Christopher Langley Kirke - ¿Hemos recuperado el turismo?

 

Cala de Bou, 22 de abril de 2007

 

Si usted tiene una cafetería, un restaurante, un pub, una tienda de regalos, una tienda de ropa, un "souvenir", un supermercado, un alquiler de coches o cualquier otro negocio turístico, que tradicionalmente trabajó con el turismo familiar del que viaja con touroperadores, el lápiz rojo del PP en pancartas de publicidad por todas partes de la isla que subraya la declaración de que el PP ha recuperado la industria turística de Ibiza en los cuatro años pasados es un insulto.

La realidad es que la oferta complementaria ha perdido la mayor parte de su negocio y clientela de los hoteles, porque ofrecen el "todo incluido". Con este sistema, los hoteles monopolizan a los turistas: les dan bebidas, alimentos y entretenimiento todo el día y la noche. La oferta del "todo incluido" a precios tan bajos como 18 euros por día ha sido la única razon por la que la mayoría de los hoteles en las áreas turísticas más viejas han estado llenos durante los veranos pasados.

Es normal que el "todo incluido" sea atractivo para los turistas con familia, porque estaban hartos de los precios abusivos que durante años se han cobrado por los productos y servicios dentro del hotel. El problema es que este monopolio de los turistas por los hoteles de "todo incluido", animados por el PP, se ha llevado a los clientes de la oferta complementaria, poniendo en peligro miles de negocios familiares y miles de puestos de trabajo.

La idea de pagar todo lo que un turista piensa que va a necesitar durante sus vaciones antes de la partida es atractiva, especialmente para el turismo familiar, pero hay páginas Web llenas de quejas sobre malas experiencias en hoteles en Ibiza, escritas por clientes insatisfechos con sus vaciones de "todo incluido" durante los últimos cuatro años. Sobre todo se quejan de la baja calidad del producto que ofrecen los hoteles en Ibiza y en todas partes de Baleares.

Por suerte para la oferta complementaria en la isla, el aumento de los vuelos de bajo coste y de los turistas que reservan sus propias vacaciones vía Internet y prefieren alquilar alojamientos turísticos privados, ha ayudado a este sector a pasar la crisis creada por el PP y su apoyo a los hoteleros que ofrecen el "todo incluido". También la fama de las discotecas, clubes, "pre-party" y "after-hours" ha ayudado a la oferta complementaria, porque este sector del mundo del espectáculo ha seguido creciendo, a pesar de la oposición del PP y de muchos hoteleros. Esta fama atrae a turistas jóvenes de todo el mundo que no quieren, hasta ahora, el "todo incluido". Prefieren usar los servicios y productos disponibles cerca de sus alojamientos de vacaciones.

La línea roja del PP como propaganda política acerca de la mejora del turismo seguramente necesita borrarse y rápidamente. Yo diría que si el PP vuelve a gobernar la isla se puede esperar más de la misma política turística, y esto es preocupante.

En los próximo años el PP va, en mi opinión, a dejar aumentar la oferta de "todo incluido", al tiempo que impone más restricciones a los alquileres turísticos privados y las discotecas, clubes y el sector de entretenimiento y vida nocturna. Sería un desastre para la oferta complementaria. Lo más importante es que la oferta complementaria tendrá que aguantar más promesas incumplidas, como las que hizo el Presidente Matas del PP en el "World Trade Fair" de 2003 en Londres: dijo que legislaría para controlar el crecimiento del "todo incluido" en las Baleares. Aquella idea pronto quedó en nada cuando el poderoso "lobby" hotelero intervino, pensando que Matas realmente podría hacer algo para controlar un crecimiento que se mueve en espiral hacia arriba cada año, y que es tan lucrativo para algunos hoteleros poderosos como desastroso para el resto de la industria turística y la isla en general.

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...