Rafael Rebolo Gómez - La Armada Cartaginesa

 

5. Operación de las galeras en la antigüedad clásica

 

5.2 Estrategia naval

Como curiosidad cabe destacar el hecho de que popularmente se supone que las acciones navales durante Primera Guerra Púnica fueron de mayor importancia que en la Segunda (Salmon, 1960; Fournie, 2000)

Hay tres razones para esta anomalía:

- El tamaño de las escuadras enfrentadas se encuentra exagerado en la primera guerra (viendo el número de barcos disponibles, figura 22, no hay diferencias notables)

- Las flotas durante la segunda guerra se encontraban dispersas en diversos escenarios.

- Cartago había perdido en parte la iniciativa y espíritu combativo en el mar.

La realidad es que la Segunda Guerra Púnica eclipsó a la Primera tanto en el tamaño de las fuerzas como en el ámbito geográfico donde se desarrolló. La Primera se concentró en las proximidades de Sicilia, con breves escaramuzas en África y Cerdeña. Sin embargo, la Segunda fue un enfrentamiento continuo para obtener el dominio del Mediterráneo occidental desde los Pilares de Hércules hasta el Bósforo.

Cartago comenzó la Primera Guerra Púnica con una reconocida superioridad total en el mar, lo que permitía acometer campañas a gran escala invadiendo territorios bajo control enemigo. Tras las sucesivas derrotas a lo largo de la guerra, cuando se inicia la Segunda Guerra, Cartago sabía que podía aspirar a tener superioridad naval local en áreas del Mediterráneo occidental, pero no general. Esta superioridad local le permitía mantener líneas de comunicación abiertas entre áreas bajo su control, pudiendo por ejemplo mantener la comunicación entre España y la Italia sometida, pero en cambio no le permitió un intento de desembarco en Italia.

 

5.3 Tácticas de combate

Índice...