PDSTIB - Recuperar el transporte público, mejor para todos

 

Proyecto - Octubre de 2002

 

10. PLAN DE POTENCIACIÓN DEL TRANSPORTE MARÍTIMO INTERINSULAR

 

10.3. La demanda: favorable respuesta a la alta velocidad en el mar

 

En el gráfico adjunto se sintetiza la distribución del tráfico de pasajeros en cabotaje marítimo en Baleares. Se incluye también la relación Eivissa-Formentera, aunque oficialmente esta relación está clasificada como tráfico de bahía, esto es, como tráfico local, no de cabotaje. No se incluyen los numerosos servicios netamente locales (turísticos, accesos a Dragonera, Cabrera, etc.), que se prestan en prácticamente todos puertos de Baleares, y que mueven del orden de dos millones de viajeros al año. 

Como se indicaba en la introducción, en el gráfico se observa que los tráficos interinsulares representan sólo una pequeña fracción de los tráficos con la península. Entre estos últimos predomina la relación con Barcelona, que es mayoritaria tanto en Mallorca como en Menorca, y especialmente en esta última isla. En Eivissa, por el contrario, predomina el tráfico con los puertos de la Comunidad Valenciana. 

TRAFICO DE CABOTAJE EN BALEARES. PASAJEROS 1999  
Origen/Destino Península Interinsular TOTAL % Interinsular
Mallorca 727.252 151.237 878.489 17,2%
Menorca 119.562 82.227 201.789 40,7%
Eivissa 366.526 69.010 435.536 15,8%
Total viajes 1.213.340 151.237 (*) 1.364.577 11,1%

        (*) Figura el 50% de la suma de interinsulares, para evitar la doble imputación 

Menorca es la única isla en la que el tráfico interinsular tiene un peso considerable en sus relaciones marítimas. Eivissa, por el contrario, es la isla más volcada hacia las relaciones peninsulares, y no sólo por una razón de proximidad geográfica a las costas valencianas, sino por una mayor interdependencia estructural con la península, como parece indicarlo su intensa relación con Barcelona, pese a la considerable distancia existente desde la isla hasta la capital catalana. 

Como ya se ha indicado, en las últimas décadas del siglo XX, con la popularización de los servicios aéreos, el tráfico de viajeros por mar experimentó un profundo declive a favor de las conexiones aéreas, tanto en dirección a la península como en trayectos interinsulares. El resultado de ese profundo cambio modal ha sido un reparto en el que el modo aéreo es ampliamente mayoritario, aunque persisten importantes diferencias entre islas, como se puede observar en la tabla adjunta.  
 
 
 

PARTICIPACIÓN DEL MODO MARÍTIMO EN EL TRAFICO
NACIONAL DE PASAJEROS. 1999.
Origen/Destino Península Interinsular TOTAL
Mallorca 18,7% 26,8% 19,8%
Menorca 21,6% 30,8% 24,6%
Eivissa 48,5% 25,1% 42,3%
Total viajes 23,4% 27,3% 21,7%
 

La menor participación del modo marítimo se produce entre Mallorca y la Península, relación en la que el avión representa más del 80 por ciento de la demanda. En el otro extremo se sitúan las relaciones Eivissa-Península, en las que el barco sigue conservando casi el 50 por ciento de la demanda. A grandes rasgos, casi un tercio de los viajeros entre Mallorca y Menorca, y una cuarta parte de los que viajan entre Mallorca y Eivissa, sigue utilizando el modo marítimo. Estos datos desmienten el carácter residual que en ocasiones se asigna al modo marítimo, e indican que este modo conserva un potencial de servicio bastante apreciable, pese a la desatención institucional de que ha sido objeto en las últimas décadas. 

Así parece confirmarlo la reciente experiencia de la entrada en servicio de los buques rápidos que, en sus diferentes modalidades, han comenzado a cambiar el panorama del tráfico marítimo de viajeros. Las reducciones del tiempo de viaje han sido espectaculares, y ello ha repercutido de modo muy notable en el índice de utilización. Aunque el incremento de usuarios se ha manifestado especialmente en los trayectos entre la península y las islas, también ha repercutido en los trayectos interinsulares. 

LA RECUPERACIÓN DEL TRÁFICO DE PASAJEROS EN LOS PUERTOS DE LA CAIB
Entradas y salidas en los puertos de: 1997 1998 1999 2000 Inc 2000/1997
Palma 537.490 672.758 801.043 831.354 54,7%
Alcudia 29.765 37.599 43.596 42.189 41,7%
Cala Ratjada 22.089 31.993 34.794 39.800 80,2%
Maó 102.674 108.634 124.400 139.603 36,0%
Ciutadella 51.854 69.592 77.401 90.510 74,5%
Eivissa 753.746 851.822 1.103.901 1.251.933 66,1%
Sant Antoni 94.296 99.389 104.482 169.732 80,0%
La Savina 533.713 573.252 775.920 883.699 65,6%
TOTAL (*) 2.125.627 2.445.039 3.065.537 3.448.820 62,2%

       (*) Útil sólo a efectos de cálculo de tendencias. Incluye movimientos duplicados entre islas.  

Los nuevos servicios permiten ir y volver en un mismo día desde Mallorca tanto a Eivissa (poco más de 2 horas de travesía por sentido) como a Menorca (55 minutos de travesía por sentido desde Cala Ratjada). Asimismo, facilitan conexiones con la península en poco más de tres horas, de centro a centro de las ciudades y con tiempos mucho menores de embarque y desembarque que los que requiere el avión. De este modo, los servicios marítimos están entrando en el área de competencia del avión para viajes de trabajo, familiares, de gestiones, y otros. Esta competencia viene favorecida por las tarifas, que son sustancialmente más reducidas en barco que en avión.  

Este cambio de tendencia se aprecia en todo su alcance teniendo en cuenta la importancia que tuvo el declive del tráfico marítimo desde la década de 1970, que sólo comenzó a estabilizarse a mediados de la década de 1990, para empezar después un proceso de crecimiento. El volumen de viajeros de 1980 no se volvió a alcanzar hasta 1998, pero en 2000 ya se había duplicado, y la tendencia alcista ha continuado en 2001 y en 2002. En el ejercicio 2000, el tráfico de cabotaje con origen o destino en Baleares, sin contar los movimientos Eivissa-Formentera, fue superior en un 59 por ciento frente al registro de 1997. En el mismo cuatrienio, el tráfico aéreo nacional (Península e interinsulares) se elevó en un 18 por ciento. 

El tráfico Eivissa-Formentera tiene una problemática especial. Aunque ha experimentado en los últimos años un crecimiento de tráfico muy importante, sigue presentando ciertas carencias de horarios que preocupan a los usuarios formenteríes. Las malas conexiones entre el puerto y el aeropuerto de Eivissa suponen un problema para los usuarios procedentes de Formentera que viajan al exterior de las Pitiusas en avión.

 

PDSTIB - Recuperar el transporte público, mejor para todos - Indice...

Movilidad - Illes Balears...

10.4. Diagnóstico: un modo en franca recuperación...