Christopher Langley Kirke - En los bares de la isla hay sitio para 24.384 clientes

 

Sant Antoni, 30 de agosto de 2005

 

Unas estadísticas oficiales mostraron que hay sitio para más de 24.000 clientes al mismo tiempo si todos los bares de la isla con las licencias y permisos en orden estuvieran llenos hasta su capacidad legal. Esto representa un 33% de todas las plazas disponibles en las Baleares. En términos de restaurantes tenemos una capacidad legal para servir más de 62.041 cenas. Estas cifras al parecer no tienen en cuenta los establecimientos de restauración y entretenimiento que están abiertos, pero aún están pendientes de obtener su licencia definitiva de una u otra de las distintas autoridades de la isla. Si se tuvieran en cuenta todos estos establecimientos las cifras se incrementarían aún más.

Sorprendentemente parece que un representante de la industria de la restauración de la isla comentó que había demasiados bares y que con el actual descenso en la economía turística, esto significaría que algunos establecimientos se verían forzados a cerrar. Según este portavoz sólo los " fuertes" sobrevivirán. Habrá una especie de selección natural durante los próximos años, que dejará abiertos sólo los establecimientos mejores y más fuertes económicamente. No es una previsión muy alentadora para el sector, y menos viniendo de uno de sus representantes, que se supone que debería defender los intereses de todos sus asociados.

Aunque resulta obvio que el mercado libre eliminará los bares que realmente no resultan rentables, el problema al que se enfrenta la mayoría de establecimientos de la restauración es que no se permite la existencia de un verdadero mercado libre que funcione como debería. Miles de clientes potenciales son monopolizados por ciertos hoteleros que les ofrecen vacaciones todo incluido y otros se encuentran bajo algún tipo de control por parte de su tour operador, que les dicta donde ir a comer, beber o entretenerse.

Al mismo tiempo que las cifras muestran que hay muchos bares y restaurantes, también muestran la importancia de la industria de restauración en la isla y deberían servir a la administración de recordatorio que este sector necesita ayuda, sobre todo dada la actual crisis en el sector turístico. La opinión de algunos representantes de la industria complementaria es que estas cifras dan aún más justificación a la administración para terminar con las vacaciones todo incluido y para reducir la dependencia de la industria turística de los tour operadores y los paquetes de vacaciones. Si los turistas en la isla fueran libres de ir donde quieren en lugar de estar todo el día y toda la noche en un hotel todo incluido o ser llevados a frecuentar ciertos establecimientos debido a la influencia de los tour operadores, habría suficientes clientes para todos estos bares y restaurantes para trabajar lo bastante al menos durante los seis meses de la temporada de verano. Si se aumentara la figura de la industria de la restauración y el entretenimiento a los ojos de los potenciales visitantes, al tiempo de mejorar la promoción de la isla y se incluyera en esta promoción el sinfín de bares, restaurantes, pubs, clubes y cafeterías de calidad que existen en Ibiza como una atracción turística positiva, que no se puede encontrar en otros destinos turísticos, pronto estaría ocupada la totalidad de sitios disponibles en todos los bares y restaurantes de la isla.

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...