Christopher Langley Kirke - No hay turistas

 

Sant Antoni 21-05-04

 

El inicio de la temporada del 2004 se puede considerar desafortunado ya que se ven muy pocos turistas en todos los complejos de la isla. Un hotelero comentó que la situación en Sant Antoni era muy mala, dado que los hoteles sólo abrían para cumplir con los contratos de trabajo.

Pedro Matutes, presidente de la asociación de hoteleros, intentó animarnos un poco diciendo que en Menorca se sufría una situación similar. Según Matutes, el declive en las reservas del Reino Unido era fundamental, ya que los británicos eran nuestros clientes más importantes. Si no vienen aquí porque el euro está tan alto en comparación con la libra, no existe compensación para la isla porque el mercado italiano haya subido un 5%, ya que los italianos representan una parte mucho menor en el mercado turístico total de Ibiza que los turistas del Reino Unido.

Las asociaciones de comercios, especialmente en Sant Antoni, se quejan de que las ventas en sus establecimientos son muy bajas. Dicen que los pocos turistas que hay en los alrededores tienen muy poco poder adquisitivo y que muchos de ellos no salen por ahí durante el día porque o bien están de vacaciones con todo incluido o aún se están recuperando de una noche salvaje.

Parece que especialmente en Sant Antoni y la bahía los “pub crawls” y los paquetes de “bebida todo incluido”, en los que se les ofrece a los turistas la oportunidad de beber todo lo que quieran durante cierto período de tiempo a un precio mínimo, siguen teniendo lugar en algunos bares. Siguen adelante con estas ofertas a pesar de que el Ayuntamiento ha manifestado que quiere que los negocios de la ciudad se abstengan de este tipo de prácticas comerciales.

Igualmente malo y en contra de los deseos del Ayuntamiento, hay bares con relaciones públicas en las calles que acosan a los turistas para que entren en sus establecimientos y otros están ofreciendo ofertas de bebida 2 por 1 o bebidas a precios ridículamente bajos.

Parece que no muchos dueños de bares están dispuestos a dejar que los turistas se paseen libremente y que escojan por sí mismos en qué bar entran. Pocos bares parecen querer competir en los mismos términos y están rebajando los precios para competir o pagan para recibir los clientes que les llevan los touroperadores. Estos hombres de negocios parecen temer competir en un campo en el que la decoración y situación de un establecimiento, junto con el servicio, la calidad y el estilo del personal son la razón por la que los clientes escogen un bar en lugar de entrar en el de al lado.

Algunos informes sugieren también que los hoteles todo incluido, junto con las agencias de viajes, están ofreciendo una semana en la isla, incluido vuelos por una cantidad tan ínfima como son 300€. Estos hoteles todo incluido están obviamente bastante llenos, ya que las transacciones todo incluido constituyen puntos fuertes de venta para las agencias de viajes. Una vez aquí el huésped puede comer y beber todo lo que quiera desde la mañana temprano hasta al menos la media noche, con entretenimiento organizado por el hotel. Parece que todos los turistas todo incluido no abandonan el hotel durante ninguno de los siete días que pasan en la isla, ya que no disponen de ningún dinero extra para gastar al haber pagado por todo cuando reservaron sus vacaciones.

Según rumores hay incluso veraneantes normales con paquetes de vacaciones normales a los que se les convierte en huéspedes todo incluido cuando llegan a la recepción del hotel. Se les ofrece la oportunidad de pagar un pequeño suplemento de aproximadamente 10€ al día para poder comer y beber todo lo que quieran desde primera hora de la mañana hasta al menos la media noche.

El fenómeno de los vendedores callejeros ilegales y los ladrones, traficantes de droga o atracadores que operan en lugares públicos está aumentando según informes conforme avanza el verano. Hay rumores de que el cambio del gobierno central al PSOE significará que habrá un cambio en la política de los inmigrantes ilegales que cometen delitos en España. Esto podría significar que a la policía en áreas turísticas como Ibiza le resulte aún más difícil expulsar a cualquier inmigrante ilegal, que no parece estar aquí intentando labrarse una vida mejor que en su país de origen, sino que parece estar aquí únicamente para aprovecharse de la falta de policías en la isla para llevar una vida fácil e ilegal a costa de los pocos turistas que vienen a Ibiza de vacaciones.

El hecho de que gran parte de la isla parezca un gran solar en construcción con la mayoría de las obras en las zonas turísticas siguiendo con sus actividades aunque deberían haber parado el 1 de Mayo y el lamentable estado de las carreteras y otras infraestructuras públicas, no ayudan a que los pocos turistas que están aquí abandonen la isla con una buena impresión.

Las administraciones parecen haber fracasado en invertir en las zonas turísticas en invierno o en crear nuevas zonas de recreo públicas como parques o áreas ajardinadas. Ciertas obras públicas mayores como la del centro de Sant Joan y la de la Avenida de España en la ciudad de Ibiza aún no están terminadas, mientras que en el nuevo proyecto del paseo marítimo cerca del huevo en Sant Antoni se seguirá trabajando al parecer la mayor parte del verano.

Todo lo anteriormente mencionado crea en conjunto una terrible imagen de toda la isla.

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...