PDSTIB - Recuperar el transporte público, mejor para todos

 

Proyecto - Octubre de 2002

 

6. PERSPECTIVAS, OBJETIVOS Y ESTRATEGIAS DEL PLAN DIRECTOR

 

6.3. El compromiso del Govern con la sociedad balear: convertir el transporte público en la mejor opción

 

Para responder a los puntos básicos de consenso social expuestos en el apartado anterior, el Govern propone las siguientes estrategias de actuación, asumiendo en cada una de ellas los compromisos que se indican: 
 

Revisar el concepto de servicio público: del usuario cautivo al cliente que puede elegir

El transporte público en Baleares debe dejar de ser tan sólo un servicio social que garantice unos mínimos vitales de movilidad a los ciudadanos sin automóvil. Para superar esta visión, que acaba invalidando al transporte público como alternativa real de transporte, el Govern ha comenzado a reestructurar el sistema con la filosofía de producir un servicio atractivo que se ofrece a cualquier ciudadano, tenga o no tenga automóvil. El objetivo es conseguir que el usuario elija el transporte público por las ventajas que le ofrece, no porque se le limiten o impidan otras opciones. 
 

Establecer un compromiso de calidad del transporte público

En el transporte público, las claves de la competitividad con relación al vehículo privado residen en la calidad de los servicios, medida en términos de regularidad y fiabilidad de horarios, tiempos de recorrido, confort de los vehículos, ubicación y funcionalidad de las infraestructuras de espera y transbordo, integración de itinerarios, buenas conexiones intermodales, y buena información sobre el sistema. El Govern promoverá el establecimiento de una Carta de Calidad del Transporte Público, de cumplimiento obligatorio, que cubra todos los componentes del sistema de transportes (redes de autobuses, servicios ferroviarios, infraestructuras intermodales, etc.). Entidades independientes de control de calidad evaluarán el cumplimiento de los compromisos adquiridos.  
 

Universalizar el acceso al transporte público

Considerando que la plena accesibilidad territorial constituye el primer compromiso de calidad de cualquier sistema de transporte, el Govern se compromete ante la sociedad balear a que, en el plazo de 3 años, el 90% de la población de cada isla disponga a menos de diez minutos a pie desde su domicilio, por itinerarios adecuadamente transitables y accesibles, de un servicio de transporte público con frecuencia horaria e interconectado con el resto de la red insular. 
 

Otorgar prioridad de circulación a los vehículos de transporte público

Hasta que se consiga una amplia recuperación del ferrocarril en Mallorca, y de modo indefinido en las demás islas, la base de un transporte público insular masivo ha de ser necesariamente el autobús. En consecuencia, el Govern adoptará cuantas medidas estén a su alcance para asegurar la prioridad de circulación a los autobuses, evitando que su circulación se vea interferida por posibles problemas de congestión o saturación viaria. Estas medidas incluirán la implantación de carriles-bus o calzadas exclusivas en las secciones más transitadas de los principales ejes viarios. Se solicitará la colaboración de los principales municipios de todas las islas para que garanticen la prioridad de circulación de los autobuses en los recorridos urbanos. 
 

Asegurar la interconexión de los diferentes servicios de transporte

Para que un sistema de transporte público sea realmente operativo ha de apoyarse en un buen sistema de conexiones intermodales. En cada una de las islas, en función de su estructura territorial y sus características, se desarrollará un plan de infraestructuras intermodales con el objetivo de facilitar las combinaciones entre modos de aportación (a pie, bici, automóvil) y modos de recepción (bus, tren, tranvía), así como entre estos últimos modos entre sí.  
 

Extender el concepto de servicio puerta a puerta a las relaciones interinsulares

En los transportes interinsulares, que por definición son colectivos, la acción del Govern se desarrolla en dos planos. Por una parte, la administración autonómica ha de velar por el cumplimiento de determinadas exigencias de servicio público, tarea en la que se ha venido esforzando el Govern en los últimos años, con resultados tangibles, pese al escaso apoyo recibido de otras administraciones. Más allá de estos mínimos, el presente Plan Director se sitúa en un plano sensiblemente más ambicioso, avanzando hacia un modelo propio de transporte balear en el que las conexiones interinsulares estén plenamente integradas con las conexiones terrestres. Los  trayectos interinsulares quedarán definidos y gestionados como los tramos aéreos o marítimos de itinerarios más amplios, concebidos con una visión de puerta a puerta. 
 

