Laura Ferrer Arambarri - Vecinos de Dalt Vila proponen crear un aparcamiento bajo Santa Llúcia

 

Diario de Ibiza, 4 de julio de 2007

 

Cinco plantas subterráneas servirían para crear 326 plazas de aparcamiento y un completo centro cultural

 

La Asociación de Vecinos de Dalt Vila, que preside Luis Llobet, presentó ayer a la alcaldesa, Lurdes Costa, un estudio de construcción de un aparcamiento subterráneo bajo el baluarte de Santa Llúcia de Dalt Vila, en una intervención que "no afectaría a las murallas y crearía 326 plazas de parking", explicó Llobet. Gracias al trabajo del ingeniero Eugenio Oñate, catedrático y profesor de la Escuela de Ingeniería de Barcelona, y de la arquitecta ibicenca Amelia Molina Marí, el estudio cuenta con una convincente argumentación y, aunque ambos admiten que sería costoso y de una complicación técnica notable, lo consideran "factible" y sobre todo "necesario" porque resolvería en buena parte el problema de aparcamiento en Dalt Vila y la Marina.

La acogida por parte del Ayuntamiento "ha sido positiva", aseguró Llobet. Los vecinos también se reunieron con el concejal de Urbanismo, Vicente Torres, y con el de Patrimonio, Marc Costa.

"Hace tiempo que el problema del tráfico y del aparcamiento preocupa a los vecinos. Es difícil aparcar y todos hemos hablado de la desgracia que se produciría si se declarara un incendio porque difícilmente puede pasar un camión de bomberos", explica Llobet. Esta inquietud, sumada al interés mostrado por parte de Oñate y Molina, ha dado sus frutos. "Sabemos que es una idea a medio o largo plazo pero nos gustaría que se tuviera en cuenta", remarca el presidente de los vecinos.

El también vecino de Dalt Vila, Fernando Bertazioli Riquer, denunció que buena parte del "desmoronamiento social" de la ciudad alta se debe a la complicada circulación de coches y a los problemas para estacionar, además de que, cada vez más, la ocupación de la ciudad "es ocasional, sólo hay vida en verano por los turistas". Si se mejorara la circulación y el estacionamiento "se evitaría uno de los problemas que provoca que la gente evite vivir, pasear o comprar por allí porque no resulta cómodo".

 

"Costoso pero necesario"

A los vecinos les haría "verdadera ilusión" que este proyecto llegue a realizarse, aunque son conscientes de que costaría mucho dinero. En este sentido, la preocupación por crear plazas de aparcamiento ya llevó a los vecinos a idear, hace unos años, un aparcamiento en la curva de sa Carrossa, antes de llegar a la iglesia de Santo Domingo. "Era insuficiente a largo plazo, por eso ahora tenemos esperanzas en esta idea, que propone una solución más sólida", indica Llobet.

 

Los detalles

Subsuelo

"En toda Europa se están ejecutando proyectos que aprovechan el subsuelo para dar servicios a la ciudad", explica Oñate, que remarca que hoy por hoy es la única solución para los centros históricos.

326 plazas

El proyecto creará 326 plazas con entrada por sa Carrossa y salida por la cuesta junto a la muralla que da acceso a sa Penya.

Murallas protegidas

Las murallas renacentistas no sufrirían daños. Se horadaría la colina que rodean y se colocaría un sistema de protección y sujeción.

16.740 metros cuadrados

Las cinco plantas, de unos 3.700 metros cuadrados, ganarían 16.740 metros de aparcamientos eliminando unos 60.000 metros cúbicos de terreno subterráneo.

 

Un complemento para Dalt Vila

El proyecto del Parador o la apertura del nuevo hotel de cinco estrellas  'El Mirador de Dalt Vila'  supondrán una revitalización de la zona que, sin embargo, no se ve acompañada de nuevos servicios como los aparcamientos. "Eivissa sin coches ahora es impensable y, si hay que vivir con ellos, hay que pensar en cómo se van armonizar con la ciudad que se está promoviendo", explica el ingeniero Oñate. Otro de los puntos más interesantes del proyecto, según señala Amelia Molina, es que la planta superior del aparcamiento sería un centro cultural y cívico con biblioteca, talleres e incluso vestuarios para las actuaciones de verano en el baluarte.

Los vecinos remarcan que, sin aparcamiento, el proceso de degradación de Dalt Vila será total porque ahora no resulta cómodo vivir allí.

 

Artículos ajenos...

Sobre la construcción de un aparcamiento subterráneo bajo el baluarte de Santa Llúcia...

Dalt Vila - Movilidad y accesibilidad...