Christopher Langley Kirke  -  Puerto Deportivo de Punta Xinxó

 

Esta fotografía está hecha por Juan Manuel Grijalvo
en el emplazamiento previsto para el puerto "deportivo"
que aún posee, como a la vista está, algunos valores naturales...

 

7 de marzo de 2006

 

Después de conocer de primera mano el proyecto del Puerto Deportivo de Punta Xinxó, y de escuchar del propio promotor lo que se propone hacer en la costa de Cala de Bou, estoy más convencido que nunca de que no es viable. La construcción de este puerto de 22.000 metros cuadrados causaría la destrucción masiva de la ribera natural de la costa, el incremento de todo tipo de polución, perjuicios para las playas cercanas y la pérdida de las vistas de todos los apartamentos que están ubicados actualmente en primera línea. En caso de que el proyecto se lleve a cabo, se producirían forzosamente enormes inconvenientes para los residentes y para los turistas que visitan Cala de Bou.

En primer lugar, el proyecto del Puerto Deportivo en Punta Xinxó fue concebido en 1980. Aunque el Ayuntamiento de Sant Josep, el Consell Insular y las autoridades portuarias y costeras del Govern Balear quizás no se den cuenta, ¡Cala de Bou ha cambiado en estos 26 años! Se han llevado a cabo grandes proyectos de construcción y urbanizaciones residenciales particulares, autorizados por el Ayuntamiento. Esto nos ha dejado con unas calles muy estrechas, que apenas pueden abarcar el flujo del tráfico habitual. Estas calles no son adecuadas para soportar el potencial aumento de tráfico que ocasionaría el propuesto Puerto Deportivo. Vías como las calles Lugo, Lleida, La Corunya y Las Palmas sólo son útiles para un tráfico normal, y esto con restricciones, ya que son de sentido único. Aunque se retirasen los automóviles de los residentes que aparcan habitualmente a lo largo de estas calles, para hacer sitio al tráfico potencial, no hay espacio suficiente para que puedan pasar con seguridad dos coches en direcciones opuestas mientras no se ensanchen, lo que afectaría a cientos de propiedades privadas.

En segundo lugar, las calles Es Caló y Cala de Bou están destinadas, según el tan esperado plan de excelencia turística, a convertirse en bulevares bordeados de árboles, prácticamente libres de tráfico y diseñados para ser principalmente peatonales. Ya han comenzado los trabajos de este plan, destinado a mejorar drásticamente la imagen turística y la economía de Cala de Bou. La idea de encauzar el tráfico del propuesto Puerto Deportivo en el bulevar del plan de excelencia va totalmente en contra de su espíritu, y destruiría todo lo conseguido en siete años de lucha. Este plan, ahora vigente, se ha acordado entre todas las administraciones públicas y la industria turística de la zona. No se puede cambiar, porque cualquier intento de modificarlo ahora, o de retrasar aún mas su realización, pondría en peligro la única inversión que ha conseguido el turismo de Cala de Bou en los últimos veinte años. Con suerte, le asegurará un futuro más viable para los próximos veinte. No puedo insistir demasiado: en mi opinión, el proyecto resulta completamente desproporcionado. No tiene nada que ver con las necesidades del posible turismo náutico que podría visitar Cala de Bou. Un puerto deportivo que pretenda atraer turismo náutico ha de ser una instalación sencilla, para que puedan atracar veinte o treinta yates grandes durante dos o tres días. Desde ahí podrían visitar los alrededores y hacer uso de los servicios locales, antes de partir de nuevo para seguir explorando otros lugares de la costa.

No hay necesidad de cuatrocientos amarres, la mayoría de los cuales sería para embarcaciones pequeñas, y no del tipo que usan esos turistas. La idea de construir un centro comercial de más de tres mil metros cuadrados en el Puerto Deportivo aumenta en más del 30% los locales comerciales del área de Cala de Bou. Si se hace, estos comercios absorberán cualquier incremento de turismo que se pueda generar, en lugar de beneficiar a toda la zona. Tiendas, bares, restaurantes, puestos de souvenirs, supermercados, coches de alquiler y el resto de la oferta turística complementaria, ya están sufriendo una crisis grave y necesitan la ayuda de las autoridades en forma de una reestructuración, y la captación de nuevos clientes, en lugar del aumento de la competencia que representaría el centro que se propone.

También hay que recordar que el bar Kumharas es famoso en todo el mundo por las puestas de sol y la música. Si se construyera ese Puerto Deportivo, prácticamente desaparecería. La instalación de un dique seco y un taller de barcos en el corazón de un área turística y residencial también es inaceptable a causa del ruido, la polución y la suciedad. Este tipo de instalaciones genera aumentos del tráfico. Por no hablar de los apartamentos colindantes, que se cotizan a unos 300.000 euros mientras sigan teniendo vistas al mar, pero... ¿qué pasará cuando tengan vistas a un astillero? Finalmente, la propuesta de construir un dique de cuatro metros de altura para proteger el puerto contiene, en mi opinión, un error de cálculo. El dique habrá de tener más de siete metros sobre el nivel del mar para evitar que lo rebase el oleaje de las tormentas de invierno, que golpean con especial fuerza contra Punta Xinxó. Imagínese un dique aún más alto que el de Sant Antoni, para proteger una extensión ganada al mar como la de cinco campos de fútbol. Semejante imagen de devastación de la línea costera natural resulta incomprensible para cualquiera que no tenga un gran interés económico en que tal proyecto siga adelante. Ibiza es una isla pequeña. Es frágil y necesita protección, y no destrucción, si queremos mantener nuestra calidad de vida y atraer a turistas de calidad en el futuro. Este proyecto es otro ejemplo de esta destrucción, y resulta totalmente inviable después de todo lo que ha cambiado Cala de Bou en los últimos 26 años. Si casi todos los que viven y trabajan en Cala de Bou lo ven así, sobre todo cuando tienen información real, ¿por qué no pueden verlo las Autoridades Portuarias de Baleares, ni el Consell Insular, ni el Ayuntamiento de Sant Josep?

langleykirke@gmail.com

 

Volver al índice de Christopher Langley Kirke...

Puerto deportivo en Es Viver...