José Manuel Piña  -  Jaume Morey Rebassa, el hombre que cambió a la juventud

 

Diario de Ibiza, 17 de julio de 2009

 

Con él centenares de jóvenes en los años 50 del siglo pasado descubrieron cómo transformar su hiperactividad y su agresividad en elementos positivos para la formación.

 

El padre Morey, a la derecha, en la cima de es Vedrà

Foto cedida por Joan Antoni Torres

 

Jaume Morey Rebassa se convirtió en sacerdote en Ibiza en 1955. Cuatro años después era despedido con inmenso cariño por miles de personas que nunca le olvidaron. Los suyos en la isla fueron años de fuerte impulso a la actividad infantil y juvenil. Nadie sabrá nunca por qué se vió obligado a abandonar la isla, pero muchos le recuerdan aún como el gran impulsor de importantes cambios en el mundo infantil y juvenil ibicenco. Joan Antoni Torres recuerda su trayectoria en un libro que aparecerá en octubre.

 

La trayectoria en Ibiza del que todavía hoy se recuerda como padre Morey marcó fuertemente la vida de centenares de jóvenes que en los años cincuenta del siglo pasado descubrieron cómo transformar su hiperactividad y su agresividad en elementos positivos con los que mejorar su formación. Jaume Morey Rebassa (Mallorca 1926-1992) ejerció entre 1955 y 1959 como vicario en las iglesias de Sant Elm y Santa Cruz, de la que fue también párroco. Impulsó iniciativas como el Club de los Muchachos, un cine al aire libre, la primera Volta a peu a Ibiza y otras muchas que le granjearon el afecto y la fidelidad de muchos niños y adolescentes de aquella época. Sin embargo, y sin motivo conocido, un día fue obligado por el obispo de la época, popularmente conocido como Bisbe Frit, a abandonar sus actividades, provocando una conmoción general que movilizó entonces a miles de ibicencos hasta el aeropuerto de Ibiza, en una manifestación impensable en aquellos tiempos.

Joan Antoni Torres, funcionario del Ayuntamiento de Ibiza, investigador y colaborador de Diario de Ibiza, ha rastreado la vida de aquel sacerdote, que murió hace todavía pocos años en el hospital mallorquín de Son Dureta, con sólo 66 años de edad. Fruto de este trabajo ha nacido un libro sobre la figura del sacerdote, que verá la luz el próximo mes de octubre, publicado por la editorial Mediterrània. «Nunca se sabrá cuáles fueron los motivos que obligaron al padre Morey a marcharse de Ibiza porque la mayoría de los protagonistas de la historia están ya muertos, pero yo creo que fue un hombre que resultaba incómodo para aquella sociedad tan cerrada y tan conservadora como era la Ibiza de entonces», considera Torres.

 

«Un sacerdote muy especial»

Para él, el padre Morey fue «un sacerdote muy especial, con un gran carisma y dotes muy especiales para tratar con los jóvenes». «Hablar sobre los años cincuenta en Ibiza sin hablar sobre él es imposible», asegura el escritor. «La religión le guió siempre y siempre divulgó el amor a Dios», recuerda Joan Antoni Torres, que fue monaguillo con Morey en Santa Cruz cuando contaba sólo nueve años de edad. Hace cinco años y con motivo de una serie de artículos suyos publicados en el Dominical de Diario de Ibiza el investigador comenzó a interesarse de nuevo por la figura del padre Morey y de sus trabajos surgió la idea de escribir el libro, que le ha llevado sólo un mes redactar, aunque también bastantes años de búsqueda de datos.

«Mucha gente le recuerda aún y cuando les hablaba de él a muchos se les humedecían todavía los ojos de la emoción», asegura el escritor. Una hermana del sacerdote ha ayudado mucho a Torres en la elaboración de este libro, que no sólo evoca el paso del sacerdote por Ibiza, sino que repasa también su vida anterior y posterior. «Jaume Morey se marchó de Ibiza con la promesa de que volvería después de asistir a unos ejercicios espirituales, pero se ve que el alboroto que se armó con su marcha impidió ese regreso que nunca se produjo». «El sacerdote prestó servicios como misionero años después en África, donde le pilló la guerra de Lumumba y tuvo que cambiarse de región», evoca Joan Antoni Torres. «Años después, sobre 1989, el padre Morey volvió a Ibiza e incluso pasó largas temporadas en Formentera, pero ya estaba muy enfermo, aquejado de una enfermedad degenerativa de los huesos», lamenta el autor del libro. «Él nos hizo descubrir que no éramos enemigos que debían batirse a pedradas, sino que debíamos competir como rivales en partidos de fútbol y en el cine al aire libre programó películas muy interesantes para la época en que estábamos», sigue recordando Joan Antoni Torres. «Introdujo a la gente joven en las prácticas religiosas», asegura. En su opinión, el Bisbe Frit no fue el responsable de la retirada del padre Morey de Ibiza. «Era un hombre muy conservador y ya estaba muy mayor cuando sucedió todo esto. Yo creo que tenía muy malos consejeros, pero me consta que adoraba al padre Morey», considera. En su libro aporta más detalles sobre esta historia, además de muchas fotografías inéditas.

 

A la venta en octubre

"El pare Morey, el capellà de la joventut d´Ibiza" aparecerá a la venta en octubre, publicado por la editorial Mediterrània. Su autor vivió de cerca los años que el sacerdote residió en Ibiza.

 

Un hombre en 21 capítulos

Para completar su historia sobre el padre Morey, Joan Antoni Torres ha necesitado veintiún capítulos que abarcan desde el marco histórico, social y psicológico de la década de los cincuenta en Ibiza, apartado escrito por Javier Serapio Costa, hasta sus años en África. Para redactarlo se ha valido de multitud de testimonios de personas que le conocieron, de entre los que destacan los de Gabriel Molina Marí, Cristòfol Guerau d'Arellano, Joan Riera Ripoll (Juanito de Ca n'Alfredo), Joan Costa Tur, Víctor Marí Marí, Enrique Ramón Fajarnés, Javier Serapio Costa y Antoni Torres Font. El autor del libro resalta especialmente la colaboración de Javier Serapio Costa, psicólogo especialista en Psicología clínica, psicoterapeuta y experto en psicodiagnóstico. También considera muy importante la de Gabriel Molina Marí, profesor de psicología y diplomado en estudios psicografológicos.

 

Joan Antoni Torres Planells...

Javier Serapio Costa...

Gabriel Molina Marí...

Cristòfol Guerau d'Arellano...

Joan Riera Ripoll (Juanito de Ca n'Alfredo)...

Joan Costa Tur...

Víctor Marí Marí...

Enrique Ramón Fajarnés...

Antoni Torres Font...

José Manuel Piña...

Eivissa - Ibiza...