Christopher Langley Kirke - Movilidad en Cala de Bou

 

Cala de Bou, 28-10-2006

 

Están a punto de comenzar los trabajos de otra sección del bulevar del “Plan de excelencia turística de Cala de Bou”. Desde Sant Antoni, las asociaciones de taxistas, las compañías de autobuses, ciertas asociaciones de hoteleros y la asociación de comercios, han solicitado la revisión del plan con objeto de permitir por lo menos dos direcciones de tráfico para el transporte público en el área. Se les han unido algunos representantes de ciertos vecinos de las zonas residenciales entre Cala de Bou y Port des Torrent.

Nacido cuando el Pacto gobernaba, el plan de excelencia turística de Cala de Bou fue puesto en marcha con el apoyo absoluto del ayuntamiento de Sant Josep. Fue consensuado y aprobado por todas las administraciones relevantes
que proporcionaban el financiamiento necesario y por la industria turística en el área de Cala de Bou de Sant Josep. Todas las partes estaban de acuerdo en que el plan de excelencia turística era la manera de embellecer la zona, que la hacía más accesible y más atractiva para los turistas, residentes y dueños de segundas residencias. La calle Cala de Bou y Es Caló están destinadas a convertirse en un atractivo bulevar unidireccional con jardines, espacio para andar y sitio para descansar.

Este verano ya hemos visto mucha más gente paseando en la zona donde se ha hecho parte de ese bulevar. La facilidad de pasear tranquilamente porque hay menos tráfico ha tenido un efecto positivo y los turistas han
apreciado el cambio. Y esto, a pesar del nefasto trabajo de la empresa constructora, que tiene que rehacerlo todo de nuevo, pero bien hecho.

El “Plan de excelencia turística de Cala de Bou” es para beneficiar a la industria turística en la zona, que genera más riqueza para el barrio, emplea mucha más gente que otros sectores y paga más impuestos a las administraciones. Si la industria turística quiere sobrevivir a la persistente crisis turística existente y seguir siendo el motor de la economía de la zona, necesita que los turistas salgan de sus hoteles y apartamentos. El Plan de Excelencia y su bulevar están pensados para crear este efecto, haciéndola agradable, para que los turistas y los residentes puedan pasear y disfrutar de Cala de Bou. El bulevar está diseñado para esto, y no se puede dejar bajo ningún concepto tráfico en las dos direcciones. La avenida de Sant Agustí está a menos de cien metros, ofreciendo un servicio más que adecuado para el transporte público y acceso para residentes y vecinos a sus casas. Además, el bulevar funciona como un complemento a la zona natural de la costa, que es atractiva por sí misma y no necesita los paseos e implantación de hormigón como quieren en Sant Antoni.

¿Por qué se quejan las asociaciones de hoteleros y de comerciantes de Sant Antoni de un plan que afecta un área turística en Sant Josep? Cala de Bou tiene derecho a crear su propia identidad y mejorar la calidad de las instalaciones turísticas en su zona.

Con respecto a las quejas de las asociaciones de taxistas y de las compañías de autobuses de Sant Antoni, creo firmemente que ha llegado el momento de que los residentes e industriales de Cala de Bou tengamos nuestro propio servicio para Cala de Bou, Port des Torrent y Sant Agustí, y que se cree un servicio de transporte público mejor y más amplio. Hay más de 12.000 plazas hoteleras y alrededor de 8.000 residentes (4.000 plazas más que en Sant Antoni y sólo 3.000 residentes menos). También sugiero la creación de un servicio de autobús y de taxi para Cala de Bou, que mejoraría sustancialmente el acceso a las playas y zonas turísticas a lo largo de la costa. Podría ligar Cala de Bou y Port des Torrent con el centro administrativo de Sant Josep, el aeropuerto y Eivissa. Con eso, los autobuses y los taxis de Sant Antoni pueden dedicarse a servir la población de su ciudad y no a la de Sant Josep.

Supuestamente, el Alcalde de Sant Josep podría conceder quince licencias de taxi para que Cala de Bou pueda tener su propia parada dentro de la zona turística. Posiblemente, la presión de las asociaciones del transporte que representan los taxis y las compañías de autobuses de Sant Antoni haya conseguido que nuestro Alcalde no ponga en marcha las licencias ni las líneas de autobús nuevas.

Creo que es el momento de que nuestro Alcalde actúe para defender los intereses de sus residentes y su industria turística, y no los de otro municipio. Es el momento oportuno para que el Alcalde vigile más el plan de excelencia turístico de Cala de Bou para que se acabe rápido y bien, y cumpla las promesas electorales de las últimas elecciones.

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...