Christopher Langley Kirke - ¿Dónde están los proyectos politicos?

 

Cala de Bou, 2 de mayo de 2007

 

La carrera hacia las elecciones en la isla parece estar llena de agresividad, acusaciones de mal uso de poder y fondos por quienes dirigen actualmente las instituciones, así como insultos mutuos por ambos lados. A menos de treinta días de las elecciones municipales, leyendo los periódicos, mirando la TV local y escuchando la radio, no se advierte la existencia de ningún verdadero proyecto político.

Mucho "Si soy elegido haré con la mayor probabilidad esto o aquello", pero no muchos proyectos detallados o compromisos firmes. La mayor parte de las ideas políticas presentadas parecen ser a corto plazo. Nadie en la clase política de la isla parece que esté pensando a largo plazo. No ponen ante los votantes políticas sostenibles, ni proyectos para asegurar que los residentes de Ibiza mantengan una calidad de vida razonable durante los próximos cincuenta años.

Esta carencia de visión, claridad y compromiso podría ser una reflexión de la calidad de nuestros representantes políticos y explicar la apatía entre los votantes de la isla. Peligrosamente, esto permite a ciertas fuerzas, trabajando entre bastidores, influir en nuestros líderes de modo que cumplan sólo sus propios objetivos personales, sin tener en cuenta los deseos y las necesidades del resto de la población.

Podemos encontrar ejemplos de libro de la falta de planificación política y previsión en los sistemas educativos y sanitarios de la isla. Ahora, que es tiempo de elecciones, los políticos anuncian que construirán nuevas escuelas y un segundo hospital en Ibiza. Esto es una respuesta a la presión del votante, descontento con los servicios que recibe a cambio de los impuestos y al hecho de que los sistemas públicos de salud y educación se han quedado pequeños ante el aumento de población.

Esta situación no ha aparecido de la noche a  la mañana. Hace años que el PP, que gobierna actualmente la comunidad autónoma, fue advertido por profesores afectados y asociaciones de padres, y por los sindicatos médicos, sobre los déficits en estos servicios fundamentales. Sé que hace al menos cuatro años muchos padres advirtieron a los responsables de educación del PP que muchas escuelas de la isla tenían cifras números de alumnos por clase rozando el límite legal, y que iban a sufrir un fuerte aumento de la demanda debido a los cambios demográficos. ¡Parece que las autoridades de educación dedujeron entonces que no habría nuevas escuelas hasta que la situación de hacinamiento realmente ocurriera!

De ahí, que en los cuatro años pasados la situación se haya deteriorado en muchos de estos centros educativos y, a pesar de las repetidas advertencias de los padres afectados a los políticos del PP, estas escuelas han sufrido un deterioro de la calidad educativa debido a esta falta de previsión. Aunque prometan ahora más escuelas durante la campaña electoral, las obras de los centros durarán al menos dos años y ello implica que muchos niños de la isla habrán sufrido seis años de escolarización en malas condiciones de aprendizaje.

A pesar de la propaganda electoral del PP, estas promesas de nuevas escuelas no son un buen ejemplo de la planificación de educación, sino, en mi opinión, es una respuesta tardía a un problema que fue ignorado y no se trató en el momento oportuno. Al parecer, cuando las escuelas nuevas se abran estarán prácticamente llenas desde. Me pregunto si los políticos aprenden de sus errores y planifican ahora las ampliaciones o la construcción de más escuelas nuevas, aparte de las que anuncian en la presente campaña electoral. Viendo cómo van las cosas, lo dudo.

El PP aprobó el PTI que amplía las leyes de planificación y las ordenanzas locales que aplican los ayuntamientos que ellos controlan. Con estas herramientas, el PP parece permitir rápidamente cambios de uso de tierra y permisos de planificación para construir en más y más áreas de la isla, obviamente complaciendo el sector de la propiedad, que tradicionalmente apoya al PP. Por el contrario, el PP resulta muy lento en la previsión para el crecimiento demográfico que ocurrirá si se permite toda esta nueva edificación. ¿Piensa algún político en lo que puede ocurrir más allá de su mandato de cuatro años? Más bien parece que dejan la planificación a largo plazo a gente poderosa, que apoya al PP desde la sombra y tiene una agenda del todo diferente a la del resto de la población. No les interesa el crecimiento sostenible, ni la adecuada previsión de los servicios de educación y sanidad, ni la protección del medio ambiente, ni mantener un nivel de vida razonable para el resto de los habitantes de la isla durante los próximos cincuenta años, ni más allá...

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...