Ricardo Alós Velert - En memoria del doctor Jesús Novella Llopis

 

El pasado 27 de mayo de 2008 falleció Jesús Novella Llopis, médico, militar y amigo del que suscribe. Ninguna institución ha manifestado públicamente sus condolencias. Yo, que he sido su subalterno como alférez médico y su compañero médico en la Clínica del Rosario durante 18 años me siento en el deber de dedicarle unas palabras a esa gran persona que fue Jesús. En esta ocasión me hago portavoz de la gente de la calle: marujas, obreros, fontaneros, camareros, taxistas, pescadores, soldados... que me preguntan por él cada día. Todo el mundo que conozco, absolutamente todo el mundo, ha tenido unas palabras de recuerdo hacia su persona.

He tenido el gran honor de sustituirle en su consulta en varias ocasiones. Y he tenido la gran satisfacción de darme cuenta de que sus pacientes no sólo iban a su consulta a consultarle como médico, sino que lo que buscaban era esa frase alegre y animosa que curaba más que cualquier otra medicina. En los últimos cinco días el nombre de Jesús Novella ha aparecido en todas las tertulias espontáneas del mercado y de los bares ibicencos. Todo el mundo lo conocía; todo el mundo lo apreciaba, a todo el mundo le ha dolido profundamente su muerte.

Desde estas líneas quiero transmitir a su viuda, Cristina, y a sus hijos Jesús, Juan Pablo y Cristina, el más sentido pésame de la gente de a pie ibicenca.

Como médico, me enorgullezco profundamente de haber tenido un amigo y compañero como vuestro esposo y padre. Ha sido un honor el trabajar con él.

 

Eivissa - Ibiza...

Vila...

Salud y medicina...