PDSTIB - Recuperar el transporte público, mejor para todos

 

Proyecto - Octubre de 2002

 

2. LA MOVILIDAD INSULAR EN LAS ISLAS BALEARES

 

2.1. La movilidad de los residentes: el espacio del automóvil 

 

Tras la oleada de encuestas de movilidad realizadas por el Govern a través de SFM en todas las islas durante los años 2000 y 2001, por primera vez se dispone de una información sistemática, completa y fiable sobre la movilidad de los residentes en las Islas Baleares. Los datos básicos se presentan en la tabla adjunta, diferenciados por islas. 

     Fte.: Elaboración sobre datos de SFM-INECO, 2002 
 

El primer aspecto que llama la atención en la tabla es la relativa moderación de la movilidad que se observa en la isla de Mallorca, para los estándares actuales de las áreas metroplitanas españolas. A mediados de la década de los noventa, las grandes áreas metropolitanas españolas presentaban índices de movilidad que oscilaban entre los 2,31 viajes por habitante de Madrid y los 2,11 de Valencia, y aunque las encuestas de movilidad urbana no han sido actualizadas, en los últimos años es sabido que se ha registrado un apreciable incremento de la movilidad. Por tanto, la movilidad residencial en la isla de Mallorca no puede ser calificada de elevada para el contexto español, lo cual cuestiona algunas interpretaciones que achacan a los mallorquines una exagerada movilidad. Por el contrario, los índices algo más elevados de Menorca y las Pitiusas indican probablemente la existencia de una movilidad obligada algo mayor, asociada a la elevada proporción de población dispersa o ubicada en pequeños núcleos de población, que registran las tres islas. 

Aunque la movilidad no es excesiva, o al menos no lo es en la isla de Mallorca, teniendo en cuenta su grado de urbanización, el grado de motorización de los viajes es, sin embargo, muy elevado en todas las islas. Se presenta a continuación el reparto porcentual de los viajes entre motorizados y no motorizados. Se observa que Mallorca supera incluso el grado de motorización del área metropolitana de Madrid, que en 1996 era del 63%. Este dato está indicando la presencia de problemas en materia de ordenación territorial, pues parece que, para la dimensión demográfica de la isla, se está creando un excesivo grado de lejanía entre las diferentes funciones urbanas, que obliga a un uso muy elevado del transporte motorizado. 

Motorización de la movilidad en las Islas Baleares. 2000.

Viajes Mallorca Menorca Pitiuses TOTAL
No motorizados 33,5% 40,2% 43,9% 35,5%
Motorizados 66,5% 59,8% 56,1% 64,5%
TOTAL 100,0% 100,0% 100,0% 100,0%
 
 

Interesa asimismo examinar el reparto modal de los viajes motorizados en las islas. La preponderancia de los viajes en vehículo privado es masiva en todas las islas. Si bien en Menorca y en las Pitiusas esta situación se explica, al menos en parte, por las limitaciones de demanda del transporte público inherentes a la limitada dimensión demográfica y a la dispersión territorial de la población, en el caso de Mallorca la situación constituye una anomalía teórica y práctica en materia de transporte, que no admite una explicación sencilla.  
 

Reparto modal de los viajes motorizados en las Islas Baleares. 2000.
  Mallorca Menorca Pitiuses TOTAL
Vehículo privado 86,7% 95,8% 94,3% 88,3%
Transporte colectivo 13,3% 4,2% 5,7% 11,7%
TOTAL 100,0% 100,0% 100,0% 100,0%
 
 

Para facilitar la valoración de la anomalía balear en materia de utilización del transporte público, se presenta a continuación el reparto modal público/privado en las principales áreas metropolitanas españolas a mediados de los noventa. Se observa que todas ellas doblan, como mínimo, la participación del transporte público que se registra en Baleares. Interesa también señalar que si se calcula el porcentaje restringido a Palma se obtiene un resultado aún más reducido, de apenas el 11,6%. Ello está indicando que el fracaso del transporte público es especialmente grave en la capital, y desde ella se proyecta al conjunto de la isla. 
 

Reparto modal de los viajes motorizados en áreas metropolitanas españolas. 1996.3
Areas metropolitanas: Madrid Barcelona Sevilla Bilbao Málaga
Vehículo privado 56,1% 53,0% 71,2% 66,1% 74,5%
Transporte colectivo 43,9% 47,0% 28,8% 33,9% 25,5%
TOTAL 100,0% 100,0% 100,0% 100,0% 100,0%
 
 

La combinación de un elevado grado de motorización de los viajes, con un predominio casi excluyente del vehículo privado que se agudiza especialmente en Mallorca y aún más en su capital insular, genera en Baleares una situación que escapa de los parámetros usuales en entornos territoriales comparables en términos de población, renta y estructura espacial.

 

(3) Elaboración propia sobre datos de Alfonso Sanz, La mayoría silenciada. Boletín Periódico sobre peatón en la ciudad. Apie. Otoño de 1999

 

PDSTIB - Recuperar el transporte público, mejor para todos - Indice...

Movilidad - Illes Balears...

2.2. La movilidad de los turistas: una distribución más equilibrada...