Christopher Langley Kirke  -  Camino a ninguna parte

 

Cala de Bou,  5 de noviembre de 2006

 

“This is the road to nowhere, come take a ride!”
(Talking Heads, 1980)

 

Hace años que los vecinos e industria turística de Cala de Bou pedían una mejora en la calle Jaén, que va desde Cala de Bou hacia las escuelas e instalaciones deportivas. De ahí se sigue hasta el pueblo de Sant Agustí por la carretera de Sant Josep. La idea era hacer una rotonda en el cruce con la avenida Sant Agustí y ensanchar la calle Jaén, creando un carril de bici y una acera para que los niños, residentes y turistas puedan llegar sanos y salvos a las escuelas e instalaciones deportivas y seguir hasta el pueblo. La respuesta de los políticos fue que “Sí”, y después de conseguir el dinero, el trabajo empezó este verano.

Todo el verano hemos sufrido un caos y mucha inseguridad en la calle Jaén mientras se desarrollaba el trabajo a una velocidad lentísima, pero normal cuando es una obra pública. Todos los turistas, al entrar y al salir de sus estancias en Cala de Bou, han visto esta nefasta imagen de barro, agujeros, confusión de señales de tráfico y descuido por parte de la empresa constructora. Los residentes también hemos tenido que sufrir las molestias de los trabajos en lo que es una de las principales salidas de Cala de Bou hacia Sant Josep, el aeropuerto y Eivissa. Hasta ahora, todo el mundo ha aguantado este nefasto escenario pensando en el buen fin de las obras.

Las obras siguen, y están empezando a tomar forma, pero creo que no es la que pedían los vecinos. El nuevo carril bici termina en una curva peligrosa y sin visibilidad, donde los niños y otros usuarios tienen que cruzar la calle para llegar a las escuelas y al campo de fútbol. Después, el carril bici sigue, pero muere en medio del campo y no continúa hasta la carretera de Sant Josep. Parece que alguien ha olvidado que nuestros niños y los demás residentes tienen que llegar sanos y salvos a pie o en bici hasta Sant Agustí, para ir a la iglesia o para asistir  a las actividades de Ca'n Blau. Además, están dejando barreras arquitectónicas en medio del nuevo carril bici, y la única acera que han hecho hasta ahora también muere en medio del campo y no llega a ningún sitio. Y lo peor de todo es que han hecho trozos de acera nuevos con una anchura de ¡20 centímetros!

Me parece que, a no ser que los constructores rehagan todo lo que han hecho hasta ahora, estamos en otra situación de malgastar dinero público inútilmente, y no estamos consiguiendo los fines que querían los que pagan los impuestos. Claro, cualquier acera o carril bici nuevo es una mejora, porque hasta ahora no existía ninguno, y llegar a las escuelas a pie o en bici era peligroso. Para mí, los políticos han fracasado de nuevo, haciendo las cosas a medias y sin el más mínimo sentido común. Quien paga esta dejadez somos nosotros, que tenemos que usar unas instalaciones e infraestructuras inadecuadas y mal proyectadas.

langleykirke@gmail.com

 

Carriles bici...

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...