PRATIP 3. DATOS BÁSICOS DE ACCIDENTALIDAD.

3.1. Perspectiva general de la siniestralidad en las Islas Baleares

 

La siniestralidad del tráfico en Baleares ofrece unos indicadores muy preocupantes. A lo largo de la primera mitad de la década de los noventa, la comunidad balear apenas se benefició de la tendencia descendente de los accidentes mortales registrada en la península, y en la segunda mitad tampoco se ha observado la estabilización registrada en la península. Por el contrario, desde 1997 el número de muertos fue creciendo año a año de modo continuo. 

 

La tasa de mortalidad por automóvil en Baleares se sitúa actualmente en 207 muertos por millón de habitantes, si se computa sólo la población residente, y en 159 si se incluye en el cómputo tanto la población residente como los turistas en términos de habitantes equivalentes. Esta última tasa sigue siendo superior a la media española (143) y supera ampliamente la de cualquiera de los países europeos, excepto Grecia y Portugal, que son los dos únicos países de Europa que superan el índice de 200. 

En la Unión Europea, con datos de 1997, cinco países tienen tasas por debajo de 100 muertos anuales por millón de habitantes: Suecia (61), Reino Unido (64), Países Bajos (75), Finlandia (85 y Dinamarca (93). A estos países, que encabezan los avances mundiales en seguridad vial, les siguen Alemania (104) e Italia (117). En general, los índices de todos estos países han mejorado desde 1997 a la actualidad. 

En el contexto europeo, la situación de Baleares es muy anómala, especialmente tratándose de un territorio insular de pequeño tamaño. En las islas, las tasas de mortalidad por automóvil son normalmente muy inferiores a la de las zonas continentales, porque las velocidades medias y las distancias recorridas suelen ser menores, y además no existe tráfico de tránsito. Por ejemplo, la tasa de Canarias es de 123 muertos por millón de habitantes, contando sólo la población residente, y desciende por debajo de 100 si se incluye la población turista. Además, el número total de muertos está estabilizado en torno a 200 anuales desde hace más de diez años. 

En la última década se han conseguido notables logros en seguridad vial no sólo en otros países europeos, sino también en determinados lugares del estado español. Entre las comunidades autónomas que han conseguido avances significativos, y que por su reducida dimensión territorial y demográfica podrían ser comparables a Baleares, con todas las reservas de rigor, cabe citar a Euzkadi. La evolución del número de muertos en las carreteras (sin incluir zonas urbanas) de Euzkadi en la última década ha sido la siguiente: 

Muertos por accidente de tráfico en carretera en Euzkadi
Año Muertos
1991 290
1992 233
1993 198
1994 196
1995 194
1996 170
1997 149
1998 186
1999 167
2000 164
Fte: Dirección de tráfico del Gobierno Vasco
 

Entre 1991 y 2000, la reducción ha sido del 43 por ciento. Hay que tener en cuenta, además, que Euzkadi es una comunidad fronteriza, que soporta un importante tráfico internacional, especialmente de camiones, así como intensos flujos de tránsito de emigrantes portugueses y norteafricanos. De hecho, en 2000 el 18 por ciento de los muertos se produjeron en el corredor de la N-I. Sumando los muertos en zona urbana y en carretera según las estadísticas de la DGT (que no coinciden exactamente con las del Gobierno Vasco) el total de muertos en Euzkadi en 2000 fue de 251, lo que supone una tasa de 119 muertos por millón de habitantes, un 17 por ciento inferior a la tasa estatal. 

También en Cataluña, comunidad que resulta comparable a Baleares por su nivel de renta, su elevada motorización y sus similitudes en materia climática y cultural, se ha conseguido en los últimos años reducir de modo apreciable la mortalidad vial. Desde principios de los años noventa no se han vuelto a alcanzar las cifras superiores al millar de muertos que eran habituales en las etapas anteriores, y en los últimos cuatro años se aprecia un descenso sostenido del número de víctimas mortales. 

Muertos por accidente de tráfico en Cataluña
Año Carretera Ciudad TOTAL
1990 749 292 1041
1991 767 254 1021
1992 660 237 897
1993 686 283 969
1994 564 255 819
1995 660 256 916
1996 581 257 838
1997 568 302 870
1998 667 283 950
1999 662 255 917
2000 680 211 891
2001 607 210 817
Fte.: Anuario DGT 2001
 

Los casos de Euzkadi, Cataluña y de otras muchas comunidades en Europa muestran que, con los niveles de renta y desarrollo cultural de Baleares, no tiene justificación la persistencia de una situación como la que se registra en las islas en materia de seguridad vial.  

La preocupación social e institucional por esta situación no es nueva en las Islas Baleares. Su agravamiento constante durante la década de los noventa condujo en 1997 a la creación de la Comissió no permanent de sinistralitat de carreteres i vies urbanes de les Illes Balears. 

El Informe de la Comissió, publicado por el Parlament de Balears en Febrero de 1998, sintonizaba con las tendencias más avanzadas a nivel internacional en cuanto a las propuestas formuladas para lograr la reducción de accidentes. La Comissió formuló un diagnóstico bien argumentado, en el que la excesiva velocidad de circulación, la especial composición del tráfico y los problemas estructurales del transporte en Baleares (desequilibrio modal, abandono del transporte público, etc.), eran señalados entre los principales problemas. Lamentablemente, el diagnóstico de la Comissió sigue plenamente vigente, y prácticamente ninguna de las recomendaciones de la Comissió ha sido puesta en práctica desde entonces, excepto una incipiente mejora del transporte público, especialmente en Mallorca, que deberá dar resultados a medio plazo, si se persevera en esta política.