Gestionar la demanda de transporte.

La estructura productivo-territorial de Baleares presenta buenas oportunidades para la gestión de la demanda de transporte. Las grandes concentraciones turísticas deben ser contempladas, desde el punto de vista de la movilidad laboral, como grandes polígonos de servicios en los que trabajan miles de personas, con horarios estables, y con pautas de viaje domicilio-trabajo que es posible atender con transporte colectivo apoyado en programas realizados en colaboración con las empresas. 
 

Modificar sustancialmente el reparto modal

El conjunto de mejoras previsto en todos los segmentos del transporte debe reflejarse en un cambio sustancial en el reparto modal del transporte en las Islas Baleares. El objetivo es que en el horizonte 2010 el 25 por ciento de los desplazamientos motorizados de las islas se realicen en transporte colectivo, y que en el transporte interinsular de pasajeros se alcance un mayor equilibrio entre el  transporte aéreo y el transporte marítimo. 
 

Proteger a los ciudadanos frente a la congestión circulatoria

Las autoridades deben proporcionar los medios para que todos los ciudadanos puedan evitar la exposición a la congestión circulatoria, mediante el mantenimiento de transportes públicos con circulación preferente y fluidez garantizada en cualquier itinerario y a cualquier hora del día. En los itinerarios de mayor tráfico se reforzarán en las horas punta los servicios de transporte orientados a los desplazamientos domicilio-trabajo, con tiempos de recorrido altamente competitivos y fiabilidad de horarios garantizada. 
 

Mejorar la seguridad del transporte transfiriendo viajeros al transporte público

La seguridad del transporte no es sólo ni principalmente un problema de gestión de la red viaria. La promoción del transporte público, objetivo principal del presente Plan Director, constituye una de las claves para reducir la siniestralidad, pues está probado que no hay ninguna medida que mejore la seguridad del transporte de modo tan eficiente como la transferencia de viajeros desde el automóvil privado hacia el transporte público. Asimismo, las nuevas dotaciones de viales no motorizados mejorarán drásticamente la seguridad de peatones y ciclistas. Sobre estas bases, y contando con la colaboración de las instituciones insulares y municipales, el Govern asume el objetivo de la Unión Europea de reducir a la mitad la tasa de mortalidad por automóvil dentro de esta década. 
 

La seguridad a largo plazo: estructuras territoriales que faciliten la movilidad segura

Para seguir avanzando en el futuro hacia los objetivos de plena seguridad del transporte, el Govern promoverá la aplicación de criterios de ordenación del territorio y urbanismo que promuevan una movilidad estructuralmente segura, reduciendo la movilidad motorizada forzosa, garantizando el tratamiento seguro de los desplazamientos peatonales y ciclistas, y facilitando la accesibilidad desde y hacia el transporte público.  
 

Utilizar la demanda turística como apoyo financiero del transporte público.

En Baleares existe una gran demanda potencial de transporte colectivo generada por los turistas, a los que se les ha prestado hasta ahora unos servicios en general muy poco adecuados a sus necesidades de transporte. Esta demanda es en general complementaria, en términos de horarios y de rutas, con las puntas de demanda de los residentes, y puede aportar una base de financiación muy sólida para el relanzamiento de los servicios de transporte público. Los residentes de Baleares podrán disfrutar de una red de transportes de gran calidad con tarifas muy razonables, al estar su financiación compartida con las aportaciones de los turistas. 
 

Establecer la prioridad presupuestaria para el transporte público

Una política de prioridad para el transporte público ha de tener el correspondiente reflejo presupuestario. En consecuencia, el Govern propondrá al resto de las instituciones con competencias en transporte el objetivo de conseguir que a partir del ejercicio fiscal 2005, los presupuestos dedicados al transporte público y alternativo al menos igualen a los presupuestos dedicados al transporte privado.

 

PDSTIB - Recuperar el transporte público, mejor para todos - Indice...

Movilidad - Illes Balears...

7.1. Incorporar la bicicleta a la planificación del transporte...