Ibiza podría tener un tren monorraíl

 

Diario de Ibiza, 1975

 

"Diario de Ibiza" se ha entrevistado en Madrid con el Dr. Ingeniero Industrial D. Carlos Cambronero Martínez, autordel sistema de transporte por monorraíl "Trans-Unión S21", Director General de la Sociedad "Ingeniería de Tránsito Moderno, S.A.", la cual es propietaria de las patentes del citado sistema.

-¿Sr. Cambronero, nos quiere usted exponer el origen y futuro de su sistema de transporte por monorraíl?

—El 24 de octubre de 1969 presenté en el Instituto Nacional de Industria (I.N.I), el primer sistema de transporte por monorraíl español, podríamos llamar la primera generación del monorraíl español, basado en el peso adherente triplicado (PAT). Los trenes estaban compuestos por un vehículo motriz que remolcaba una serie de vagones abiertos de pequeña capacidad. Circulaba por un camino de rodadura compuesto por dos dobles "T" en acero soldadas entre sí, apoyadas en una serie de columnas, también en acero soldado, siendo la distancia entre ellas de diez metros y alturas variables según la configuración del terreno. La velocidad de circulación alcanzaba los 30 kilómetros por hora. Toda la prensa de España publicó el acontecimiento y las revistas técnicas del sector se ocuparon de dar a conocer y elogiar las ventajas y originalidad del sistema. Las prestaciones de aquellos trenes eran modestas, pero es indudable que respondían a una técnica avanzada en materia de transporte guiado, no sólo por el sistema de tracción, sino también por la disposición de los sistemas de rodaje que hacen al material móvil totalmente indescarrílable. Las pruebas y experiencias que se hicieron, permitieron comprobar las ventajas del sistema y al mismo tiempo incorporar importantes mejoras aumentando la velocidad de traslación y la capacidad de transporte.

—¿Utilizó estas experiencias?

—Como consecuencia de los resultados obtenidos, se construyó un nuevo material muy mejorado (segunda generación del monorraíl español), consiguiendo prestaciones muy importantes, tanto en la velocidad como la superación de rampas, así como en la capacidad de transporte. En el año 1970, el Gobierno de Chile se interesó por la instalación de un monorraíl español en el Cerro de San Cristóbal (Parque Municipal) en Santiago de Chile, firmando el contrato el 31 de agosto del mismo año. El Gobierno español financiaba cinco años este contrato, consistente en un circuito de 8,5 kilómetros de recorrido y 10 trenes compuestos, cada uno de ellos, por locomotora y 15 vagones. Acontecimientos políticos ocurridos en dicho país impidieron la realización de este proyecto hasta el momento presente. Parte de este material se encuentra en un circuito privado en Villanueva de la Cañada (Madrid). Consciente de disponer de un sistema de transporte masivo, económico, rápido en cuanto a su puesta en servicio y con fácil posibilidad de ampliaciones futuras, para la comunicación entre ciudades, ciudades y aeropuertos, urbanizaciones próximas a ciudades, etc., es por lo que hemos desarrollado la tercera generación del monorraíl español, llamado como he dicho al principio "Trans-Unión S21".

-¿Qué realizaciones ha hecho usted dentro del ámbito del transporte?

—La primera realización se concreta en el Teleférico de Sierra Nevada. Se encuentra funcionando desde el año 1968. Otra realización muy importante es el Telecabina bicable en Madrid, inaugurado en el año 1969. El Telecabina de Barcelona es otra de las realizaciones, que fue puesta en servicio en el año 1970. Otro de los proyectos que le podría citar ya realizado es el Funicular en el Escorial. Actualmente estamos construyendo otro Telecabina en la República de El Salvador, se trata de un Telecabina bicable, similar al instalado en Madrid pero con un desnivel mucho mayor. También se han suministrado equipos para medios de transporte para Chile y América del Norte.

-¿Qué ventajas tiene el "Trans-Unión S21" sobre sus predecesores?

—Las ventajas y mejoras son muy importantes. Veamos : En primer lugar en las dos primeras generaciones las ruedas del material móvil iban equipadas con llantas de goma maciza, causa de limitación de la velocidad y menor confort para el viajero. En el "Trans-Unión S21" (tercera generación), el material móvil dispone de ruedas equipadas con llantas neumáticas proporcionando al viajero un confort muy superior al mismo tiempo que permite velocidades de hasta 140/150 kilómetros a la hora. En segundo lugar, el sistema de tracción es totalmente independiente del peso propio de los vehículos, siendo todos ellos automotrices, permitiendo un mejor aprovechamiento de la energía con posibilidades de superación de rampas prácticamente sin limitación. La limitación será de orden económico, pero con unas grandes posibilidades frente a trazados y tráficos variables. En tercer lugar, en las dos primeras generaciones la infraestructura era de acero con el consiguiente entretenimiento periódico por encontrarse permanentemente expuesta a los agentes atmosféricos. En el "Trans-Unión S21" toda la infraestructura está realizada en hormigón, las columnas en hormigón armado y el camino de rodadura en hormigón postensado, con tramos de hasta 25 metros entre columnas de apoyo, no siendo necesario ningún entretenimiento.

-¿No cree usted que una infraestructura de este tipo podría deteriorar el paisaje de la zona por donde discurre?

