Christopher Langley Kirke - Diez en Ibiza

 

Sant Antoni 19-09-04

 

Hace un mes la serie de dos familias que se van a vivir durante un año a Ibiza, que emite TVE 1 el martes por la noche a las horas de mayor audiencia, causó consternación y controversias. Uno de los episodios trataba al parecer de que el chalet privado de lujo en el que residían las familias fue invadido por cucarachas, por lo que se trasladaron a un Club Hotel, en Playa d’en Bossa dirigido por el Grupo de Hoteles Fiesta de Matutes, hasta que el chalet fuera tratado y las cucarachas eliminadas.

Al parecer, una vez en el hotel ellos se dieron cuenta de que casi todos los clientes estaban allí en régimen de “Todo Incluido”, mientras que ellos habían optado por cama, desayuno y cena. Tan pronto como notaron que los otros huéspedes podían comer y beber todo lo que querían de los "fantásticos alimentos y bebidas" expuestos en los bufets, la broma del episodio era al parecer que las familias empezaron a robar las cintas que los huéspedes “Todo Incluido” llevaban en la muñeca, de modo que pudieran comer y beber también todo lo que querían sin pagar ningún suplemento.

Esta serie está patrocinada por el Consell Insular, a cuyo frente está el PP y, al parecer, el grupo de Hoteles Fiesta también cooperó con la serie mientras estaba siendo filmada en la isla. Este programa salió en millones de casas españolas y fue descrito por la Asociación de Establecimientos Turísticos de Entretenimiento de la Bahía de Portmany, Sant Antoni y Sant Josep (AETEB) como un modo muy inteligente de promocionar las vacaciones “Todo Incluido” en Ibiza a expensas de la oferta turística complementaria. Lo que es más, parece que los hoteleros implicados en esta producción también se las arreglaron para enviar un importante mensaje a los turistas potenciales de la península española para que escojan las vacaciones “Todo Incluido” en Ibiza antes de cualquier otra cosa debido “a la buena relación calidad - precio” que supuestamente representa. En segundo lugar, el programa al parecer advertía de los peligros de alquilar, como hizo la familia, un chalet privado como casa de veraneo en vez de ir a un hotel “Todo Incluido”, ya que este fue invadido por cucarachas.

En este momento no está claro hasta que punto el Consell u otros patrocinadores tenían el control sobre el contenido de este programa. No obstante, en nuestra opinión es escandaloso que el dinero de los impuestos, recaudado a todos los contribuyentes de la isla, se haya gastado en esta serie y que este dinero según parece se haya utilizado para promocionar los hoteles “Todo Incluido” en Ibiza, que están aniquilando al resto de la industria turística de la isla. Hay que pedir responsabilidades políticas al Consell Insular, si es que hay democracia en la isla.

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...