Fotoflite

 

Manuel Rodríguez Aguilar - El B. T. "MARÍA SOFÍA", de la flota de CEPSA

 

Publicado en el Boletín Núm. 5 de la  S.E.W.S.S.  -  Abril de 2007

 

En 1978 la compañía Marítima Petrolquímica SA (Marpetrol) firmó un contrato con Astilleros Españoles SA para construir en su factoría de Sevilla cuatro petroleros de productos de 15.500 TPM y 21.000 metros cúbicos de capacidad. El primero de ellos, con el número de construcción 221, fue botado el 16 de diciembre de 1978 con el nombre de MARIA SOFIA y entregado el 11 de octubre de 1979. Los otros tres se llamaron CATERINA, JULIA ROSA y ALBUERA, entregados en 1980, 1981 y 1982, respectivamente. Antes de su entrega el JULIA ROSE fue renombrado ALCUDIA.

El MARIA SOFIA junto a sus gemelos CATERINA y ALBUERA fueron fletados por CEPSA en régimen de Bare Boat Charter mientras el ALCUDIA era fletado a REPESA con la misma modalidad, y más tarde a ENPETROL, CAMPSA y CLH, en función de sus sucesivas denominaciones. En 1982, el MARIA SOFIA y el CATERINA cambiaron sus nombres por TALAVERA y ASTORGA, respectivamente.

El 25 de enero de 1985, el MARIA SOFIA sufrió averías de consideración en la hélice, timón y zona de popa al embarrancar en la entrada del puerto de Ceuta por culpa de una violenta racha de viento. Venía de la refinería de Tenerife y a pesar de estar cargado no se produjeron derrames pudiendo ser reflotado con ayuda de remolcadores. Tras descargar se dirigió al puerto de Valencia para efectuar reparaciones en los astilleros de la Unión Naval de Levante.

 

 

Con la desaparición de la flota de CEPSA en el año 1988, los tres petroleros fueron recuperados por Marpetrol rebautizándolos MAR SOFIA, MAR CATERINA y MAR PATRICIA, respectivamente. Durante casi diez años los estuvo empleando en el tráfico nacional e internacional hasta que decidió vender los tres buques en 1997 a armadores extranjeros. El MAR SOFIA pasó a llamarse CAPRAIA, operado por Capraia Shipping Co. Ltd., con bandera maltesa. En el año 2003 lo compró la compañía Bryggen Shipping & Trading que lo rebautizó DREGGEN, abanderándolo en el registro internacional noruego (NIS). Poco tiempo le quedaba de navegar ya que el 14 de Febrero de 2005 llegó a Alang para ser desguazado.

 

 

Las principales características técnicas del MAR SOFIA eran las siguientes:

 

INDICATIVO
MATRICULA
LISTA
EHUR
SEVILLA

FOLIO

CLASIFICACION
ESLORA

125

LLOYD’S REGISTER
149,6 mts

MANGA

PUNTAL
CALADO
21,40 mts

13,3 mts

9,018 mts
MOTOR
POTENCIA
VELOCIDAD

B&W 7K45GF

6150 BHP

14,5
TRN
TRB
TPM
6107,19
9890,81
15455,90
TANQUES
BOMBAS
DESCARGA POR HORA
18
3
1800 M3
CAPACIDAD DE CARGA
CAPACIDAD DE LASTRE
COMBUSTIBLE F.O.
20639,7 m3
5235,8 m3
701 m3
COMBUSTIBLE G.O.
CAPACIDAD ACEITE
CAPACIDAD AGUA
120,2 m3
42,9 m3
168,3 m3

 

Mi experiencia en este barco fue de casi trece meses seguidos de embarque (1980-1981) con los capitanes canarios José Luis Chinea López y Álvaro de León Chávez. Los destinos habituales eran las refinerías de Algeciras y Santa Cruz de Tenerife (La Hondura), que pertenecían a CEPSA, aunque se recalaba con cierta frecuencia en Málaga y Ceuta, y algo menos en Bilbao y Tarragona. También las visitas al extranjero fueron bastante frecuentes. Las zonas de actuación estaban en Portugal (Sines y Lisboa), el Mar Mediterráneo y el Norte de Europa. En el Mar Mediterráneo se tocaban puertos de Libia (Zawia) y Argelia (Skikda) para cargar y de Italia (Sicilia) para descargar. En el Norte de Europa los destinos eran refinerías de Noruega (Slagen-Stangen y Stavanger), de Holanda (Terneuzen y Rotterdam) y de Bélgica (Amberes).

 

Programación de carga

 

En su amplio puente disponía de dos rádares pero carecía de sistemas de navegación. Los primeros viajes al Norte de Europa fueron bastante complicados porque se trataba de una zona de navegación muy frecuentada, había que ajustarse a unas rutas muy precisas y el tiempo era realmente malo con fuertes temporales y persistentes nieblas. De esa forma no era raro pasar muchas horas sin tener una posición verdadera y sentir una desagradable sensación de encontrarte perdido. Para el tercer viaje se montó un equipo de navegación hiperbólica Decca de modelo antiguo (de segunda o más manos), junto con un buen puñado de cartas, y todo mejoró sensiblemente ganando en seguridad y precisión.

El producto de transporte estrella era la nafta pero también se cargaban otros derivados limpios. Lo más habitual eran los diferentes tipos de gasolinas (Normal y Súper, de la época) y el gas-oil, aunque también se llevaban kerosenos de avión, de los tipos ATK o JP1, para los aeropuertos canarios.

 

Fotoflite

 

Manuel Rodríguez Aguilar...

Todos vamos en el mismo barco...