David Parcerisas - Era un Domingo de Ramos de 1965 cuando visité Ibiza por primera vez

 

Era un Domingo de Ramos de 1965 cuando visité Ibiza por primera vez. A lo largo de estos 40 años he tenido la suerte de vivir algunos años en la isla, volver frecuentemente, tener familia y amigos y en definitiva hacer de Ibiza mi segundo hogar.

El pasado Domingo de Ramos, recién llegado para disfrutar de unos días de descanso, tuve una horrorosa pesadilla. Soñé que los hippies del "flower power" se habían convertido en magnates del "money power" recién llegados de Marbella.

Aquellos ibicencos que destacaban por su tolerancia y respeto hacia los demás estaban a la greña los unos con los otros.

Los amables turistas que permitían el desarrollo económico de la isla, se habían multiplicado por mil y ahora, en mi sueño, eran hordas de bárbaros en un estado etílico lamentable.

Los "llaüts" de vela latina que surcaban las aguas tranquilas de la isla se habían transformado en poderosas y ruidosas "cigarreras" que recordaban las películas de "Miami Vice"

En el lugar que antaño ocuparon "El Delfín Verde", "El Mono Desnudo" y "La Tierra", en mi sueño había ruidosos locales en donde el placer de una larga conversación había sido sustituido por un público preso de rítmicas convulsiones.

Los barrios típicos como la Marina o sa Penya, por donde solía pasear plácidamente, estaban cerrados con rejas por considerarlos las autoridades zonas altamente peligrosas.

Pero mi pesadilla llegó al delirio al no ser capaz de reconocer en mi sueño ni tan siquiera el paisaje de la isla. Autopistas de ocho carriles dividían la isla, la horadaban con túneles y la invadían con pasos elevados. Casas centenarias eran arrasadas y viejos olivos arrancados por potentes máquinas. Algunas parcas vestidas de negro gemían y una familia intentaba proteger una sabina centenaria que daba nombre a su casa payesa.

Afortunadamente me he despertado. Era sólo una pesadilla. Al mirar por la ventana he visto por encima de la muralla el reloj de la catedral con su lema "Ultima Multis" y me he dicho a mí mismo que haré todo lo posible para que la pesadilla no se convierta en realidad.

Eivissa - Ibiza...

Artículos ajenos...