COLEGIO NOTARIAL DE LAS BALEARES

Numero 126

COPIA DE ESCRITURA
DE
Capítulos Matrimoniales

-----O-----

OTORGADA
POR
Don Miguel Roig y Roig y Maria Ribas y Ribas

En 21 de Junio de 1883

ANTE EL NOTARIO
DON NARCISO PUGET Y SENTI
RESIDENTE EN LA CIUDAD DE IBIZA

Ciento veinte y seis

Capítulos matrimoniales

 

En la ciudad de Ibiza a veinte y uno de Junio de mil ochocientos ochenta y tres; ante mí D. Narcis Puget y Sentí, vecino de la misma, notario de número del Colegio de las Baleares, comparecen Miguel Roig de Antonio y de Catalina Roig, labrador, viudo, mayor de edad y vecino de la parroquia de San Antonio en esta isla y María Ribas de José y de Margarita Ribas, soltera, mayor de edad y de la misma vecindad, a quienes doy fe y conozco, cuyas respectivas cédulas personales exhiben, la del Roig señalada con el numero 144 y la de la Ribas sin número; asegurando y apareciendo ambos estar en el goce de los derechos civiles y después de manifestar no mediar impedimento para otorgar la presente escritura dicen:

Que llegado el caso de realizarse entre ellos el matrimonio que tienen proyectado contraer dentro el término de un mes, quieren que todos los gananciales que durante el mismo adquieran sean divididos entre ellos a razon de tres cuartas partes a favor del marido y la restante cuarta parte a favor de la mujer.

Presente en esta escritura José Ribas y Ribas, labrador, casado, mayor de edad y vecino de la parroquia de San Antonio, padre de la María Ribas contrayente, a quien doy fe conozco, cuya cédula exhibe, dice: que promete entregar en clase de dote a la expresada su hija, ropa y alhajas por valor de cincuenta pesos del país equivalentes a ciento ochenta y ocho pesetas sesenta y ocho céntimos, y el Miguel Roig se obliga firmarle el correspondiente resguardo en los términos y seguridades que se le exijan tan luego de recibir el expresado dote.

El mismo Miguel Roig y Roig dice: que hace donación intervivos reservándose el usufructo de lo donado durante su vida, a favor de los hijos varones que acaso procreare de este matrimonio, de la hacienda titulada “Can Pujol Negre” sita en la parroquia y distrito de San Antonio, compuesta de unas ochocientas diecinueve áreas de tierra de secano con árboles de mediana calidad y unas ciento trece áreas cuarenta centiáreas de inculto con una casa y establos, lindante por Norte con tierras de Bartolomé Torres, por el Este con las de José Ripoll; por Sur con las de Antonio Portas, y por el Oeste con las de Vicente Ferrer. Siendo su valor el de dosmil nueve pesetas. Dicha hacienda la adquirió el donante por permuta con Francisco Ribas y Cardona según escritura autorizada por el notario D. Narciso Puget y Rabell en veinte y siete de Octubre de mil ochocientos setenta y cinco que asegura haber presentado en el Registro de la propiedad para su correspondiente inscripción.

El donante se reserva el derecho de designar el hijo o hijos varones que mejor le parezca para herederos o donatarios, y si muriera sin hacerlo, faculta a su futura consorte la María Ribas para que los pueda designar y para en el caso de morir los dos sin haberlos designado, será el heredero o donatario de dicha hacienda el hijo varón mayor de este matrimonio, quien pagará las correspondientes legítimas a sus hermanos: si no hubiera varones de este matrimonio, hace donación de la mitad de dicha hacienda “Can Pujol Negre” a favor de las hembras del presente por iguales partes, quienes entregarán la otra mitad a las dos hijas del donante María y Esperanza Roig y Ribas también por iguales partes.

La contrayente María Ribas y Ribas, hace donación intervivos, reservándose el usufructo durante su vida, y a favor de los hijos varones de este matrimonio, de la mitad de todos sus bienes presentes y futuros y en caso de no tener varones de éste ni de otro matrimonio, hace las mismas donaciones a favor de las hembras del presente, reservándose en ambos casos el derecho de designar los hijos que mejor les parezca para herederos y donatarios y facultando a Miguel Roig su futuro marido para designarlos caso de que ella hubiera muerto sin hacerlo, y para en el caso de morir ambos sin haberlos designado, desde ahora ya deja nombrado por el heredero o donatario de todos sus bienes al hijo varón mayor y en defecto de varones a la hembra mayor.

Ambos contrayentes se instituyen mutuamente usufructuarios de todos sus respectivos bienes interin (?) se conserven viudos.
Presentes todos aceptaron esta escritura y por los venideros la acepto yo el notario.

Así lo otorgan a presencia de los testigos D. Mariano Cardona y Ferrer y Antonio Tur y Torres de esta vecindad ante los que advertí a los otorgantes que esta escritura no perjudicará a tercero sino desde la fecha de su inscripción en el Registro de la Propiedad y que sin este requisito no será admitida en los Juzgados ni Tribunales sino en la forma y en los casos establecidos en el artículo trescientos noventa y seis de la ley hipotecaria, debiendo presentar a la liquidación del Impuesto hipotecario dentro el término prevenido por la ley; y leída que les fue íntegramente a los otorgantes y testigos, y enterados del derecho que tienen a leerla, la aprobaron, no firmando los otorgantes porque dijeron no saber, hízolo a su ruego el primer testigo de todo lo cual, doy fe

=======Mariano Cardona=====Antonio Tur=======ante mí=========Narciso Puget----------------------------------

Concuerda esta primera copia que libro a requerimiento del Miguel Roig en estos dos pliegos, el primero de la clase sexta y éste de la duodécima con su original que bajo el número ciento veinte y seis obra en un protocolo corriente, quedando anotada esta saca al pie de su matriz. Ibiza día de su otorgamiento.

Narciso Puget

Artículos ajenos...