Christopher Langley Kirke - El consumo de los turistas en la isla es crítico

 

Ibiza, 7 de julio de 2005

 

Un profesor de Universidad de las Baleares apunta en un artículo que el consumo de los turistas y de otros visitantes en las islas y el grado de ingresos que generan en la economía local es crítico. Basándose en un modelo económico, los expertos predicen que si el consumo de los turistas baja sólo un 10% el producto local bruto de la economía bajaría un devastador 5%. El resultado de semejante caída elevaría el desempleo hasta un 18%.

Aunque no hemos experimentado unas bajadas tan acusadas del gasto, entre 1999 y 2003 el número de turistas que visitan las islas ha bajado de 10,5 millones a 9,5 millones y aunque el número aumentó ligeramente en 2004, es posible que en 2005 se produzca otra bajada. Obviamente menos turistas significan menos consumo y podría hacer que la economía local cumpla las predicciones de los expertos de la universidad.

También hay que decir que el aumento de los turistas todo incluido en los últimos tres años ha significado una caída del consumo de los turistas en la isla. Pagan por todo cuando reservan sus vacaciones en sus ciudades de origen y supuestamente la mayoría de este dinero se queda en las manos de los tour operadores fuera de la isla. Dado que apenas abandonan el hotel, no inyectan ningún dinero en la economía local. Algo del dinero que pagan en su punto de origen va a los hoteleros que proveen las vacaciones todo incluido, pero esto parece ser una cantidad relativamente pequeña si se compara con el precio total que pagan. El hotelero todo incluido tiene que comprar también los suministros de comida y bebida al precio más económico posible si tiene que proveer a sus clientes con comida y bebida gratis durante todo el día y la noche, lo que muchas veces significa que compran a empresas más grandes y más baratas de fuera de las islas. Al parecer, si los hoteleros compran a los mayoristas locales llevan a cabo unas duras negociaciones intentando pagar lo menos posible por los productos y servicios que necesitan. Según parece necesitan hacerlo para que la oferta todo incluido en las islas les sea rentable, lo que significa que a través de los mayoristas locales y sus empleados también entra menos dinero en la economía local.

También parece que la mayoría de los empleados de los hoteles todo incluido aquí en las islas son empleados temporales que solo trabajan durante el verano. Según se dice, se alojan y comen en los propios hoteles, y al parecer gastan muy poco mientras viven y trabajan en las Baleares. Al parecer muchos de estos empleados de los hoteles todo incluido cogen al final de la temporada lo que han ganado y vuelven con sus ahorros a sus casas fuera de las islas. Esto significa de nuevo que la economía local quizás se enfrente con una caída del consumo en las islas debido a las vacaciones todo incluido.

Bien mirado, si las vacaciones todo incluido continúan aumentando en las Baleares como hicieron en los últimos tres años y el número de veraneantes normales sigue bajando, los desastrosos efectos para la economía local, que predicen los expertos de la Universidad, quizás estén a la vuelta de la esquina.

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...