Juan Pacheco Tirado  -  Castillo-almudaina de Ibiza  -  Dalt Vila

 

http://eivissa.wordpress.com/ - El blog de Juan Pacheco

 

Diario de Ibiza  -  Pendiente de localizar la fecha de publicación

 

Con respecto a las últimas noticias aparecidas sobre el concurso que lleva a cabo el Consell Insular para elaborar el proyecto básico para la rehabilitación del castillo de Ibiza, es necesario señalar un detalle que, no por reiterado, es de vital importancia para poder llevar a buen puerto dicho proyecto.

La Carta Internacional para la Conservación de Poblaciones y Áreas Urbanas Históricas adoptada por Icomos en octubre de 1987, señala en sus artículos 3, 5 y 15 que la participación y el compromiso de los habitantes son imprescindibles y deben ser estimulados, y hace hincapié asimismo en la conveniencia de que el plan de conservación que se adopte lleve implícita la adhesión de los habitantes.

Para algunas personas (que se amparaban en una supuesta mayoría que les habilitaba para llevar a cabo todo aquello que querían, creyéndose por encima de los demás), esto último consiste únicamente en cumplir con los plazos de la exposición pública de los acuerdos que adoptan por decreto ley.

¿Qué podemos perder promoviendo el debate entre los sectores implicados, como pueden ser técnicos, políticos, arquitectos, economistas, y la opinión pública, para llegar a un consenso sobre el futuro y los usos más adecuados para el recinto? ¿Por qué no recuperamos el espíritu de aquellos debates como los que se produjeron sobre la situación de los barrios de sa Penya y la Marina en el marco del Club Diario de Ibiza?

Me imagino que cuando se toma la decisión de otorgar unos usos futuros al recinto del castillo-almudaina se hace en base a unos estudios multidisciplinares de las necesidades y prioridades que sufre principalmente el barrio de Dalt Vila, y en menor medida al resto del casco histórico.

¿Se ha pulsado alguna vez la opinión de la gente de la calle, así como de la Asociación de Vecinos de Dalt Vila sobre los usos propuestos?

Las personas que hemos tenido acceso a una parte del plan de usos presentado por el Consell Insular nos preguntamos cómo se va a solucionar el problema de los accesos al recinto (cuando en el mismo estudio se barajan medias de visitantes por día brutales).

¿Tiene que desaparecer del mapa el edificio de la antigua Comandancia Militar para construir un inmenso párking en el que albergar la ingente cantidad de coches y autobuses?

Tampoco hemos encontrado en dicho estudio ninguna referencia a las posibles repercusiones que la construcción de un bar-restaurante “de excelencia”, alguna tienda de souvenirs, cafetería y hotel de lujo de 10 habitaciones puede tener en la oferta complementaria del barrio de Dalt Vila, ya de por sí bastante condicionada por los últimos vaivenes del turismo, y que de esta manera deberá hacer frente a una competencia avalada de forma oficial.

Y mientras todo esto ocurre, nos seguimos rasgando las vestiduras cada vez que nuestros universitarios (nuestro futuro) tienen que salir fuera para poder estudiar algunas asignaturas cuando la solución tal vez la tengamos delante de nuestras narices, sobre esas piedras milenarias.

 

http://eivissa.wordpress.com/ - El blog de Juan Pacheco

 

Juan Pacheco Tirado...

Dalt Vila...

Eivissa - Ibiza...

Vila...