Joaquín Luzón - Ibiza, ¿marca registrada?

 

(Ultima Hora, 15 de agosto de 2002)

 

Esta temporada las cifras de ocupación turística y su interpretación se han convertido en uno de los principales caballos de batalla en la política local. Todos sabemos que los efectos del 11-S, la crisis de la economía americana y alemana, la ecotasa y el mal tiempo son los principales factores que se aducen por uno y otro bando para explicar esos datos que casi nunca coinciden, como los de los asistentes a las manifestaciones o los huelguistas. Al final uno se aburre porque sabe de antemano lo que van a decir uno u otro de los implicados en esta guerra de números.

Una de las cuestiones que se ponen en juego es la llamada promoción. Hubo una discusión sobre si se utilizaba Ibiza o Eivissa en las campañas de promoción turística que ocupó páginas y páginas de nuestros diarios. Dicha polémica enmascaraba una obviedad: la palabra Ibiza (o Eivissa) es un topónimo, o lo que es lo mismo, un nombre de lugar, un lugar en el espacio concreto, donde no sólo se veranea sino que se vive y se muere todo el año. Es decir, Ibiza no puede ser una marca, un "logo" o nombre de un producto. Como topónimo es tan de todos como el resto de las palabras que utilizamos tanto en castellano como en catalán, como las playas, el aire, la atmósfera o el medio acústico. Desde una perspectiva histórica, que Ibiza sea un destino turístico es un fenómeno muy reciente. Esta es una de las perspectivas que se pierden si se considera Ibiza como un producto a promocionar.

No es lo mismo la industria turística de Ibiza que la isla de Ibiza. Es evidente que el turismo es la principal actividad económica y que miles de personas trabajan en la diferentes empresas relacionadas con el mismo. Pero no podemos identificar una actividad económica con un lugar. Sería como pensar que en la isla sólo vive la "people from Ibiza" o la "beautiful people", y que en Noviembre tanto la isla como sus habitantes dejaran de existir. Como no salen en la tele...

 

Probablemente, este artículo le ha gustado. El autor le ha parecido hombre culto, inteligente y sensible. Joaquín Luzón Cordero es psicoanalista y psicólogo colegiado. Como Juan Manuel Grijalvo no ha ido nunca a su consulta como paciente, no se lo puede recomendar. Pero si usted quiere beneficiarse de su trabajo como profesional, sí puede informarle de que su consulta está en la c/ del Metge Riera Ferrer, nº 16-18, 3º E, en Eivissa. Su teléfono es el 971391620 y su dirección electrónica, joaquinluz@correo.cop.es

 

Artículos ajenos...