Juan Manuel Grijalvo  -  Apostilla del Capitán Nemo a

"El ataque al mercante SIERRA ARÁNZAZU", de Manuel Rodríguez Aguilar

 

Maqueta del "Sierra Aránzazu"  -  Marítima del Norte

 

En la foto del camarote del capitán se ve el despacho a la izquierda.

El ventilador señala la ausencia de aire acondicionado, como demuestran los náufragos que han abandonado el barco en "deshabillé".
En otras latitudes hubieran muerto de frío; aquí habrían sufrido quemaduras de sol gravísimas o mortales en pocos días.

 

Enlaces

 

http://www.buques.org/Navieras/Marnorte/Marnorte-2_E.htm

http://www.buques.org/Navieras/Marnorte/Sierra%20Aranzazu-Ataque.pdf

http://home.tiscali.nl/gerardnijmeijer/Incident%20in%20de%20Caribieen..htm

 

Traducciones

 

“The Castro obsession. U.S. covert operations against Cuba. 1959-1965”, de Don Bohning (Brassey’s, 2004).

Así comienza el capítulo 13, titulado “Last hurrah”:

“An early hint that something had gone terribly awry came in the Associated Press dispatch from Panama at 6:30 P.M., September 14, 1964. It quoted “a Cuban exile source” as saying that antiCastro commandos had attacked a Cuban flag vessel the previous night in the Caribbean, then added ominously: “There was speculation…the commandos may have struck a Spanish freighter”. Artime’s MRR raiders, aboard two power launches, had been lying in wait off Cuba’s northeast coast for the “Sierra Maestra”, one of the Cuba’s largest merchant ships. Suddenly, the night of September 13, they opened fire, thinking they had it in their sights. Instead of the “Sierra Maestra” departing Cuba laden with sugar, they hit the “Sierra Aranzazu”…”.

Un indicio temprano de que algo se había torcido terriblemente llegó al despacho de Associated Press desde Panamá a las 18:30 del 14 de septiembre de 1964. Citaba "una fuente del exilio cubano", que anunciaba un ataque de los cubanos anticastristas contra un buque de bandera cubana en el Caribe la noche anterior, y luego añadía ominosamente que: "Según ciertas especulaciones ... los comandos pueden haber acometido un carguero español". Los incursores del del RRM, a bordo de dos lanchas motoras, estaban al acecho frente a la costa noreste de Cuba, esperando al"Sierra Maestra", uno de los mayores buques mercantes de Cubo. De pronto, la noche del 13 de septiembre abrieron fuego, creyendo que lo tenían a tiro. En lugar del "Sierra Maestra" saliendo de Cuba cargado de azúcar, disparan contra el "Sierra Aránzazu"...

Esta versión del error, “a big mistake”, como dice Rafael Quintero, veterano anticastrista, también la recoge el libro de Enrique Ros titulado “El clandestinaje y la lucha armada contra Castro” (Ediciones Universal, 2006).

Volviendo al excelente libro del periodista Don Bohning del “Miami Herald”, en su capítulo 13 explica como John H. Crimmins, “Coordinator for Cuban Affairs” del Departamento de Estado, circuló el 21 de noviembre un memorando en el que se podía leer lo siguiente: “The weight of the evidence has inevitably (but not conclusively) fallen on Artime’s MRR”, en la misma dirección que los informes del FBI y la CIA. Las conclusiones de su informe, secreto y actualmente desclasificado, eran seis:

“1. Because conclusive proof is lacking, we cannot completely eliminate the hypothesis that the attack was made by the Cuban Government, either through error on as a provocation.
2. We are almost certain, however, that the attack was carried out by a Cuban exile group.
3. We estimate that several exile groups probably had, alone or in combination, a technical and organizational capability to carry out such an attack.
4. These include the Artime group (the MRR), the Menoyo group (SNFE-Alpha 66-MRP), the Ray group (the JURE), and the student group (DRE).
5. Of these groups, we estimate that the most probable suspect is the MRR, but we have not been able to establish this firmly.
6. We are certain that US territory was in no way involved in the attack.”

"1. A falta de pruebas concluyentes, no podemos eliminar por completo la hipótesis de que el ataque fuera realizado por el Gobierno cubano, ya sea por error o como una provocación.
2. Estamos casi seguros, sin embargo, de que el ataque fue obra de un grupo de exiliados cubanos.
3. Estimamos que varios grupos de exiliados probablemente tenían, por sí mismos o en combinación con otros, suficiente capacidad técnica y organizativa como para llevar a cabo el ataque.
4. Estos grupos incluyen el de Artime (el RRM), el de Menoyo (SNFE-Alfa 66-MRP), el de Ray (el JURE), y el grupo de estudiantes (DRE).
5. De estos grupos, estimamos que el sospechoso más probable es el MRR, pero no hemos sido capaces de obtener pruebas firmes.
6. Estamos seguros de que el territorio de los EE. UU. no tuvo ninguna relación con el ataque."

 

Teo Diedrich  -  El "Sierra Aránzazu" a su llegada a Santander

 

"El ataque al mercante SIERRA ARÁNZAZU"...

Manuel Rodríguez Aguilar...

América  -  Cuba...

Todos vamos en el mismo barco...

Apostillas del Capitán Nemo...