto, protección y conservación del medio ambiente natural y del sistema ecológico del área que no se han solucionado con otras fuentes o fondos.

La actual política del Gobierno Balear, aparentemente apoyado por el Consell Insular, de diversificar las inversiones en tantas áreas de la isla, en lugar de concentrarlos en un área hasta que este se haya mejorado en todos los aspectos, es un error. Al final este tipo de inversión supone malgastar el dinero de los contribuyentes, ya que significará que se verán muy pocas mejoras en toda la isla. Todas estas pequeñas inversiones dispersadas no harán lo suficiente para proporcionar un cambio fundamental en Ibiza y atraer a la isla el turismo de calidad que queremos o para mejorar el nivel de vida de los residentes, que es por lo que todos votaron en Mayo de 2003.

"Robar a Pedro para pagar a Pablo" ha sido siempre un error y una mala forma de gobernar. Esto es justo lo que la administración del PP está haciendo en cuanto se refiere a lo que está ocurriendo ahora con Cala de Bou. Están robando a Cala de Bou para pagar a Sant Antoni, Formentera, Santa Eulària y Sant Joan. El error es que aunque el vecino Sant Antoni haya recibido muchas promesas financieras de la actual administración comparado con el resto de la isla, las inversiones que están planeadas no resolverán los problemas de esta ciudad o lugar turístico, porque no son lo suficientemente ambiciosos y se necesitarán aún mas inversiones si se quiere cambiar alguna vez la situación de Sant Antoni. Con la mitad de lo que se va a invertir ahora en Sant Antoni se hubieran podido terminar todas las inversiones que se necesitan para la zona de Cala de Bou. Después de haber logrado este objetivo, que fue definido por primera vez hace 4 años por los empresarios y políticos en Cala de Bou, habría sido el momento lógico de reservar todos los recursos disponibles para empezar con otra área como Sant Antoni o Playa d'en Bossa o Es Canar.

Obviamente el propósito de todos es invertir con el tiempo en todas las áreas turísticas de la isla, para que todos puedan conseguir el mismo nivel de calidad y servicios. Sin embargo, la actual mezcla de inversiones y políticas de planificación del Gobierno Balear, del Consell Insular y el Gobierno Central en Madrid parece condenada al fracaso.

Estas políticas probablemente asegurarán que todas las áreas turísticas en la isla se queden casi igual que estaban durante los años venideros y les seguirán faltando inversiones y servicios que necesitan para competir como áreas turísticas de calidad, en lugar de tener que competir a los mismos niveles que los baratos destinos del tercer mundo. La única forma inteligente de seguir adelante es concentrar las inversiones y recursos en un área y cuando este está terminado y funcionando bien, ir a por el siguiente. ¡Debido al simple hecho de que Cala de Bou fue el primer área en reclamar este tipo de inversiones, Cala de Bou debería ser la primera en recibir ahora todos los fondos que necesita para terminar su transformación en un área turística de calidad y que no se les corte el grifo de las inversiones para que el trabajo apenas quede hecho a medias!

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...