Nuestra isla puede tener un tren monorraíl

 

Diario de Ibiza, 1975

 

En la tarde de ayer, en el Hotel Bergantín, fue presentado un estudio preliminar del tren monorraíl "Trans-Unión S21" que en su día podría unir Ibiza con San Antonio y el Aeropuerto.

Entre los asistentes se encontraban el Delegado del Gobierno en Ibiza y Formentera, don Antonio Torres Tur, y el Alcalde de San Antonio, don José Torrens, así como directores de bancos y entidades de ahorro, agentes de viajes y hoteleros de nuestra isla.

Por "Intramo", sociedad explotadora de este sistema de tren monorraíl, se encontraban el presidente, don Juan Luis Pérez Mulet, así como el director general, don Carlos Cambronera Martínez, autor del sistema "Trans-Unión S21". desplazados especialmente a Ibiza desde Madrid.

También se encontraba presente el representante de un grupo financiero germano-suizo, desplazado especialmente de Suiza para asistir a la reunión.

Abrió el acto don Femando-Guillermo de Castro para informar de las distintas realizaciones de '"Intramo", entre ellas los teleféricos de Montjuich en Barcelona, Rosales en Madrid, Sierra Nevada en Granada y en la República de El Salvador, y también del proyecto en marcha de tren monorraíl de Boadilla del Monte.

Le siguió en el uso do la palabra el director general de "Intramo", quien se refirió a la historia del tren monorraíl, el primero de ellos en Liverpool en 1890.

El señor Cambronero dijo después que la solución para los trayectos cortos está en los transportes colectivos, y que, entre ellos, hay que ir a los sistemas de transporte por medio de estructuras elevadas, para que no interfieran los transportes terrestres. Se refirió a las ventajas y a la rentabilidad del sistema monorraíl, cuyo camino de rodadura está apoyado en una serie de columnas en hormigón prefabricado.

El señor Cambronero, dentro de su estudio previo, dijo que el tren monorraíl era factible en nuestra isla y que inicialmente el estudio se refería a 22 kilómetros de línea, entre Ibiza y San Antonio e Ibiza y el Aeropuerto.
Se refirió después a que la velocidad de traslación podría ser de 80-90 kilómetros en velocidad punta, no siendo necesarias grandes velocidades punta, sino una capacidad de aceleración alta. Calcula que la velocidad media comercial del monorraíl en la isla sería entre 65 y 70 kilómetros por hora y que la frecuencia de los trenes podría ser cada cuarto de hora.

La capacidad de transporte de pasajeros sería de 600 pasajeros en cada uno de los sentidos en la temporada de verano (5 meses) y de 200 en la de invierno (7 meses).

En el estudio se cifra una afluencia total por año en las líneas Ibiza-San Antonio-Ibiza e Ibiza-Aeropuerto-Ibiza de 3.168.000 viajeros.

En el estudio previo se calcula una inversión de 575 a 600 millones de pesetas, estimándose la amortización del material móvil a quince años.

El coste de kilómetro de explotación por pasajero se estima en 1,12 pesetas.

Por último, el representante del grupo germano-suizo informó que su grupo estaba dispuesto a aportar el cincuenta por ciento como participación en la sociedad explotadora que en su caso se creara o a ceder en "leasing" su explotación a esta sociedad, haciendo en este caso todas las inversiones precisas el grupo germano-suizo, que percibiría los siguientes intereses:

En el primer año, el 1,66.
Segundo año, 1,85.
Tercer año, 2,08.
Cuarto año, 2,38.
Quinto año, 2,77.
Sexto año, 3,33.
Séptimo año, 4,16.
Octavo año, 5,55.
Noveno año, 8,33.
Y décimo año, 16,76.

El promedio de interés, en los primeros diez años, sería de un 6,749.

Pasados los 20 años, las instalaciones pasarían a ser propiedad de la sociedad explotadora.

Abierto el coloquio fueron siendo expuestos los diversos inconvenientes del proyecto.

La velocidad, por ejemplo, que no parece excesiva. El señor Cambronero dijo que el tren monorraíl lo que garantizaba era seguridad en los tiempos fijos, pero que, por otra parte, la velocidad es la necesaria, teniendo en cuenta, por ejemplo, que la velocidad media del metro de Madrid es de 26 kilómetros por hora y la de los autobuses urbanos de Madrid entre 8 y 9 kilómetros por hora. El tren monorraíl salva los entorpecimientos y los atascos de tráfico, que cada vez serán más frecuentes.

En el coloquio se dijo que no se creía que pudiera ser interesante el trayecto Ibiza-Aeropuerto, ya que las características del pasajero charter exigen un transporte directo aeropuerto-hotel, por lo que "Intramo" realizará su próximo estudio centrándolo exclusivamente en la línea Ibiza-San Antonio-Ibiza.

El director general de "Intramo"' cifró el tiempo preciso para la realización de las obras y para la puesta en marcha del tren monorraíl en un período entre dieciocho y veinticuatro meses.

Mientras "Intramo" sigue perfilando el proyecto. Ibiza (y el posible grupo promotor que se cree) empieza a tener la palabra.

 

Aerobus...

Eivissa - Ibiza...

Monorraíl en Eivissa - Ibiza...

Movilidad...

Movilidad - Eivissa...

Transporte elevado...

Transporte urbano y periurbano...