—Estoy de acuerdo en que determinadas zonas o paisajes deben ser protegidos tales, como zonas arqueológicas, monumentos artísticos, zonas de belleza natural reconocida, etc., pero permítanme que le diga que todo tiene su belleza. Una infraestructura realizada en hormigón de color homogéneo gris o blanco y bien acabado (el sistema lo permite por su alto grado de prefabricación), no sólo no deteriora la estética del lugar, sino que la enriquece. En zonas o lugares donde existen ciudades, tienen que existir carreteras, líneas telefónicas, líneas de transporte de energía eléctrica, etc. El hombre está ya acostumbrado a ello y ya tiene conciencia de ese concepto estético nuevo. Esas zonas desprovistas de esos servicios dan una imagen de primitivismo. Un ejemplo palpable lo tenemos en Madrid. Existen pasos elevados que deterioran la estética por su mala situación o por su pobre ejecución, habiendo otros que la enriquecen como, por ejemplo, el paso elevado sobre el Paseo de la Castellana en las proximidades del Museo al aire libre de escultura moderna. Tienen que tener ustedes en cuenta, además, que una de las grandes ventajas del "Trans-Unión S21" es que no contamina el ambiente y como consecuencia no altera el "status" ecológico, que es una de las formas, como ustedes saben, de deteriorar el paisaje.

-¿Cómo ve usted la implantación de una línea del monorraíl "Trans-Unión S21" en la isla de Ibiza?

—Ha sido muy grato para mí leer la entrevista realizada a D. Fernando-Guillermo de Castro — verdadero motor de la idea de un "monorraíl para Ibiza"— en el número de su prestigioso periódico correspondiente al 4 de julio del presente año. Nuestro común amigo Fernando-Guillermo de Castro hace algún tiempo que se interesó vivamente por nuestro "Trans-Unión S21". Le proporcionamos, a petición suya, una memoria del mismo, y poco después nos habló ya con entusiasmo de la instalación de nuestro sistema de transporte en la isla de Ibiza, porque, según su criterio "las circunstancias eran las mas óptimas para el "Trans-Unión S21". Resulta curioso, ahora, la coincidencia entre las ideas expuestas en su publicación y las nuestras. Consideramos que Fernando-Guillermo de Castro, ibicenco de corazón, vio muy pronto lo que podría y debería ser una realidad de servicio público y turístico en esa porción de tierra española privilegiada. En la actualidad nuestra Oficina Técnica está estudiando varios proyectos para España y países sudamericanos, entre los que se encuentra la isla de Ibiza. Creemos que Ibiza tiene una necesidad perentoria de implantar un medio de transporte para la unión de Ibiza (capital) con San Antonio Abad y el Aeropuerto. Al mismo tiempo, creo que dada su fama universal, Ibiza merece tener una instalación moderna, rápida y eficaz, de acuerdo con lo anteriormente expuesto. Igualmente nosotros, por estas consideraciones, estamos muy interesados en instalar nuestro monorraíl en la isla de Ibiza, pues sería un escaparate, cara el exterior, que prestigiaría nuestro sistema.

-¿En cuánto estima usted la inversión necesaria?

—Como anteriormente he dicho, nuestra Oficina Técnica está estudiando un anteproyecto para la unión de Ibiza (capital) con San Antonio Abad y el Aeropuerto. La línea discurre en casi todo su recorrido paralela a la carretera existente porque representa ventajas de tipo económico interesantes, aparte de otras consideraciones de orden técnico, sobre todo para su construcción, pero sería muy aventurado anticipar una cifra. Tan pronto tengamos terminado el anteproyecto con su estudio económico correspondiente, lo presentaremos a las Autoridades de la isla, comunicándonos con todas las personas interesadas en el tema, para cambiar impresiones, aunar criterios y satisfacer la demanda de la información necesaria. Lo que sí puedo anticiparle es el interés con que estamos estudiando el anteproyecto, al cual hemos dado preferencia sobre los demás, y las posibilidades de ofrecer una financiación que haga viable su realización.

-¿Cuáles serían los posibles planes de realización del proyecto?

—Una vez conocido el interés real de las Autoridades insulares habría que constituir una sociedad de promoción que nos encargara el proyecto definitivo, la cual coordinaría las inversiones insulares posibles con la financiación complementaria aportada por nosotros. A partir de este momento se realizaría la ejecución material del proyecto.

-¿En qué porcentaje calcula usted que sería la financiación complementaria?

—Es difícil contestar a su pregunta en estos momentos con precisión, pero estimo que podría ser superior al 50°/o de la inversión total necesaria.

-¿Qué problemas de orden material ve usted en la realización del proyecto?

—La Sociedad promotora deberá obtener las servidumbres para la implantación de la infraestructura, así como los derechos de paso elevado en los distintos puntos del recorrido.

-¿En qué plazo estima usted la realización del proyecto?

—Si todo se puede desarrollar con arreglo a un plan bien establecido, a partir de las disponibilidades financieras,podría considerarse del orden de dos años.

-¿La rentabilidad sería importante?

—La rentabilidad dependerá mucho de la afluencia de las personas, su costo, entretenimiento y consumo. La afluencia de personas será alta porque es un medio de transporte atractivo, cómodo y rápido, el costo moderado, a conocer una vez estudiado el proyecto, el entretenimiento muy reducido por la clase del material móvil e infraestructura y el consumo moderado ya que no requiere la superación de grandes pendientes. Otro factor importante es la posibilidad de que el "Trans-Unión S21" transporte pequeña carga, paquetería, correo, etc.

Nuestra isla, pues, podría tener en el plazo de dos años un modernísimo sistema de transporte en la unión de importantes centros vitales insulares. Es muy posible que en la segunda decena del próximo mes de octubre se celebre la primera reunión en Ibiza con don Carlos Cambronero, autor del monorraíl "Trans-Unión S21".

 

Aerobus...

Eivissa - Ibiza...

Monorraíl en Eivissa - Ibiza...

Movilidad...

Movilidad - Eivissa...

Transporte elevado...

Transporte urbano y periurbano...